*
17 octubre, 2017
orla

Cerezas de Chile Chico

Muy apetecidas en el extranjero, las cerezas chilenas se lucen afuera, pero son cada vez más escasas en el país. Por suerte a un productor de Chile Chico se le ocurrió guardarlas en conserva.

Por Ximena Heinsen / Ilustración: Paloma Moreno


Paula 1237. Sábado 21 de octubre de 2017. Especial Cocina 5.0.

En diciembre de 2015, el vuelo MU5119 de China Eastern Airlines, que se dirigía a Beijing, fue diferentes. Las azafatas sorprendieron a los pasajeros con un inusual snack: cerezas chilenas. No es que en China no exista esta fruta, pero diciembre no es época de cosecha para ellos y están próximos a celebrar el Año Nuevo, una de las fiestas más importantes de su calendario. Para la ocasión, uno de los regalos favoritos son las cerezas, que para los chinos representan la perfección: son rojas, redondas y brillantes. Por eso esta sorpresa, organizada por la aerolínea junto a ProChile y la embajada chilena, causó un pequeño alboroto a bordo.
China es el principal destino de las exportaciones de cerezas chilenas y, a medida que los consumidores las van conociendo, más las aprecian. Sobre todo las que llegan cerca de Año Nuevo, la mayoría provenientes de Chile Chico, justo a tiempo para convertirse en un regalo considerado de lujo.

El microclima que se produce en el valle de esta austral zona de Chile, en el lago General Carrera, les da a estas cerezas características únicas de tamaño, acidez y dulzor. Esto unido a una cosecha tardía, ha contribuido a la fama mundial de las cerezas de Chile Chico. Pero, dado que se exportan directo desde la zona, embarcadas por el río Jeinimeni hacia Argentina, ya casi ni se ven en el mercado nacional. Salvo por la ocurrencia de un pequeño productor local, Avelino Jara, quien tiene un campo donde produce miel y cerezas. Hace algunos años exportaba,
pero hace poco decidió quedarse con la producción y hacer conservas con su miel y sus cerezas. “Muchas de mis cerezas se perdían, porque en los huertos se cultivan las de exportación y las polinizantes, que son muy ricas pero no se exportan porque no aguantan un viaje de 45 días. Así que ahora las meto todas juntas en conservas que endulzo con mi miel. Es un poco más caro pero es un producto mucho más saludable”, afirma. En este verano se apronta para su tercera producción. “Los turistas quedan locos con las cerezas en conserva. Es común guardarlas así en la zona, pero a nadie se le había ocurrido hacerlo en forma masiva, para venderlas”. En la misma planta donde envasa su miel, hace las conservas que etiqueta bajo su marca Colmenares de Chile Chico. Pedidos al cel 99991 3027.

 

Deja tu comentario

LOS MáS VISTOS