Cuidar el cuerpo en verano

Belleza

Cuidar el cuerpo en verano

Por Almendra Arcaya y Bárbara Riedemann / Fotografía: Archivo revista Paula / Ilustración: Camila Crossa.

La piel se reseca y pierde vitalidad al estar en constante contacto con los rayos UV, la sal del mar, la arena, el agua y el cloro. ¿Cómo actúan estas? ¿Cómo combatirlas?

Paula. 1191. 16 de enero 2016.

La piel se reseca y pierde vitalidad al estar en constante contacto con los rayos UV, la sal del mar, la arena, el agua y el cloro. ¿Cómo actúan estas? ¿Cómo combatirlas?

PROBLEMA Y SOLUCIÓN

Los rayos UV: además de su efecto cancerígeno, en el corto plazo queman y resecan la piel, dejándola agrietada, envejecida y manchada. Sin embargo, la exposición al sol es necesaria para sintetizar vitamina D, que ayuda a la salud ósea. Para hacerlo de forma segura, se recomienda tomar sol antes de las diez de la mañana y después de las cuatro de la tarde, sin necesidad de fotoprotección por hasta media hora, con excepción de pieles muy blancas y de quienes tienen sobre cien lunares en el cuerpo. El resto del día, la recomendación es aplicar factor 30 o más cada media hora.

El cloro y la sal: las grandes concentraciones de estos elementos en la piscina y en el mar pueden generar inflamaciones en pieles sensibles y resecarlas al momento de exponerse al sol. Esto se agudiza cuando el bloqueador es aplicado sin enjuagar previamente el cuerpo, generando un efecto sellante de la capa de cloro y sal en la piel. Para evitar reacciones alérgicas y resequedad se recomienda enjuagar el cuerpo, aplicar agua termal y luego protector.

cuidar el cuerpo en verano 2

La arena: el contacto directo de los pies con la arena genera una microdermoabrasión natural (proceso de pulido que estimula y exfolia, removiendo capas superficiales y renovando las células), dejando la piel lisa y suave, pero aumentando los riesgos de quemaduras en la zona del empeine y plantas. Además, los microcomponentes de la arena son capaces de absorber de un 20 a un 30% de los rayos UV, reflejándolos (al igual que en el agua) y afectando directamente la piel. Para evitar sus efectos negativos, se recomienda siempre usar calzado hasta llegar al agua o la arena húmeda y, aun cuando se esté bajo un quitasol, preferir recostarse de espalda –o en posturas horizontales similares– por sobre posturas verticales que forman un ángulo menor o igual a 90 grados con la arena y que reflejan los rayos UV en la piel.

El agua: durante el verano la piel se moja en exceso y, al contrario de lo que se piensa, esto la reseca. Además, el uso de aceites y bronceadores de fórmula pesada cierran los poros, acumulando impurezas como granos y puntos negros. Para evitar estos efectos lo mejor es exfoliar la piel al menos una vez a la semana e hidratarla todos los días.

Los microcomponentes de la arena absorben entre 20 y 30% de los rayos UV, reflejándolos y afectando directamente la piel. Por eso, lo mejor es adoptar una posición horizontal, por sobre posturas verticales que forman un ángulo menor o igual a 90° con la arena y que reflejan los nocivos rayos UV en la piel.

4 recomendados

1- Combatir los radicales libres y despigmentar: con dos tipos de vitamina E, que potencian el efecto antioxidante y antiage, el Corpus Paradoxe Body Oil, de Beauté Pacifique, es un aceite corporal que se aplica todos los días, después de la ducha. Tiene Resveratrol y la Procianidina, dos activos que prolongan la vida de las células. $ 50.000 en farmacia Hergofar, Málaga 115, loc 2, Las Condes.
cuidar el cuerpo en verano 3

2- Proteger de los rayos UV: Sun Fresh Wet Skin FPS 50+, de Neutrogena, es de rápida absorción y viene en formato spray que permite una aplicación pareja. $10.990 en farmacias.
cuidar el cuerpo en verano 4

3- Hidratar el cuerpo y los pies: a base de leche de coco y extracto de orquídea es la crema hidratante en spray de St. Ives. $ 5.990 en farmacias.
cuidar el cuerpo en verano 5

4- Tonalizar: el hidratante tonalizante Tododía Frutas Tropicales, de Natura, está formulado con frutos que mantienen la hidratación de la piel. $ 5.900, contactar consultora al 800 11 55 66.
cuidar el cuerpo en verano 6

Ojo con las estrías y el sol
Blancas, rojas, con o sin relieve, las zonas de la piel con cicatrices y estrías resaltan aún más con la exposición al sol. Esto ocurre porque esa zona carece de melanina (células de pigmentación), por lo tanto, al no broncearse, se oscurecen sus bordes, visibilizándose sobre todo en pieles más oscuras. Se recomienda usar constantemente protector 30, trajes de baño de pieza entera –para aquellas estrías producto de la maternidad– y tela de papel micropore (tela adhesiva color piel) sobre la zona cuando las cicatrices o estrías se encuentran concentradas en un mismo lugar.

*Para la elaboración de este artículo fueron consultados los dermatólogos Jorge Larrondo, de Clínica Alemana, y Víctor Hugo Correa, quien además es director médico de Vitaclinic.

Seguir leyendo