La dieta paleo
pl1133 la dieta paleo

Belleza

La dieta paleo

Por Cecilia di Genaro

El mito de que la carne es veneno y que solo los vegetales, cereales y semillas son la clave de una buena alimentación viene cayendo a toda velocidad. Un nuevo dogma se instala en el universo de las tendencias dietéticas: la paleoalimentación.

Paula 1133. Sábado 26 de octubre 2013.

El mito de que la carne es veneno y que solo los vegetales, cereales y semillas son la clave de una buena alimentación viene cayendo a toda velocidad. Un nuevo dogma se instala en el universo de las tendencias dietéticas: la paleoalimentación.

La dieta paleo consiste en incluir aquellos alimentos que conformaban la pirámide alimenticia del hombre Paleolítico, un hombre cazador/recolector con una vida nómade que, para obtener sus nutrientes, se alimentaba a base de carnes, pescados, frutas, frutos secos, verduras, huevos, algas y tubérculos. En otras palabras, la dieta paleo mira con excelentes ojos una carne al horno con papas –este tubérculo es uno de los principales carbohidratos permitidos–, una ensalada de mariscos o un wok de verduras.

Si bien el primer boom de esta tendencia se registró en la década del 70 de la mano del gastroenterólogo Walter L. Voegtlin, quien popularizó el sistema con su libro La dieta en la Edad de Piedra, hoy el gurú de la tendencia es el doctor y académico del Departamento de Salud y Ciencias de la Universidad Estatal de Colorado, Estados Unidos, Loren Cordain. “Este tipo de alimentación es perfecta para el hombre porque es la que nuestro cuerpo aprendió y adaptó genéticamente”, explica en el último de sus best sellers, The paleo answer (La respuesta paleo, US $ 17 en www.amazon.com).

En una entrevista reciente en el New York Times, Cordain explicó que “la dieta Paleo no es una ‘dieta’ per se, sino un plan de vida saludable que reduce el riesgo de enfermedades”. El experto sostiene que muchas de las afecciones crónicas típicas de la población occidental existen desde que la agricultura se convirtió en la piedra basal de su nutrición. “Lácteos, granos, legumbres, sal, azúcares refinados y aceites procesados son una bomba de tiempo que al explotar pueden derivar en enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad e incluso acné, entre otros males aparejados a la dieta moderna”, asegura.

Tendencia en Buenos Aires
Como Sapiens es el único restorán argentino de comida paleo, creado hace unos meses por el economista Lucas Llach. Se trata de un piso escondido y a puertas cerradas en el barrio de Recoleta al que solo se puede acceder mediante reservas (comosapiens@gmail.com). ¿La particularidad? Además de su menú, las mesas son en su mayoría para compartir con otros comensales. Se puede consultar la carta en como-sapiens.com.

Literatura paleo
Cinco son los libros de Cordain: The paleo diet, The paleo diet for athletes, The dietary cure for acne, The paleo diet cookbook y The paleo answer. Todos ellos se consiguen en www.amazon.com.

Seguir leyendo