Por Catalina Mena
Arte moderno en Chiloé

El Museo de Arte Moderno de Chiloé (MAM) cumple 27 años de existencia. Sobrevivencia, debería decirse, pues nunca han tenido financiamiento estable y sus gestores jamás han recibido sueldo. Considerada una obra arquitectónica que rescata el patrimonio de la isla, en este museo han convertido la precariedad en garantía de independencia: no le deben nada a nadie y, por eso mismo, hacen lo que quieren. Hasta el 15 de marzo celebran su aniversario con dos muestras colectivas y la inauguración de una escultura monumental en el parque, además de música y cine.

La tensión de los enamorados

El destacado fotógrafo chileno Jorge Brantmayer siempre está tomando fotos de parejas para su archivo personal. Con disparos rápidos para no ser advertido, su cámara captura a los enamorados en situaciones íntimas en medio de la calle, pues le interesa esa tensión que se produce en los paparazzeados quienes, a pesar de estar en un espacio público, sostienen una suerte de clandestinidad. En www.paula.cl se despliega un álbum con esas imágenes.

Por Catalina Mena
La pasión según Brantmayer

Hace poco el Museo Nacional de Bellas Artes compró parte de la obra del fotógrafo chileno Jorge Brantmayer, quien, además, pronto exhibirá en el Art Museum of the Americas, en Washington. Pero, paralelo a sus constantes muestras, el artista siempre está tomando fotos para su archivo personal. Uno de los temas que más registra son las parejas. “Cuando reviso esas imágenes pienso que la pasión amorosa es mucho más sufriente que feliz”, dice.

Por Catalina Mena
El arrojo de Javier Tapia

Antes de realizar una instalación en una ciudad, el chileno Javier Tapia (38) se traslada a vivir allí por un tiempo para investigar y recolectar toda clase de fetiches que hablen del lugar. Residente en Copenhague y todavía poco conocido en Chile, este artista, dibujante y escultor ha ganado presencia en Europa del Norte y Estados Unidos. A fines de este año realizará, junto al artista danés Peter Bonde, una gran instalación en el Museo Nacional de Bellas Artes.

Por Catalina Mena
Isidora Correa: Lo que ocultan las cosas

Bajo la obsesiva curiosidad de Isidora Correa (37) los objetos más ordinarios del mundo se revelan como fenómenos sofisticados y complejos. Platos en desuso, muebles viejos, adornos o piedras: la artista recolecta cosas, las investiga, las transforma, las clasifica y, finalmente, las reagrupa en impecables montajes, donde adquieren nuevos significados. En febrero, una de sus obras se exhibirá en la destacada Feria Zona Maco, de México, llevada por la Galería Patricia Ready.