Carpentier

Gastronomía

Carpentier

Por Paula Minte / Fotografía: Carolina Vargas / Periodista: Pilar Navarrete

Pronto a abrir su primer restorán franquiciado en el Casino Sun Monticello, el chef defiende su rol de cocinero mediático que ya no quiere cocinar, sino que enseñar a otros a hacerlo en simple.

Paula 1246. Sábado 10 de marzo de 2018.

Arde una tarde de febrero donde las horas parecen detenidas. La casa del chef Christopher Carpentier, un dúplex donde vive junto a su mujer y sus hijos, lleva días transformado en un set de televisión. Con el equipo de El Contenedor, empresa digital de contenidos gastronómicos, están grabando un programa para una marca. Ese es su plan ahora: seguir con la plataforma digital Fudis, donde el contenido es la comida, y avanzar con sus redes sociales. “Lo dije hace un año en alguna entrevista y fue el titular: ‘Que yo no quiero cocinar más, sino que la gente cocine’. Es cierto que los cocineros tienen diferentes veredas donde se pueden parar y difundir lo que hacen. Así como Rodolfo Guzmán es el amplificador máximo de Chile para el mundo y está en el selecto grupo de los cocineros de vanguardia, yo estoy en un circuito donde están los cocineros mediáticos, que son distintos. No mejores ni peores, sino que distintos”.

Y agrega: “Siento que hoy mi necesidad va con amplificar, con que la gente vuelva a la cocina, a comer en la mesa; que deje el celular de lado y converse. La mejor instancia de generosidad, de compartir, parte en la cocina y se proyecta hacia la mesa”.

¿Cuáles son tus plataformas hoy?
Además de Fudis, principalmente mis redes sociales, donde he avanzado de la mano de Media Trends.  Con El Contenedor trabajamos fundamentalmente con marcas del rubro de los alimentos y las bebidas. Queremos contarle a la gente, por ejemplo, que existe un agua y cuáles son sus propiedades, sus características; que existe un aceite, un vino, un champagne, el sinfín de productos con los que trabajamos.

Hay personas a quienes que no les gusta estar ligadas a marcas, pero tú te desenvuelves con mucha soltura en eso.
No tengo ningún problema, porque es al revés: yo estoy ligado a los productos y por eso las marcas llegan a mí. Además, no le voy a hacer publicidad a algo en lo que no crea, que no me gusta.

¿No te da susto la saturación, que se cansen de verte en todos lados?
No, porque con mi productora somos súper conscientes de lo que hacemos, qué no hacemos y qué marcas tomamos. Ahora, las redes sociales te dan la posibilidad de estar todo el día presente en la vida de la gente. Y mi impresión es que la gente se satura cuando no hay contenido. Mientras más contenido en redes sociales mejor te va. Si yo todos los días te mando un menú ordenado, rico, sano, te digo cuánto vale, dónde se compra… si todos los días te mando tips y te hago parte de mi comunidad y me crees, no te satura. El problema está cuando te expones a alguien a quien no le crees y te da contenidos básicos que se repiten.

Pasaste de hacer una cocina muy sofisticada a formatos muy simples. ¿Qué produjo ese cambio de switch?
Lo que pasa es que el mundo fue cambiando. Cuando yo trabajaba en el canal El Gourmet, teníamos que hacer parecer lo fácil, difícil, en 45 minutos. Cuando trabajaba en el matinal, teníamos de 15 a 20 minutos para hacer dos platos. Hoy, con las redes sociales, en 30 segundos haces un plato que la gente entiende, y vale dos pesos. Esta modernización nos ha obligado a todos a adaptarnos con los tiempos y las lucas. Jamie Oliver en su primer programa que ya fue un mega hit eran 30 minutos. Ahora sacó uno que son 5 ingredientes y lo hace en un minuto.

Tu nuevo restorán franquiciado en Sun Monticello, ¿en qué contexto llega?
Nuevamente es una marca que me deja amplificar, de manera empírica mi gastronomía, o sea, tú vas a tener un lugar donde ir a probar, pero además, vas poder probarlo en Chile y en el extranjero de la mano de una cadena. Es lo mismo que las redes sociales, es volver a amplificar, pero con la ayuda y el respaldo de una cadena. Hay un ejército de gente que está ayudando para amplificarlo.

