*
4 mayo, 2017
orla

Rejuvenecer el cuello

Dos tratamientos para embellecer una de las zonas más expuestas a la deshidratación y a la sequedad.

Por Bárbara Riedemann


Paula 1225. Sábado 6 de mayo de 2017. Especial Belleza.

La piel del cuello es una de las más delicadas del cuerpo porque, al tener menos glándulas sebáceas se deshidrata y seca fácilmente. Sumado a ello, tiene poco tejido adiposo, lo que la hace muy fina, y tiene menor densidad de fibras conjuntivas –que dan sostén–, que la hace más propensa a la flacidez. Factores externos como la exposición al sol y el tabaco, que generan exceso de radicales libres y aceleran el envejecimiento cutáneo, agravan la situación.
Además de la fotoprotección y el uso diario de cremas para prevenir su deterioro, cuando en su aspecto ya se evidencia el paso del tiempo –situación que ocurre desde los 30 años–, se pueden identificar 2 problemas comunes:
-Cuello de gallo: la pérdida propia de la elasticidad de la piel, junto con la distensión del músculo platisma o cutáneo del cuello genera largos pliegues –desde el mentón hasta la clavícula– o bandas platismales, que traccionan la musculatura de la cara hacia abajo. De la misma forma, se va perdiendo el ángulo de la mandíbula, que a los 20 es de 90 grados, acercándose cada vez hacia los 180 grados.
-Cuello de tortuga: son arrugas horizontales, que forman pliegues en forma de collar, comúnmente conocidas como anillos de Venus. Aparecen por una disposición de la grasa y la musculatura y, al igual que la celulitis, hay componentes genéticos que las provocan, pero no todas las personas las van a desarrollar.

Tratamientos
-Láser infrarrojo: para cuellos con flacidez leve a moderada, el láser Soprano Nir emite calor a 40 grados para contraer el colágeno. La sesión dura 30 minutos y el tratamiento incluye 5, una vez a la semana, para una tensión total de la piel y eliminar arrugas verticales y horizontales.$ 300.000, 5 sesiones, en Clínica Lo Arcaya. Lo Arcaya 2830, fono 22792 1431, www.claestetica.cl
-Nefertiti Lift: en honor al largo cuello de la reina egipcia, el tratamiento busca alejar el cuello de la mandíbula (cuello de gallo) y devolverle su ángulo de 90 grados. Se aplica toxina botulínica en las bandas platismales para contraer el músculo y ácido hialurónico en los puntos de anclaje de la mandíbula. El efecto de la toxina dura de 4 a 6 meses y el del ácido de 8 a 10 meses. Todo se realiza en una sesión de media hora con anestesia en crema. Es ideal para mujeres que necesitan un cuello joven para una ocasión puntual. No requiere recuperación y el efecto completo se aprecia en 4 días. Desde $ 380.000 en Clínica Alemana, Vitacura 5951, fono 22210 1111, www.alemana.cl

  • Este artículo fue elaborado con la colaboración de la dermatóloga Vierocka Tomulic, de Clínica Alemana.

Deja tu comentario