Hamburguesas de cochayuyo

Gastronomía

Hamburguesas de cochayuyo

Por Josefina Strahovsky / fotografías Alejandra González / PRODUCCIÓN Tamara Jiménez / maquillaje y pelo Bernardita Silva

Ingredientes:

  • 400 g de cochayuyo en trozos
  • 30 g de cilantro picado
  • 50 g de pimientos verde, amarillo y rojo
  • 40 g de cebolla a cuadros
  • Sal a gusto y pimienta a gusto
  • 4 panes de hamburguesa
  • Palta, tomates, pepinos dulces, lechuga y mayonesa vegetal a gusto

 

Pasos:

  1. La noche anterior a la preparación dejar remojando el cochayuyo en agua.
  2. Cocinar el cochayuyo por 20 minutos hasta que esté blando y dejar enfriar. Luego picarlo en cubitos pequeños.
  3. Disponer la mitad del cochayuyo en un procesador de alimentos y moler bien.
  4. En una sartén agregar aceite de oliva o de coco y la cebolla picada a cuadros, una vez que está translúcida agregar los pimientos y sal a gusto. Cocinar por unos minutos más.
  5. Luego incorporar el cochayuyo con el sofrito y cilantro en un bol. Rectificar sabor y agregar a gusto sal y pimienta.
  6. Formar las hamburguesas. Calentar una sartén con un poco de aceite y cocinar 3 minutos por lado aproximadamente.
  7. Montar en un pan y agregar palta, tomate, lechuga y mayonesa a gusto.

 

Cuando Claudia Morales y su marido, Gabriel Nazarala, partieron hace casi 10 años con una tienda online y el blog dedicado a la alimentación saludable no se imaginaban a cargo de una tienda física ni de una cafetería. Pero justo cuando la idea comenzó a interesarlos la mamá de Claudia, María Fernández, quien siempre se había dedicado al rubro gastronómico, dejó de trabajar. ¿Y si la hacían socia de esta nueva aventura? Así, junto con la hermana de Gabriel, Alejandra, partió este emprendimiento familiar que hoy cuenta con dos tiendas, en Vitacura y Providencia (@aldeanativa y www.aldeanativa.cl) . “El compromiso es lo que distingue trabajar en familia. Los primeros 2 años, todos hacíamos de todo y poníamos nuestro ciento por ciento. Cuando uno tiene un negocio solo es difícil dejar en alguien la responsabilidad, pero aquí no”, dice Claudia.

Seguir leyendo