*
4 mayo, 2017
orla

Cambio de giro a los 40, éxito a los 50

La norteamericana Amanda Demme tenía una destacada carrera como productora musical y de eventos cuando a los 44 años la vida la golpeó, tomó una cámara de fotos y no la soltó más. A los 51 es una firma imprescindible de New York Magazine y de Vanity Fair.

Por Alejandra Cuevas


Paula 1225. Sábado 6 de mayo de 2017. Especial Belleza.

Nada en la vida de Amanda Demme hacía suponer que se dedicaría a la fotografía. En el movido Nueva York de los 80 fue representante de bandas underground de hip hop, durante los 90 representó y grabó a artistas como Cypress Hill, Incubus y Korn, y ya en los 2000, instalada en Los Angeles, se convirtió en una reconocida productora de eventos de la ciudad.
La repentina muerte de su marido en 2002 fue el primer motivo por el que Demme comenzó a cambiar sus intereses y a buscar nuevas formas de expresión que la ayudaran a sobrellevar la pérdida. En 2010 dejó la producción de eventos y comenzó a explorar en la fotografía donde, según ha contado en varias entrevistas, encontró una nueva vida, más introspectiva y calma.

Hace unos días, en su Instagram @amandademme, la fotógrafa adelantó su nuevo golpe: una campaña para Gucci.

Hace unos días, en su Instagram @amandademme, la fotógrafa adelantó su nuevo golpe: una campaña para Gucci.

Los retratos dieron carne a su primera muestra en 2013, con fotografías hechas a sus amigos los actores Casey Affleck (Manchester by the Sea) y Patricia Arquette (Boyhood), entre otros, frente a los cuales los medios especializados cerraron filas con buenos comentarios. “Emocional, oscuro e incluso cinematográfico”, escribió Los Angeles Times. 

Portada de julio de 2015 conceptualizada y fotografiada por Demme

Portada de julio de 2015 conceptualizada y fotografiada por Demme

El trabajo de Demme, cargado al retrato de personalidades del cine y de la música, se aleja del glamour obvio e indaga en el misterio de las emociones y la nostalgia a través de un cuidado uso de luces y sombras, el vestuario simple y hasta recatado, y la presencia de objetos que ha ido coleccionando durante su vida.

Sin-título-2

Dos retratos que sintetizan el interés de Demme hacia las mujeres talentosas y potentes, fotografiadas de tal forma que expresen sus propios misterios. Arriba, la actriz británica Charlotte Rampling (71). Abajo, la actriz australiana Cate Blanchett (47).

En 2015, a punto de cumplir los 49, conceptualizó y fotografió la premiada portada de New York Magazine que ilustraba el reportaje “Cosby, the Women” sobre las 35 víctimas de abuso sexual cometidos por el actor Bill Cosby. La pieza le valió el reconocimiento definitivo del mundo editorial. Hoy publica, además, en Vanity Fair y Variety, y transita libre entre el retrato, la fotografía de moda y objetos, y proyectos experimentales. Más de su trabajo en http://amandademme.com

Etiquetas: ,

Deja tu comentario