Yo lo probé: Hula-la fitness

Belleza

Yo lo probé: Hula-la fitness

Por

La periodista Josefina Hirane probó el hula-la fitness, rutina inspirada en el juego infantil de hacer girar un aro de plástico alrededor de la cintura, que mejora la flexibilidad y coordinación. Aquí, cuenta su experiencia.

Paula 1134. Sábado 9 de noviembre 2013.

La periodista Josefina Hirane probó el hula-la fitness, rutina inspirada en el juego infantil de hacer girar un aro de plástico alrededor de la cintura, que mejora la flexibilidad y coordinación. Aquí, cuenta su experiencia.

Cada una de las alumnas tuvimos que elegir un hula hula de un montón, fabricados por la misma profesora –ya que en Chile no existen para adultos– con cintas brillantes y diferentes combinaciones de colores, diseños y texturas. La clase, que se hace sin zapatillas, empezó con un calentamiento donde usamos el aro como herramienta para elongar distintas partes del cuerpo. Una partida tranquila, ideal para un día jueves cuando el agote mental y corporal es suficiente. Luego hicimos 10 minutos de aeróbica y ya fui entrando en calor y sintiendo más control sobre mi cuerpo. Comenzó el momento del baile y la instructora nos enseñó la técnica para hacer girar el aro alrededor de la cintura, el paso más típico del hula hula. “Vamos a desmentir el mito de que esto se baila meneando el tronco circularmente. Se hace moviendo el abdomen hacia delante y hacia atrás, lo más rápido y coordinadamente posible”. Incluso luego de esa clara instrucción, debo reconocer que fue difícil lograr mantener el hula hula en la cintura por más de un minuto, pero después de un rato lo logré. Lo que había sido un juego de niña, años después tenía un poco más de dificultad. Cuando ya estaba dominado ese movimiento fuimos variando: el hula hula en la cintura, en el cuello, en los brazos, en las manos. Fuera y dentro del cuerpo. Más lento y más rápido, según el ritmo de la música. Cuando lográbamos coordinarnos todas era un espectáculo muy lindo y estético, incluso las personas que pasaban fuera de la sala se quedaban mirando por un rato. El último bloque fue de tonificación muscular, donde también usamos el aro como apoyo. Ejercicios lentos, inspirados en yoga y pilates, donde trabajábamos, por ejemplo, abdominales pero a la vez también brazos y piernas.

La clase se imparte todos los jueves a las 19:30 horas en StarGym Providencia. La mensualidad del gimnasio es de $ 28.000, y para los que no son socios la clase tiene un valor de $ 4.000. Los Leones 2384,fono 2204 2770.

La instructora fitness Gabriela Labra también hace clases particulares a domicilio, desde $ 5.000. Con hula hula incluido: $15.000. Cel 9572 5449.

Seguir leyendo