La invitada: María Luisa Godoy

Belleza

La invitada: María Luisa Godoy

Por Bárbara Riedemann y Carla Alonso / Fotografía: Alejandro Araya

Apenas le alcanza la energía entre el matinal Muy Buenos días (TVN), sus tres hijas chicas y el mal dormir, pero de todas formas la periodista y conductora (38) se las arregla para ir al gimnasio y mantenerse activa. Aquí, su rutina de belleza y bienestar.

Sin dietas

“Nunca me ha resultado hacer una dieta porque si la parto me da más hambre. Lo que sí me resulta es nunca saltarme una comida y comer bien en cada una de ellas. Ahora, con el matinal, por primera vez estoy más desordenada porque almuerzo como a las 4 de la tarde. Pero creo que el cuerpo es sabio y te pide lo que necesitas, así que no me privo de comer lo que quiera, pero sin excederme”.

Mis comidas

“Parto la mañana con un jugo de naranja que tomo en mi casa. Después llego al canal a tomar un par de cafés de grano con dos sacarinas, que corto con leche descremada y a los que añado dos sacarinas. Los acompaño con un pan integral con palta. Más tarde, como una ensalada de fruta, y cuando termina el matinal, me tomo un yogurt light con avena y fruta. Después llego a almorzar a mi casa, tarde. Ahí en general como proteínas con carbohidratos: pollo con arroz, carne con tallarines, legumbres o lo que toque ese día. Siempre con una ensalada y con una fruta de postre. Ahora me estoy saltando la hora del té porque estoy recién almorzado en mi casa a esa hora. En la noche repito lo mismo que en el almuerzo y siempre al final me tomo una agüita caliente de limón. No sé cuánta agua tomo, pero creo que harta porque todas las comidas las acompaño con agua y es lo único que me quita la sed”.

Cuerpo activo

“Siempre he sido muy deportista y, en general, entrenaba todos los días hasta que tuve a mi segunda guagua. Ahí lo reduje a dos veces a la semana. Pero desde que entré al matinal (poco más de un año) y tuve a mi tercera hija, dejé de hacer deporte porque no me da la energía. Antes, corría casi todos los días 10k, desde Santa María hasta el Parque Bicentenario, ida y vuelta. Ahora, esa energía siento que se me va entre las niñitas y el trabajo, pero igual voy al gimnasio una hora, dos veces a la semana”.

Sérum para hidratar la piel

“Uso productos de la marca de cosmética nacional Tessa. Cada mañana me limpio la cara con la loción micelar de lavanda. Después me pongo Vitamin C Mist, un tónico que tiene rosa damascena orgánica (un arosa muy exclusiva, de Bulgaria), aloe vera orgánico y vitamina C. Es hidratante y tiene un olor exquisito. Después, me pongo el Luxury Oil: unas gotas anti-aging que se aplican sobre la piel húmeda. Lo esparzo bien en la cara y cuello y termino con factor solar 50. Desde que uso Luxury Oil, nunca más usé crema hidratante porque no es necesario. El sérum tiene un efecto inmediato dejando la piel más firme, hidratada e iluminada. También me hago radiofrecuencia facial en Tempo Spa. www.tempospa.cl.

En el pelo uso la línea Resistance de Kérastase, ideal para pelos maltratados por los peinados”.

Para dormir 

“Pongo la cabeza en la almohada y me quedo dormida altiro, aunque no logro acostarme hasta la medianoche. Tengo asumido que esta es una etapa en que duermo poco y mal porque tengo tres niñitas de 4, 3 y 1 año. Entonces me despierto varias veces en la noche y al otro día igual tengo que levantarme a las 6 de la mañana”.

Lectura para crecer

“De qué hablo cuando hablo de correr de Haruki Murakami. Amé el libro. Es un ejemplo de vida, porque ya sea en el trote como en la vida en general, no te puedes dar por vencido, no  importa la dificultad, lo que te duela el cuerpo, lo cansado que estés, lo mal que te sientes, tienes que seguir adelante y llegar a una meta. Esa perseverancia te sirve para siempre”.

Seguir leyendo