*
11 enero, 2018
orla

Moldear el cuerpo

Nueva tecnología para “quemar”, reducir y tonificar y un entrenamiento con luz infrarroja. .


Paula 1243. Sábado 13 de enero de 2018.

Por Francisca Urroz

Radiofrecuencia
Aunque la radiofrecuencia en tratamientos corporales se usa hace más de 15 años, lo último para eliminar grasa es Trusculpt. Con un cabezal de un electrodo que permite un calentamiento profundo de la zona a tratar (44 °C) que llega hasta el tejido graso subcutáneo, disuelve las células grasas en una o dos sesiones. El cabezal se aplica por zona y en una sesión se pueden trabajar una o varias. Cada una toma unos 15 minutos y se realizan con un intervalo de dos meses. “El resultado final se ve a los dos o tres meses, alcanzando en promedio una reducción del 24% de la grasa de la zona”, dice la dermatóloga Claudia de la Cruz, directora de la Clínica Dermatológica Dermacross. No recomendado para embarazadas, pacientes con marcapasos y enfermedades de coagulación. Desde $ 300.000. Av Manquehue Norte 2051, Vitacura, fono 22954 0251.

Luz infrarroja
Se pedalea por 30 minutos sobre una bicicleta estática dentro de una cápsula que emite luz infrarroja y que eleva la temperatura hasta 45°, a la vez que los rayos penetran la capa superior de la piel. Estos entran en contacto con los vasos sanguíneos, aumentando la temperatura corporal interna y la sudoración y activando la circulación linfática y el metabolismo. Por sesión queman hasta 400 calorías. Se recomienda realizar mínimo dos veces a la semana. Desde $ 13.125 la sesión. Av Cristóbal Colón 8617,
Las Condes, fono 22982 8781.

Ultrasonido
Ultratight es un ultrasonido focalizado de alta intensidad que en una sesión de una hora trabaja abdomen, muslos y brazos. Su cabezal emite calor, lo que genera la contracción de las fibras de colágeno, estimulando la producción de nuevo colágeno y elastina, mejorando el tono de la piel. Resultados visibles entre cuatro y seis meses. Desde $ 250.000 por zona. Lo Fontecilla 101, oficina 708, Las Condes, fono 22982 8781.

Deja tu comentario