Días de la semana: Constanza Moreno

Columnas

Días de la semana: Constanza Moreno

Por Francisca Quirós M. / Fotografías Valentina Bird

Me especialicé en calzado y hace dos años que tengo mi marca independiente, que es Obra. Antes trabajaba como diseñadora para otras marcas de zapatos o retail. Soy una persona muy creativa, entonces necesito estar haciendo propuestas nuevas, con referentes más actualizados con lo que pasa afuera. Creo que en Chile hay un concepto súper importante de elegancia que hay que hacer notar, y en donde trabajaba lo único que hacía era explotar los zapatos café, negro, café, negro. Era súper fome.

Estando en eso comencé a pensar en independizarme. Me costó mucho, porque significa atreverse a ser diseñadora autónoma, con mi gusto y concepto, pero dije: “me voy a lanzar”. Así partí con Obra, donde desarrollé la idea de revalorizar el zapato hecho a mano. Para mí es importante educar al consumidor para que apoye el diseño de autor y la industria local. Es importante que no todo venga impuesto por el retail y grandes tiendas. Y existe una generación que tiene ganas de proponer.

En AIEP, donde estudié, Luciano Bráncoli me ayudó muchísimo a entender la importancia de la indumentaria en el vestuario. Puedes andar con un conjunto súper básico, pero si tienes puestos un par de zapatos icónicos o un sombrero especial, estás diciendo algo. Acá en Chile es muy difícil especializarse en esto, por lo que me fui a Argentina. Ahí aprendí calzado y comprendí la industria.

Como son zapatos hechos a mano, no quise lanzarme y poner una tienda. No tengo el volumen de producción de otras marcas. Este es un oficio algo lento, pero muy bonito. Y las mujeres que vienen a verme participan del proceso, porque los intervienen y personalizan como ellas quieren. Es como una consulta, en realidad, ya que a veces llegan algunas aproblemadas porque calzan 42 o tienen problemas en los pies, y sienten que no pueden usar zapatos lindos. Es increíble notar ese cambio, y que ellas se den cuenta de la diferencia en el calzado.

En este espacio me encierro a trabajar tranquila. En el día siempre debo estar atenta a lo que falta, porque de repente en la mañana me llega un mensaje diciendo que se acabó el charol negro. Ahí parto directo a las curtiembres y al taller, pero después me vuelvo para acá a poner todos los papeles sobre mi escritorio y a entender lo que es tener una marca como emprendedora. Hay que mandar facturas, revisarlas, responder correos, agendar proyectos. En este lugar disfruto de ese momento del día en el que estoy tranquila, porque dejo de atender a las ocho y me quedo sola. Nadie me molesta ni me llama. Es cuando puedo concentrarme.

Para diseñar escucho música, en especial europea y chilena. Trabajo con Nicole, Anita Tijoux y ahora último con la Fran Straube, que va a lanzar su proyecto solista. Son puras mujeres bacanes, inspiradoras. Pero así como inspiración puntual, soy pegada con Celine, Chanel y Paloma Wool.

Mi nueva colección se llama Sororas, y es en realidad algo muy personal, porque está basada en puras mujeres creativas que me rodean. Todas tienen su emprendimiento, sus marcas. Es como la representación de lo que vivo a diario con otras mujeres, que son descubrimientos, la verdad, porque siempre se trata de hacer resaltar la poca colaboración entre nosotras. Creo que si las mujeres nos unimos, nos entregamos cariño y no nos hacemos daño, podemos comernos el mundo. Sororas es mi estado actual, y creo yo que el diseño de autor más genuino es ese: cuando se muestra la inspiración más profunda que tiene la persona que diseñó y creó. Como el sentimiento es tan real, el universo se encarga de que la gente lo comprenda.

Todo esto no podría decirlo si no me sentara aquí sola en mi computador, con música, pensando. Uno vive el día a día, pero también debe ser reflexiva, sobre todo en el ámbito creativo. Hay que ser capaz de reinventarse, pero que se entienda la identidad de marca. Este espacio es un estudio y sala de ventas, pero también es un lugar donde vienen mujeres a contarme cosas. Si tuviera una tienda, creo que no podría hacer lo que hago ahora. No podría lograr esa intimidad.

Constanza Moreno (30) es diseñadora de vestuario y creadora de Obra, una marca de zapatos chilenos hechos a mano. Esta semana participará de Mercedes Fashion Week, donde sus zapatos acompañarán el desfile de la marca argentina Chain. 

Seguir leyendo