Auténtica

Belleza

Auténtica

Por María Paz Maldonado O. Maquillaje Rosario Valenzuela PRODUCCIÓN Fernanda Zamora FOTOS Juan Pablo Sierra MODELO Quena O’Ryan, de WLM ASISTENTE DE MAQUILLAJE Antonia Baeza

Ante el boom de la cosmética antiedad, la make-up artist Rosario Valenzuela propone 4 maquillajes pro edad, reales y honestos, que sacan a relucir lo mejor de las pieles maduras. Lejos de lo clásico -y a veces aburrido-, acá la premisa es arriesgar y demostrar que en el maquillaje la tendencia más importante es ser fiel con uno mismo.

Moderna

Sobre la piel natural, la maquilladora aplicó una sombra mate en color hueso y marcó la profundidad de los ojos con una sombra oscura. Además hizo un delineado negro y resaltó las pestañas con máscara negra. La boca se pintó con el dedo para darle un efecto teñido: “La idea es que dé color, pero que no endurezca”, describe. En los pómulos utilizó un iluminador blanco y el pelo ‘wet’ se logró con un gel, utilizíy se peinó hacia atrás para sumar frescura y despejar el rostro.

Natural

La piel natural encuentra su equilibrio con un maquillaje de ojos más jugado, perfecto para la noche. En los ojos la maquilladora hizo una línea blanca con pigmentos mezclados con agua, que en contraste con las pestañas negras abre la mirada. También se usó un labial cremoso en tono rosa nude. Las cejas se peinaron muy bien y se les puso un fijador. El pelo suelto, con maxiondas, da un efecto natural y fresco al look.

Sofisticada

El foco de este maquillaje está en los ojos, con un smokey eyes en colores tierra, con una textura brillante en el párpado móvil y mate en la cuenca, para marcar la profundidad. “El difuminado en estos tonos endurece menos, por eso es recomendable para mujeres mayores”, comenta Rosario. La boca solo va hidratada con un bálsamo mate, que saca a relucir el color natural de los labios. En los pómulos se aplicó un iluminador bronce en crema, y el pelo va recogido con un tomate de bailarina para despejar el cuello.

Romántica

La piel va muy natural, con una base traslúcida. “Esto se logra preparando muy bien la piel con un buen hidratante, un ‘primer’ matificante y una base ligera o aclarada con serum u otro producto”, explica Rosario. En los ojos usó sombra en crema color rosa, y en los pómulos se aplicó también un rubor mate en rosa. Los labios siguieron la paleta romántica, pero en un tono más fuerte. “En pieles maduras la boca nunca se debe maquillar hasta las comisuras, sobre todo del labio superior, para que no haga el efecto de boca triste”, advierte.

Seguir leyendo