Días de semana: Isidora Jarpa

Columnas

Días de semana: Isidora Jarpa

Por Francisca Quirós M.

“Hago cerámica hace diez años. Lo que más me gusta es transmitir el oficio y rescatarlo; que las personas logren conectarse con la parte más primitiva que tenemos todos, que aprendan a usar las manos y a jugar con barro, que sientan el placer de tener algo hecho por uno mismo.

Más que vender objetos, me motiva enseñar el oficio y tener un espacio para recibir gente. Creo que es interesante que vean lo que es el proceso creativo de la materia prima, que sepan respetar el diseño lento; que aprendan y se sorprendan al usar el barro y los esmaltes, que parecen unas leches blancas pero después, ya en el horno, se transforman.

Me encanta que mi espacio tenga luz natural, y ojalá estar rodeada de muchas plantas. Tener terraza también es muy importante, porque bastante seguido trabajo afuera. ¡Hacer los talleres de verano en el jardín es exquisito! Trabajo de lunes a viernes y hago clases de siete a diez de la noche, por lo que mi vida es el taller. Este espacio es como mi casa, es mi pieza. Es un lugar íntimo, pero que comparto, ya que está abierto para recibir gente.

La cerámica es una forma infinita de conectarse con las emociones. Es un descubrimiento que se convirtió en mi vida y es mi máxima motivación. Mi inspiración nace en este lugar. Me gusta trabajar con música, aunque también disfruto del silencio y de estar sola. Creo que es algo muy importante para que nazca la creatividad. Algo que he aprendido últimamente es que si tienes alguna pequeña crisis, por lo que sea, hay que concretarla en algo. Hace un tiempo tuve un vacío creativo, en el que estuve estancada varios meses. No sabía qué hacer, así que terminé plasmando ese mismo sentimiento: el renacer de la creatividad. Si tienes pena, sácala de tu cuerpo y conviértela en algo. Me ha funcionado. La gente no tiene por qué saber que lo que construiste fue a partir de eso, pero sí sirve mucho convertir tu propio renacer en un objeto concreto.

Isidora Jarpa estudió diseño, pero hace diez años que descubrió la cerámica gres y lo transformó en su oficio. Es la creadora de MIJO Cerámica y hace clases grupales a cualquiera que desee aprender.

Seguir leyendo