José Ramón 277

Gastronomía

José Ramón 277

Por Pilar Hurtado

Esta sanguchería nació en el barrio Lastarria, en la calle José Ramón Gutiérrez 277, y de ahí el nombre. Ahora tiene una segunda sucursal donde antes estuvo la Fuente Vitacura, en plena avenida del mismo nombre, en una casa remodelada que quedó muy acogedora. La visité de noche, y el lugar estaba lleno y animado, el grueso del público entre los 20 y los 40, aunque superbullicioso. La carta ofrece entretenidos sándwiches, ensaladas y platos para compartir. Hay dos pizarras, una con variada oferta de cervezas artesanales y otra con los vinos. El garzón que nos atendió supo ofrecernos la cerveza según nuestro gusto, lo que fue un agrado, y también recomendarnos los platos de la carta. La pasamos bien y nos gustó la experiencia.

Qué probé

01. Papas choras: Hay en versión carnívora y vegetariana, probamos la primera. Es una porción de papas cocidas con cuero, salteadas con una salsa sabrosa de pimentones al merkén, acompañadas de mayonesa al ajo y con hilitos de carne, en este caso. ($7.500).
02. Crudo: Viene con cebolla, pepinillo dulce y ají verde, todo picadito para que uno se lo arme, con mostaza antigua y limón para aliñar, además de tostadas. ($7.200).
03. Sándwich de lengua: Se puede elegir el pan, en este caso fue marraqueta de tamaño pequeño, que se veía muy linda. Con queso de cabra, cebolla caramelizada, tomate y salsa tártara, estaba delicioso. Pero después de las papas choras no lo pude terminar y lo envolvieron para llevar sin problema. ($6.700).
04. Sopaipillas pasadas: Las sirven todo el año como postre. Estaban bien ricas, bien preparada la chancaca y las masas no pasadas de aceite ni ‘babosas’ por exceso de remojo en la salsa. ($3.200, tres sopaipillas).

Dónde

Seguir leyendo