*
20 abril, 2016
orla

El cuidado del escote

Las pechugas son las que más sufren el embate del tiempo, el peso, el sol y la alimentación. Aquí, paso a paso lo que les sucede en cada etapa y cómo prevenir, y también curar.

Por Valentina Rodríguez / Ilustraciones: Pablo Farías


Paula 1198, Especial Madres. Sábado 23 de abril de 2016.

Es de las partes del cuerpo que más obsesiona a las mujeres, pero por lejos la que más estragos sufre por la gravedad y el paso del tiempo. Las pechugas o mamas inevitablemente se achican y pierden consistencia con el paso de los años. Casi como por una condena (o por la ley de la biología), les pasa algo muy similar a una uva que se convierte en una pasa.

Esto ocurre porque el cuerpo va perdiendo tejido adiposo a lo largo de su vida y las mamas son casi en un 50% pura grasa. Además, como no contienen tejido muscular no pueden entrenarse para darles más volumen, endurecerlas, ni levantarlas como sí ocurre con el glúteo, por ejemplo.

He ahí la razón por la que una mujer de 30 años, que aún no ha sido madre, se para frente al espejo y se pregunta: ¿por qué tengo menos pechugas que a los 20 si no he bajado de peso? La respuesta es simplemente porque estas tienen menos volumen graso que hace 10 años. La culpa es del tiempo. A esto hay que sumarle los estragos que dejan los cambios hormonales, embarazos y lactancia, los cambios bruscos de peso y un estudio de la Universidad de California (UCLA) que concluyó que el tejido de las mamas envejece más rápido –de dos a tres años más– que cualquier otra parte del cuerpo. Mientras los cirujanos plásticos ven en el implante de silicona la única solución para hacerle frente a esta realidad y los dermatólogos abogan por los avances de la medicina estética, ambos concuerdan en que lo importante es ser conscientes de la naturaleza de las mamas para darles mayores cuidados desde temprana edad y buscar opciones para prevenir y reducir daños.

MILTMP32370505

De izquierda a derecha:
1- 18 años:
Entre los 18 y 24 años la mama está en su esplendor. Máximo volumen y turgencia. Complejo areola-pezón se proyecta levemente hacia arriba.
Estrías: Principal motivo de consulta en la adolescencia. Aparecen debido a cambios hormonales, de peso y ejercicio físico brusco. En otras etapas de la vida por embarazos, también por dietas restrictivas en proteínas y por uso de corticoides vía oral.

Tratamientos: cuando las estrías son nuevas (de color rojizo) los dermatólogos recomiendan el uso de luz intensa pulsada (2-3 sesiones, desde $100.000 la sesión) que reduce apariencia y el color. En las de más larga data (blancas) hay que optar por los láseres fraccionados CO² y Erbium: Glass (2 sesiones, desde $ 400.000 la sesión). Tecnologías disponibles en clínicas dermatológicas como SkinMed, Vitaclinic, Dermacross y Orlandi.

El uso de un buen sostén desde la pubertad es clave: hay que eliminar el strapless del clóset y usar diariamente los de horma gruesa que cubren toda la mama, con barba dura en el inferior y tirantes firmes.

2- 25-30 años:
Comienza a atrofiarse el tejido graso de la mama en el polo superior generando una especie de “resbalín”. El complejo areola-pezón se proyecta hacia el frente, paralelo al suelo.

3- 35-45 años: empieza el descenso de la mama completa, es decir aumenta alrededor de 2 cm la distancia entre la horquilla esternal –inicio de las clavículas– y el complejo areola-pezón, este último comienza a inclinarse levemente hacia abajo.
Flacidez: Se hace notoria alrededor de los 35 años. Es más avanzada en mujeres que han tenido embarazos, fluctuaciones de peso y durante la menopausia.

Tratamientos: según Sandra Hernández, cirujana especialista en medicina estética de SkiMed, lo último y más efectivo en tecnología para la flacidez es la radiofrecuencia monopolar y el ultrasonido focalizado de alta potencia (desde $ 800.000 la sesión en ambas). Son exclusivas de uso médico y generan efecto de levantamiento y compactación de la piel. Ojo, estas tecnologías son usadas en el área del escote y parte más externa de la mama. Tecnologías disponibles en clínicas Las Condes, Alemana, SkinMed y Biomer. Para flacidez leve, Hernández recomienda las radiofrecuencias capacitivas y resistivas como Venus Concept, Accent, New Midas que a través de calor estimulan la producción de colágeno.

