*
14 diciembre, 2016
orla

Digital Détox

La desintoxicación digital no es una cruzada en contra de la tecnología, más bien es una alarma sobre el daño que provoca estar siempre conectados. Panorama que ha generado una tendencia –en Estados Unidos y Europa– donde hoteles, bares y oficinas exigen dejar fuera cualquier aparato tecnológico. Aquí, datos para lograr esa desconexión.

Por María José Salas


Paula 1215. Sábado 17 de diciembre de 2016.

Cuatro cambios
La siquiatra Javiera Mayor, de la Clínica Las Condes, comparte pequeñas pero útiles acciones para la vida diaria:
1. En las mañanas: “La mayoría de las personas lo primero que hacen al despertar es tomar el celular que está en el velador. Es recomendable dormir con el celular lejos de la vista y usar un reloj clásico como alarma. Cuando se despierta, darse el tiempo necesario para preparar el desayuno, leer el diario, ducharse, vestirse y revisar el celular solo antes de salir”.

2. En el trabajo: según un estudio norteamericano, un tercio de los trabajadores estadounidenses almuerza en su escritorios para poder revisar redes sociales, costumbre que genera estrés y aislamiento. “ Es bueno desactivar las notificaciones mientras trabajas; crear horarios para responder temas de trabajo; suspender los aparatos tecnológicos durante el almuerzo; jamás almorzar en el escritorio y programar vacaciones libres de tecnología. O sea, darse la libertad de no estar conectado”, dice Mayor.

3. En las tardes: “Caminar, antes de que anochezca, 30 minutos libremente por la ciudad, sin celular. La desconexión que provoca es sorprendente”.

4. En la noche: para que el cerebro descanse hay que bajar las revoluciones y eso se logra programando el sueño. “40 minutos antes de ir a dormir hay que suspender el uso de cualquier pantalla porque el efecto neurológico que provoca es un sentimiento falso de descanso. En vez de eso, se recomienda leer o meditar”.

Dos aplicaciones
QualityTime y FaceUp: ambas App realizan un análisis detallado del uso del celular que permite, a largo plazo, controlar el comportamiento y crear restricciones en la persona, como por ejemplo, alertas que se activan al llegar a un límite de uso y que invitan a descansar. Disponibles para iPhone y Android.

El libro estrella
Éxito de ventas en Estados Unidos ha sido en los últimos tres años el libro The Digital Diet, de Daniel Sieberg, quien entrega de manera simple y didáctica cuatro pasos para recuperar el control y el enfoque de la vida real, como hacer consciente hasta qué nivel la tecnología ha abrumado nuestras vidas; volver a conectarse con relaciones destruidas y aprender a vivir con la tecnología de manera saludable, optimizando el tiempo que le dedicamos. US$14 en Amazon.com

Un campamento
“Desconectarse para reconectarse” es el eslogan del sitio web de la organización Digital Détox, que lidera Levin Felix, un ex Sillicon Valley, quien luego de una experiencia cercana a la muerte decidió replantear su vida y alejarse de la tecnología. Creó un campamento llamado Libre de Dispositivos donde, a través de conversaciones con sicólogos, clases de yoga, arte y manualidades, logra desconectar a personas adictas a la tecnología. www.digitaldetox.org

Deja tu comentario