Operación para acentuar pómulos

Belleza

Operación para acentuar pómulos

Por

En las mejillas se depositan cúmulos de grasa, llamadas bolsas de Bichat. Extraerlas por razones estéticas está llevando a hombres y mujeres menores de 30 al quirófano.

Por Francisca Urroz

Paula 1242. Sábado 30 de diciembre de 2017.

Bolsas o bolas
Bolas o bolsas de Bichat, son cúmulos de grasa que se ubican a ambos lados de la cara, por debajo de los pómulos. Reciben ese nombre por el biólogo que las describió anatómicamente, Marie François Xavier Bichat. Durante la lactancia, participan en la succión. Luego, no tienen ninguna función específica. Su tamaño varía persona a persona.

Qué cambia
Al extraerse, “el resultado dependerá del volumen de tejido graso del paciente, por lo que es muy difícil hablar de milímetros promedio de cambio. Sí se  espera una disminución en el volumen de la mejilla media y alta, que deje de verse redondita. Pero hay que descartar que se defina el hueso malar o que el contorno mandibular se haga más prominente”, aclara Claudio Thomas, médico cirujano y vicepresidente de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica.
El médico cirujano Fernando Terré, descarta que esta grasa cumpla una función de soporte y pudiese servir durante a partir de los 40 años, cuando la cara comienza a perder volumen.
La cirugía bordea los $ 1,2 millones y no se aconseja en hipertensos, diabéticos no controlados, pacientes con alteración en la coagulación o con infecciones en la boca o con muy mala dentadura.

Operación y recuperación
Debe realizarla un cirujano plástico. Dura 40 minutos. Se usa anestesia local y se realiza mediante dos incisiones en la mucosa de la mejilla (por dentro de la boca) para extraer las bolas. Se pone un punto por lado, que luego se elimina solo. Postoperación, se pasa a una sala de recuperación para asegurar que los vasos no estén sangrando. Después de eso, el paciente puede hacer una vida normal. Se indican antibióticos y analgésicos por tres a cinco días y se pide reforzar la higiene y el cuidado dental para evitar infecciones. En alimentación, hay que  evitar los alimentos duros y los que se disgreguen, como pan tostado o galletas.
En algunos casos se dan hematomas, infecciones y daños en nervios motores o sensitivos faciales. Lo normal es que tras la cirugía haya tres o cuatro días de hinchazón y los resultados definitivos se aprecien a los tres meses.

Testimonio: Valeria Ortega (31)
Conductora de los programas Yu Win y Un día X, (Vía X).

“Me hice la cirugía hace más de un año, ya que aunque soy flaca, la cara nunca se me marcaba. A las 10 de la mañana entré a pabellón y a las 4 de la tarde estaba grabando el programa. Me hinché mucho menos que cuando me saqué las muelas del juicio. Para masticar no tuve problemas, pero por precaución, los dos días posteriores comí papillas. A los tres meses vi los resultados finales y tengo los pómulos más acentuados: me veo más angulosa con y sin maquillaje”.

Seguir leyendo