Bernardita Paúl Ossandón: Ossandón ®
Entrevistas
Etiquetas:

29 Agosto, 2012

Bernardita Paúl Ossandón

Bernardita Paúl Ossandón: Ossandón ®

Bernardita Paúl Ossandón es ingeniera comercial, tiene 26 años, 8 hermanos, y una familia marcada por el quehacer político: es hija de Ximena Ossandón, la ex directora de la Junji y sobrina de Manuel José, alcalde de Puente Alto, comuna en la que ella decidió postularse como concejal. Está convencida de que ganará: “Mi apellido es una marca registrada”, dice.

Por Bárbara Riedemann / Fotografía: Sebastián Utreras

Etiquetas:

Paula 1103. Sábado 1 de septiembre de 2012.

¿Cómo tomaste la decisión de postularte como concejala?
Se me había pasado por la cabeza, porque siempre me ha encantado el servicio público, pero la decisión la tomé porque mi tío, Manuel José Ossandón, me lo pidió. Me llamó, me dijo que se iba de senador y que quedaba Germán Codina (concejal RN) como alcalde y necesitaba un concejo, con mayoría a su favor, para seguir trabajando por el desarrollo de la comuna y que a él le gustaría que entre ese concejo quedara una Ossandón.

¿Y por qué te eligió a ti, si en tu familia son como 43 primos?
Se dio cuenta de que tengo el servicio público en la sangre. Desde que salí de la universidad trabajo en eso. En mi carrera tuve que hacer una práctica y mientras todos mis compañeros se iban a grandes empresas, yo la hice en el municipio de Puente Alto: organicé la fiesta de Navidad para los funcionarios municipales; corté tickets, saqué fotocopias y envolví los regalos. Además trabajo en el Serviu. Él confía en mí, sabe que trabajo de manera cercana con la gente.

¿Tu mamá te dio algún consejo?
“Van a venir muchas cosas difíciles, se vienen vientos y mareas, pero esto vale la pena, así es que dale. Hay que ser cuero de chancho”. ¿Cuánta gente está detrás tuyo ayudándote con la campaña? Como 100 voluntarios, todos de Puente Alto: muy acogedores y cariñosos conmigo. Por ser Ossandón sé que voy a salir electa y voy a ser primera mayoría. Pero también sé que después me voy a tener que sacar la cresta para responder a esa confianza.

¡Que convicción!
Las encuestas lo respaldan. Además, en terreno se nota la preferencia. Es que el apellido es como una marca registrada, la gente automáticamente confía en mí, independiente de que yo todavía no lo merezco. Todavía no me conocen tanto y ya confían en mí.

¿Y quién te entrenó en esto de la política?
Cuando el alcalde me lo pidió, le dije: “Ok, pero necesito que me ayudes: ¿qué le digo a la gente?, ¿cuál es la estrategia?”. Y él me dijo: “Anda a terreno y vas a ver cuáles son los problemas”.

¿Cuál es la necesidad más urgente en Puente Alto?
El tema que más sale es la seguridad. Confían en su junta de vecinos, pero no en la del lado. La gente reconoce el avance, pero sabe que falta. El transporte también es un tema, se están interviniendo avenidas para que los troncales de Puente Alto puedan pasar: el metro llega solo hasta la plaza y se necesita que baje hacia el sur, hacia el sector de Bajos de Mena, donde viven 120 mil personas.

¿Cómo es tu eslogan?
No lo tengo todavía pero algo con el tema de la tradición familiar: “de la misma cepa” o “continuando con la obra”.

Eres militante de RN, ¿empezaste a militar antes o después de tu candidatura?
Hace como seis meses. Tenía la inquietud, quería validar mi opinión desde una mirada más objetiva. Cuando me llamó mi tío Cote para proponerme la candidatura lo primero que me preguntó era si estaba militando. Y yo ya militaba.

Las cosas que le pasaron a tu mamá, lo del “reguleque”, sus declaraciones sobre que el diablo tentó a Karadima, la virgen en la sede de la Junji, ¿cómo lo vivieron?
Fue un momento fome, pero ya está.

¿Eres muy católica, como tu madre?
Estuve en el colegio Los Andes, un colegio del Opus Dei muy choro que genera personas valientes, aperradas y trabajadoras. Tengo mis creencias y mi trabajo está basado en la parte espiritual. Si es puro trabajo, terminas botada. Hay que tener un incentivo espiritual.

¿Qué piensas de temas que bordean lo político-valórico, como el aborto o la píldora del día después?
¿Qué pienso? Que no pega nada con esta entrevista. No seas latera, no nos metamos ahí. Cuando sea concejal y mi opinión tenga peso, ahí daré opinión, porque hoy soy solo candidata.

Por eso mismo, los candidatos tienen que tener opinión con respecto a todos los temas.
Cuando sea concejala contesto.

Pin It
ANUNCIOS

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE