Cómo y por qué es importante partir el año ordenadas y planificadas

Columnas

Cómo y por qué es importante partir el año ordenadas y planificadas

Por Jimena Zapata

El año que pasó fue un año de armar, conocer y entender cómo funciona Genias. Tanto externamente -es decir la relación y lo que necesitan nuestras clientas, seguidoras, lectoras y partners editoriales y comerciales- pero también me hizo ser muy consciente de la importancia de armar y estructurar el equipo de trabajo que tenemos internamente, entender el foco y definir objetivos. Y nunca pensé que esto era tan desafiante y, a ratos, tan difícil.

Difícil porque requiere de muchas habilidades (y de distintos tipos) ya que es necesario estructurar desde lo más estratégico hasta lo más táctico. De pensar ¿Cuál es nuestro propósito? ¿Cómo eso se baja a tareas? ¿Cómo nos comunicamos internamente? ¿Usamos Carta Gannt? ¿Definimos un Excel que lo subimos a un Drive? ¿O es mejor alguna aplicación de coordinación de tareas?

Muchas veces nos entusiasmamos con el día a día, con acciones cotidianas, pero no sabemos a qué objetivo corresponde ni porque lo estamos haciendo. O, por el contrario, nos enfocamos en lo más macro, en definir la estrategia, los objetivos, nos entusiasmamos en esas reuniones de ideas, pero nos cuentas aterrizarlas y conectarlas con nuestro día a día.

No es un trabajo simple, pero es importantísimo hacerlo para poder partir el año definidas, ordenadas, alineadas y para lograr la eficiencia en el trabajo. Por eso les quiero compartir una estructura que a mí me sirvió mucho para llegar a algo concreto:

 

  1. Estrategia:

– Partir pensando en lo más general e importante: el propósito y lo objetivos del año. Entender y alinear qué es lo que nos va a mover como marca.

– De esos objetivos generales, hacer la bajada a objetivos específicos por áreas. Es decir, objetivos comerciales, objetivos de marketing, objetivos editoriales, o lo que ustedes decidan importante para su emprendimiento.

Para cumplir los objetivos, necesito pensar y analizar el equipo actual que tengo. ¿Es suficiente para cumplir los objetivos? ¿Cómo debería ser el equipo que necesito? ¿Cuál es el rol y cargo de cada uno? Y ahí armamos el organigrama de nuestra empresa (aunque sean dos personas, ¡háganlo!)

– Luego se le asigna a cada cargo -y persona- los objetivos que se plantearon al principio. ¡No pueden quedarse objetivos sin responsables, ni responsables sin objetivos! Estos objetivos tienen que ir con meta, para constantemente ir midiendo los resultados y si se está logrando o no lo propuesto.

 

  1. Planificación

Con la estrategia clara, avanzamos en hacer la bajada de todo lo que se quiere lograr. Puede ser trimestral, semestral, anual, lo importante es entender cuáles van a hacer las acciones concretas que nos van a llevar a cumplir los objetivos. Por ejemplo, si queremos aumentar en un 10% nuestros seguidores en RRSS todos los meses, entonces tenemos que hacer acciones como: postear más seguido, usar más hasthag y mejorar el contenido. Es importante hacer esta definición con los encargados de cada área, e ir revisándolo semanal o mensualmente.

 

  1. Táctica

Esto es lo más diario, pero muchas veces lo más difícil de ordenar. Es importante organizar bien las tareas, entender la interdependencia de ellas y definir los tiempos de entregas tanto del equipo como los personales para poder cumplir con la planificación hecha. Para ser eficiente en este paso, les recomiendo usar la tecnología que siempre es tan útil. Herramientas como Drive, Dropbox, Trello o Asana (nosotras en Genias usamos este para organizarnos y nos encanta) son muy buenas y ayudan mucho.

 

Hacer este ejercicio es clave y las va a ayudar muchísimo para partir planificadas y, si bien es cierto que para cumplir objetivos y metas se necesita orden, estructura y foco, también se necesita lealtad, compromiso y involucramiento por parte del equipo. Por eso es muy importante ser una buena líder, escuchar las necesidades del equipo y desarrollar las habilidades blandas personales y de las personas que trabajan con ustedes.

 

 

Seguir leyendo