*
7 septiembre, 2017
orla

René Gruau, el ilustrador de la alta costura

A mediados del siglo pasado, las ilustraciones del italiano René Gruau (1909-2004) estaban en las revistas de moda, en anuncios publicitarios de marcas como Dior, Givenchy y Lanvin, y en afiches de películas. Hoy, aún vigentes, son elogiadas internacionalmente en los museos de arte más prestigiosos de Europa.

Por Josefina Hirane


Paula 1234. Sábado 9 de septiembre de 2017. Especial moda, inspiración 1967.

Un adolescente de apenas 14 años, recién llegado a París desde su natal Rímini, al norte de Italia, hacía sus primeros dibujos y los vendía a una revista de moda de Milán para ayudar a su madre, una francesa de la alta sociedad que estaba divorciada de su padre, un conde italiano. Eran los años 30. El comienzo de la carrera de René Gruau, quien tiempo después se convertiría en uno de los artistas más importantes de la alta costura europea. Sus delicadas siluetas y su gran habilidad para capturar la elegancia y el glamour, lo llevaron a seguir trabajando como ilustrador para revistas como Fémina, Marie Claire, Vogue, Elle, Harper’s Bazaar, Flair y L’Officiel, entre otras.

Fue en esa década, en la redacción de moda del diario francés Le Figaro, cuando conoció al diseñador Christian Dior, quien se convirtió en su entrañable amigo y colaborador. El primer trabajo que le encargó, y con el que Gruau alcanzó el peak de su reputación, fue la imagen publicitaria del perfume Miss Dior, en 1947: un cisne blanco con un collar de perlas y un lazo negro atados al cuello. Durante más de 30 años ilustró los anuncios de Dior. También los de otras muchas firmas de moda como Pierre Balmain, Hermès, Lanvin, Givenchy, Christian Lacroix o Bally.

Hijo de un conde italiano, Gruau se negó a seguir los pasos de su padre y a aceptar el puesto de comandante militar. Él supo desde niño que su verdadera pasión era el arte. Esta foto es de una entrevista que dio al periodista e ilustrador francés Yan Méot, en 1986.

“Más que un artista, René Gruau fue un gran comunicador gráfico”, dice Óscar Ríos, arquitecto y director del Área de Historia y Teoría de la Escuela de Diseño de la UDP. Y agrega: “Su dibujo es sintético y el uso del color es impecable, pero su gran clave es hacer aparecer un elemento central. No lo llena de información. Es simple. Recuerda mucho el trabajo del pintor francés Toulouse-Lautrec (1864-1901), tiene el mismo estilo de diagramación y telón de fondo”.

A Gruau se le atribuye haberle dado un gran empujón a la industria fashion francesa, promoviendo la venta y dándole nuevos aires a la publicidad. Sobre todo después de la Segunda Guerra Mundial, cuando la industria sufrió un decaimiento. La prensa de esos años, señaló a Dior y Gruau como personajes cruciales para el restablecimiento de Francia como proveedor global de lujos.

En www.posterclassics.com están sus más reconocidos afiches que se pueden descargar para usar como fondo de pantalla del computador o el celular, o bien imprimir para decorar. Este afiche, titulado Rouge et Noir, es de su serie Moulin Rouge fechada en 1990.

Qué dicen sus seguidores

Loreto Binvignat, diseñadora de moda y profesora de Ilustración de Moda del Istituto Europeo di Design de Barcelona: “Destaco su minimalismo: dice mucho con muy poco. Solo con un par de manchas y líneas te cuenta una historia de estilo y glamour. Es muy difícil conseguir eso. Su trabajo, sin duda, influenció la ilustración de moda contemporánea”. www.loretobinvignat.com

Jorge González Araya, artista visual e ilustrador de moda: “Gruau captura con mucha gracia el concepto de una prenda. En su ilustración no hay detalles, no hay pliegues, pero hay destreza y síntesis. La concepción que hoy tenemos de estilo y glamour, creo que nacen de la observación de sus trabajos. Además, es un gran referente de cómo ser comercial, sin perder calidad artística”. @jorgegonzalezaraya

Su carrera no se quedó solo en la moda. Otra de sus obras maestras es el cartel que hizo para la película La Dolce Vita (1960), de Federico Fellini. Los afiches del Lido y del Moulin Rouge hoy están en colecciones de distintos museos de Europa.

A continuación, una selección de sus ilustraciones:

Deja tu comentario