4- 45-55+ años: pérdida del tejido graso en el polo inferior de la mama por lo que comienza a girarse hacia abajo. El complejo areola-pezón apunta más hacia abajo y la mama toma una forma más aplanada debido a la pérdida de volumen.
Fotoenvejecimiento: con la edad y por el abuso de sol aparece el fotoenvejecimiento cutáneo que incluye vasos sanguíneos y manchas solares. Para prevenirlas, lo más importante es el uso del bloqueador solar cuyos precursores bioquímicos también ayudan a reparar la piel, y el uso de despigmentantes en cremas con principios activos como hidroquinona, cromabrigth, ácido kójico y arbutin que deben ser usados bajo supervisión médica.

Tratamientos: para eliminar manchas vasculares, el dermatólogo Walter Gubelin recomienda usar, durante el otoño o invierno, el láser Yag de pulso ancho (1-4 sesiones, desde
$ 250.000), y para manchas solares de todo tipo y tamaño, el láser nd-Yag pulsado de dos longitudes de onda (1-4 sesiones, desde $ 200.000). Tecnología disponible en clínicas como Orlandi, Skin Med y Rejuvenece.

Entrenamiento
Como la mama no contiene tejido muscular, solo se puede trabajar el pectoral que ayuda a dar firmeza a la zona. José Gómez, entrenador del centro deportivo Motion (www.motioncenter.cl), además de ser profesor de Educación Física y máster en Entrenamiento y Nutrición de la Universidad Europea de Madrid, es el personal trainer de Carolina de Moras, Vesta Lugg y Lucila Vit, entre otras. Con sus 6 años de experiencia entrenando a mujeres asegura que estos son los tres ejercicios infalibles para obtener resultados en la delantera:

1. Push Ups con bandas en suspensión.
MILTMP32365792
Clave: mantener tronco y abdomen firme al momento de descender flexionando codos, extender con fuerza.

2. Aperturas mancuernas.
MILTMP32365790
Clave: con una leve flexión de codos abrir los brazos lentamente con las mancuernas hasta sentir que los pectorales se estiran. Volver de forma controlada.

3. Press con Barra:
MILTMP32372918
Clave: flexionar los codos hasta que la barra toque el pecho y extender lentamente.

Ningún deporte de impacto es beneficioso para esta zona. Se recomienda la práctica de natación, pilates y yoga, e incluir una rutina de ejercicios para fortalecer los pectorales.

Instrucciones del entrenador
• Para cada ejercicio realizar 3 series de 10-15 repeticiones, con 1 minuto de descanso.
• Ejecutar la rutina solo 3 veces por semana alternando con un día de descanso.
• Mientras más largos y lentos los rangos de movimientos, más efectivos son.

Cuando hay mucho busto: ningún deporte de impacto es beneficioso para esta zona. Se recomienda la práctica de natación, pilates o yoga, e incluir ejercicios para los pectorales.
Cuando hay poco busto: las rutinas deportivas aeróbicas con alta quema de calorías siempre disminuyen volumen de las mamas. En estos casos, conviene crear una rutina de ejercicios localizados que incluya la zona pectoral.
Las runners: deben usar los vendajes para deportistas kinesiotape bajo el peto deportivo ($ 3.400 las tres tiras en www.kttape.cl). Se deben pegar a la piel por debajo de la mama hasta la zona dorsal levantando la mama. Esto elimina el movimiento que las traumatiza. Si no, es recomendable usar un sostén con horma bajo el peto deportivo. Nunca usar solo peto.

Para el dermatólogo especialista en medicina estética Víctor Hugo Correa, de Vitaclinic, el aumento de mamas con grasa y células madre de la propia paciente llegó para reemplazar a la cirugía de implantes de silicona.

Cremas
Deben ser a base de principios activos como el ácido retinoico, ácido glicólico, colágeno, elastina o aceites de rosa mosqueta, de almendra o de emú. A la hora de aplicarlas, los especialistas coinciden en que la clave está en estimular la piel de la mama para generar fibra elástica y colágeno. Esto se logra pellizcando suavemente la piel de la mama y cuando está más colorada es cuando se debe aplicar la crema o aceite.

Recomendados: Eucerin Crema antiestrías, $ 11.490; Eucerin Aceite antiestrías, $12.990; gel en crema Biovergetures para las estrías de Biotherm, $ 29.990; Bust Beauty Extra Lift de Clarins levanta y reafirma, $ 40.900; Maam reafirmante de mama, cuello y escote, $16.690.

