*
4 octubre, 2017
orla

La que sabe, sabe

La maquilladora Rosario Valenzuela, quien trabajó durante 15 años en Paula, acaba de abrir su propio estudio. En esta entrevista dice lo que sí, lo que no y lo que jamás está permitido echarse en la cara.

Por Rita Cox / Fotografía: Rodrigo Chodil


Paula 1236. Sábado 7 de octubre de 2017.

Trabajó en una agencia de publicidad, estudió maquillaje con Christine Valmy en Nueva York, fue mano derecha de Roberto Edwards en el taller experimental de Cuerpos Pintados y durante 15 años fue parte de revista Paula. Independiente hace un buen tiempo, con toda esa experiencia, y como testigo de los cambios de su propia piel, es especialista en rostros maduros. De ahí que tenga una clientela fiel y suene su teléfono cada vez que hay que sacar lo mejor de una entrevistada de 40 hacia arriba. Rosario Valenzuela sabe. Hace unas semanas abrió su estudio en El Coihue, Vitacura, donde maquilla y da clases a aspirantes a maquilladora, a todo público y a empresas. Su mesón solo tiene buenas marcas: Perricone, Urban Decay, Nars y Mac, entre otras.

¿Tu estilo como maquilladora?
Clásico y natural. Me gusta destacar la particularidad de cada rostro, no tienen que ser uniformes. Si una niña tiene una nariz importante, hay que sacarle partido a eso, no ocultarlo. Cada persona tiene su belleza, y eso es lo que hay que destacar con el maquillaje.

¿Lo más importante?
Preparar la piel, dejarla lo más fresca y sana posible. No es estirar las arrugas ni nada por el estilo. Busco que se vea una piel cuidada. A los 50 años no podemos tener una piel sin arrugas, pero sí se puede cuidar. Esa es la base de un buen maquillaje.

¿Tus “jamás” para una piel madura?
Una base de maquillaje gruesa, ya que la piel se craquela y marca arrugas. El gloss hay que dejarlo para las hijas y sobrinas: se chorrea y se corre el labial. Jamás sombras nacaradas en todo el ojo, ya que hace que el párpado se vea muchísimo más arrugado. Evitar la máscara de pestañas negra, porque endurece la mirada.

¿Imprescindible antes de salir a la calle?
Insisto con lo mismo: siempre preparar la piel, hidratarla. Luego, aplicar una base liviana, un rubor rosado mate, un labial en tono natural y una máscara de pestañas marrón. Para la noche, seguir los mismos pasos, pero acentuar los ojos con una sombra café, tonos tierra, o rosa, pero siempre mate. También se puede poner un poco más de máscara de pestañas y marcar las cejas.

¿El cosmetiquero preciso?
Una base liviana, labial rosado cremoso, máscara de pestañas marrón, corrector, rubor en crema, fijador de ceja, sombras cremosas mate. Todo se puede aplicar con la mano o con los dedos.

Contacto: Cel 99231 7432, mail: rosariovalenzuelavera@gmail.com / Instagram y Facebook: @rosariovalenzuelamakeupartist

Deja tu comentario