“Desafía las convenciones”, Brienne de Tarth

Columnas

“Desafía las convenciones”, Brienne de Tarth

Por Tránsito de Ariel / Ilustración: Gertrudis Shaw

El oráculo de la semana, lunes 13 de mayo

No es difícil identificarse con la historia de Brienne de Tarth, el personaje que Gwendoline Christie interpreta en Game of Thrones, porque basta verla para entender que su sola presencia es capaz de desafiar convenciones. En una serie donde, para muchos, la mujer ha sido representada como un objeto de lujuria, Brienne es extremadamente alta, musculosa, de pecho plano y ancho. Trae el pelo corto y parece estar más enojada que dispuesta a complacer a nadie. Pero también, como muchas otras mujeres de la serie ha llegado muy lejos. A lo largo de su vida, Brienne ha decepcionado las expectativas de todos; cuando era una adolescente e intentó ser una dama noble, y sus pares se rieron de ella por encontrarla poco femenina. De hecho, ella misma cuenta que hubo una vez que su padre le organizó un baile en la isla de Tarth, al que ella asistió principalmente con miedo a las “risitas a sus espadas” de los demás invitados. Y no se equivocaba. Durante la fiesta los jóvenes de su edad se rieron de ella por ser alta y musculosa, pero el único que le mostró bondad fue el hermoso Renley Baratheon, el hermano del rey, quien se acercó a ella y la sacó a bailar. Sí, Renley era homosexual y no se enamoró de ella, pero fue capaz de mostrar un acto de pura bondad. Desde entonces Brienne ocupa su corazón y su fuerza para proteger a quienes se muestran bondadosos y vulnerables.

Ingresar al mundo de los caballeros, donde era posible proteger a los demás, no fue algo fácil para ella. Cuando empezó a ocupar armas y a vestirse con armaduras, los aspirantes a caballeros la criticaron por ser mujer. Es decir, Brienne se encuentra en ese filo en que nunca es capaz de complacer a nadie. Ni lo suficientemente femenina para ser una dama ni lo suficientemente masculina para ser caballero. Sin embargo, ha conseguido hacer lo que su corazón le manda. Fue la primera mujer en los Siete Reinos en ser nombrada caballero y el capítulo de la semana pasada, peleó codo a codo con los más embelmáticos guerreros de la serie contra el ejército de los White Walkers. Además de su determinación, Brienne ocupa otras armas, que son los valores de la carta de la semana: es fiel, arrojada, audaz, decidida y mantiene su palabra. De hecho, su palabra también define su fractura. Cuando ella ha jurado lealtad, lo ha hecho prometiendo proteger a alguien hasta su muerte. Lo hizo con Renley y lo hace actualmente con Sansa. ¿Qué ha aprendido durante la serie? “Nada genera más odio que fallar protegiendo a la persona que amas”, dijo cuando recordó la muerte de su protegido. También la vimos llorar cuando Jaime la abandona en medio de la noche después de pasar la noche con ella. En el fondo Brienne de Tarth es una mujer sensible, de corazón extremadamente bondadoso y con una enorme capacidad de amar, bondadosa, pero para ocupar su lugar en el mundo debe luchar contra las convenciones con una sólida armadura de hierro. La carta de Brienne de Tarth es sinónimo de fortaleza, constancia y sobre todo de coraje. Pero también de amor profundo, ya sea por otros o por una misma.

Sugerencia: Lo único que importa es la certeza interna de que lo que estás haciendo es lo que hay que hacer. Omite los miedos irracionales y conecta con tu fuerza interna.

Lectura recomendada: Jane Eyre de Charlotte Brontë, una de las primeras novelas feministas de la historia que relata la vida de una niña huérfana que termina en un precario orfanato, pero que gracias a su determinación y deseo de aprender termina trabajando como institutriz.

Color: amarillo platinado.

Otras herramientas que usa para lograr lo que quiere: el sarcasmo.

Número de la suerte: 41 (o 4 y 1), el número de episodios en que su personaje ha salido al aire.

Seguir leyendo