Aumento sin silicona
Para el dermatólogo especialista en medicina estética Víctor Hugo Correa, de Vitaclinic, el aumento de mamas con grasa y células madre de la propia paciente llegó para reemplazar a la cirugía de implantes de silicona, la que según él se encuentra en retirada por ser altamente invasiva y por sus resultados poco naturales. Tras una pasantía en Estados Unidos en 2013, Correa aprendió la técnica específica creada por el cirujano plástico Roger Khouri (aprobada en 2012 en la reunión anual de la Asociación de Cirugía Plástica de Estados Unidos), la que importó a Chile, y que hasta hoy es el único que la realiza en el país. “Esto es el futuro, ya nadie quiere andar con plástico dentro del cuerpo”, dice.

Sin uso de bisturí, solo con anestesia local, en menos de cinco horas y con una rápida recuperación, la paciente se va a su casa con unas mamas naturales, al menos una talla más grande de las que tenía y con el beneficio secundario de una mini liposucción en muslos, glúteos y/o estómago que se realiza para la obtención de la grasa.

Cómo funciona: en la primera consulta se le entrega a la paciente una suerte de sostén más rígido, llamado Brava System, que es un expansor de la piel, que se usa por las noches durante cuatro semanas para obtener el espacio necesario en las mamas antes del procedimiento. Cumplido ese plazo se procede a hacer una mini liposucción muy suave, con microcánulas a baja intensidad de aspiración, en las zonas que lo requiera la paciente. La grasa extraída va siendo concentrada y filtrada para obtener las células madre que son las que van a mantener el volumen de la mama en el tiempo. Luego esa grasa (entre 150 y 250 cc por mama) se reinyecta en la zona con una aguja muy fina y en pequeñas dosis de 3 cc. Del total inyectado, se pierde un 30% durante el primer año, pérdida que se contabiliza desde el comienzo del tratamiento para lograr el volumen deseado.
Resultados: una mama con consistencia y movimiento natural. Más turgente y elástica debido a que las células madre aumentan la vascularización de la zona mejorando la calidad de la piel. Además, Correa asegura que es una mama que responde mejor a la lactancia porque se retrae con mayor facilidad.
Requisitos: solo para mujeres cuyo complejo areola-pezón mira hacia el frente, paralelo al suelo o ligeramente hacia abajo. No apto para mamas ptósicas (o muy caídas). Muy requerido por mujeres que quieren corregir asimetrías de sus mamas (una más grande que la otra), y por las que quieren deshacerse de implantes de silicona.
Cuánto: $ 6.000.000.
Dónde: Vitaclinic, Avenida Presidente Kennedy 5735, www.vitaclinic.cl

Un mes después de finalizada la lactancia, la piel de la mama debería comenzar a recogerse y a apretarse. Si esto no ocurre, es recomendable hacer uso de radiofrecuencia para combatir a tiempo la flacidez y ayudar a la piel a contraerse.

En el embarazo
MILTMP32398300

En este periodo, y durante la lactancia, las mamas ganan volumen por aumento del tejido mamario y porque la leche baja, no por aumento de tejido graso. Por eso cuando se termina la lactancia se achican y generalmente hay un porcentaje de grasa que se pierde, razón por la que las mamas casi siempre quedan más pequeñas después de amamantar. Los dermatólogos recomiendan ser estrictas en las rutinas de cremas, deporte y nutrición para evitar las estrías y flacidez.

Cómo prepararlas antes, durante y después del embarazo:
1. Controlar el aumento de peso. Nunca superar los 11 kilos.
2. Actividad física sobre todo después del primer trimestre para mantener buen tono muscular: disminuye probabilidades de estrías.
3. Humectar en exceso la zona de la mama de mañana y de noche.
4. En la ducha pasar suavemente un cepillo de dientes de cerdas suaves sobre el pezón para que se vaya engrosando de manera uniforme y así evitar grietas y deformaciones de la areola al amamantar.
5. Para el cuidado de los pezones usar gel o crema con lanolina tópica que calma y cicatriza a la vez. Cuando es mucho el dolor, usar pezoneras de silicona.
6. El riesgo de que las estrías aparezcan sigue latente hasta el quinto mes de lactancia, por lo que no se puede descuidar la zona hasta ese periodo.
7. Un mes después de finalizada la lactancia, la piel de la mama debería comenzar a recogerse y a apretarse. Si esto no ocurre, es recomendable hacer uso de radiofrecuencia para combatir a tiempo la flacidez y ayudar a la piel a contraerse lo máximo posible en este periodo.

Matrona a domicilio
La matrona Catalina Verdugo (www.mamactiva.cl) hace una clínica de lactancia donde enseña técnicas de cuidado de las mamas, desde cómo preparar los pezones hasta cómo evitar y tratar la mastitis. $ 35.000, reservas en info@mamactiva.cl

Deja tu comentario