¿Tomar colágeno?

Belleza

¿Tomar colágeno?

Por Francisca Urroz / Fotografía: Rodrigo Chodil

En polvo, en cápsulas, en shots líquidos, en caldos caseros. Varios formatos para consumir esta proteína clave en la firmeza y elasticidad de la piel.

Paula 1249. Sábado 21 de abril de 2018. Especial Madres.

Generada por el cuerpo, la proteína de colágeno conecta los tejidos del organismo y da firmeza y elasticidad a la piel. A partir de los 25 años, su producción disminuye exponencialmente. Igualmente amenazante son los factores externos: la exposición al sol, el cigarrillo, una alimentación alta en grasas y azúcares, y baja en proteínas y vegetales, y el estrés. Esto se traduce en pérdida de firmeza y elasticidad. “El colágeno es como un músculo que se duerme y hay que activarlo. Hay distintas fórmulas. Desde tratamientos estéticos, hasta la ingesta diaria de colágeno suplementado”, afirma la dermatóloga Claudia Piper.

“El proceso es así: los aminoácidos que forman el colágeno que se toma se absorben a nivel intestinal y pasan a la sangre. De esta manera, circulan en el organismo, lo que aumenta la ‘oferta’ a nivel sanguíneo con lo que el proceso de remodelación de los tejidos sería superior, al haber una mayor formación de colágeno”, explica la doctora Carolina Herman, especialista en medicina antiage.

Herman agrega que los estudios sobre los beneficios del consumo diario de colágeno no son concluyentes, pero, al igual que Piper, lo recomienda por el efecto preventivo, a mujeres mayores de 30 años.

Cómo y cuánto tomar

Cual sea el formato, se sugiere un tratamiento de tres o cuatro meses, descansar, y evaluar los efectos. La dosis diaria varía según la formulación y la marca, pero se aconsejan entre 8 y 10 gramos. La nutricionista Dawn Cooper, quien consume colágeno hace 5 años, lo toma de noche, cuando se producen los procesos metabólicos del organismo.

Existen variadas alternativas en el mercado, lo relevante es que se trate de un laboratorio reconocido y que el producto sea liofilizado o hidrolizado para que sea asimilable. Hay con y sin vitamina C u otros antioxidantes, como el Delphinol, (derivado del maqui). En ambos casos se sugiere (menos en el caso de los shots líquidos), tomarlos con un jugo recién hecho de algún cítrico para potenciar su efecto, dado que el colágeno se sintetiza junto a la vitamina C.

Formatos

Líquido: shots diarios saborizados (limón, berries) y endulzados (sucralosa o estevia).

Cápsulas: 3 o 4 cápsulas (equivale a un sachet).

Polvo soluble: sin sabor ni olor. Se puede mezclar con líquido frío o caliente. Un sachet diario.

Caldo para hacer en casa
Otra forma de consumir colágeno es el clásico caldo de hueso. Dawn Cooper recomienda cocer en agua por 16 a 24 horas huesos de pollo o vacuno. Este proceso puede ser en tandas. Colar y consumir una vez al día.

Seguir leyendo