¿Tienes claro ahora qué tipo de cocina va a ser?
Es quizás lo más parecido a una fusión entre el C y el Agua (dos de sus restoranes anteriores). Es sofisticado, con algunos toques vanguardistas desde el punto de vista del servicio, porque todas las entradas y postres van a venir en carritos, que no es algo nuevo, porque viene de la gastronomía de los años 80 y de antes también. El concepto es un poco eso: tomar el concepto de esos casinos de Las Vegas, cuando cantaba Sinatra con Dean Martin. De hecho, la ropa de los garzones es un poco antigua, pero con un producto nuevo y con una carta pequeñita, pero buena, enfocada al servicio, a la coctelería. Tenemos cercanía con los vinos vecinos a la locación, al lado de Colchagua, Rancagua, de un valle generoso.

En televisión para este año ¿qué tienes programado?
Contigo Pan y Cebolla en UCV. Y he tenido tres reuniones, porque mi desafío es que vuelva Master Chef. Estoy trabajando de cabeza para que vuelva ese proyecto que me dio solo felicidad, durante los períodos que estuvo al aire, cuando los comentarios de la mayoría de los chilenos era que llegaban a la oficina a conversar del programa. Yo te diría que más que rating, lo veía más en las redes sociales, en la calle.

Ensalada de hojas verdes, palmitos, frutillas y cítricos (para 4 personas)

Fotografía: Sebastián Vergara.

Ingredientes:

6 puñados mix de hojas verdes
1/2 taza de gajos de pomelo rosado
1/2 taza de gajos de naranja
1 taza de frutillas en cuartos
1 taza de palmitos en rodajas
3 cucharadas de mayonesa
1 puñado de hojas de menta
2 cucharadas de aceite de oliva
3 limones, su jugo y ralladura
1/2 taza de maní tostado para decorar

Pasos:

1. En un bol mezclar las hojas verdes, pomelo, naranja, frutillas y palmitos.

2. En la procesadora colocar la mayonesa, menta, aceite de oliva, jugo y ralladura de limón y procesar hasta que la mezcla esté lisa.

3. En pocillos individuales distribuir la ensalada, decorar con el maní y servir con el aderezo de menta.

Su propia cocina es también un set de TV.

Tiramisú fácil y rápido (para 4 personas)

Fotografía: Equipo Fudis.

Ingredientes:

125 g de queso crema
1 limón o naranja, su ralladura
3 cucharadas de azúcar flor
250 ml de crema fría, semibatida
1 paquete (140 g) de galletas de champaña
1 taza de café de grano o instantáneo
1/4 taza (60 ml) de licor de café
1 cucharada de cacao amargo
6 cucharaditas de chips de chocolate

Pasos:

1. En un bol colocar el queso crema y cocinar en el horno microondas 15 a 30 segundos hasta que esté blando. Agregar la ralladura de limón, azúcar flor y mezclar con un batidor manual hasta integrar bien. Incorporar la crema semi batida, mezclar y reservar.
2. En una fuente extendida verter el café y licor de café; remojar las galletas, estilar, cortar en trozos.
3. En vasos individuales distribuir los trozos de galletas remojadas y mezcla de queso crema reservada en forma intercalada. Espolvorear con los chips de chocolate y servir de inmediato.

Dip de berenjenas (para 3-4 personas)

Fotografía: Sebastián Vergara.

Ingredientes:

3 berenjenas medianas
5 cucharadas de aceite de oliva
Sal y pimienta negra recién molida
3 dientes de ajo
3 cucharadas de mayonesa
Hojas de perejil
Pan pita tostado para acompañar

Pasos: 

1. En una lata para el horno colocar las berenjenas, ajos y rociar encima el aceite de oliva, sazonar con sal y pimienta. Cubrir con papel metálico y hornear a temperatura media, 45 minutos. Retirar del horno.
2. Luego sacar la pulpa asada de las berenjenas y eliminar la piel.
3. En la procesadora colocar la pulpa de berenjenas, ajos asados, mayonesa y procesar hasta formar un puré liso y homogéneo.
4. En un pocillo servir el dip de berenjenas, decorar con un chorrito de aceite de oliva, pimienta y hojas de perejil. Acompañar con pan pita tostado.

Seguir leyendo