Nuevo almacén de barrio en Providencia: Fork

Gastronomía

Nuevo almacén de barrio en Providencia: Fork

Por Carla Alonso / Fotografías: Rodrigo Chodil

“Salir a comer a su casa” es la premisa de la nueva tienda que abrió la semana pasada frente a la Plaza Las Lilas. Platos preparados para llevar; panadería, pastelería y encurtidos de elaboración propia, además de charcutería, frutas y verduras forman parte de la oferta de este almacén de barrio con estilo moderno. Es el primero de tres locales que se abrirán en distintos sectores de la capital. El próximo será en la calle Luis Pasteur en Vitacura.

Paula.cl

Banderines de colores que adornan la terraza. Ventanas altas con persianas de madera. Bicicletas negras nuevas para el servicio de delivery estacionadas en un bicicletero. Tachos de colores para reciclar y metros más allá, un mesón cubierto de pequeñas plantas, como ciboulette y orégano. Esto es lo primero que aparece al entrar a Fork, un nuevo almacén de barrio con estética moderna -como lo definen sus dueños-, que abrió sus puertas el 15 de febrero en una esquina justo en frente de la Plaza Las Lilas, en Providencia.

El corazón de esta nueva tienda de alimentos es el take out, o platos preparados para llevar, pensados para un almuerzo o comida en casa. También para una reunión al mediodía en la oficina o, incluso, para un picnic en la misma plaza. De hecho, venden mantas cuadriculadas de color rojo con blanco. Para quienes prefieren quedarse ahí, está la opción de calentar el plato preparado y comer en las mesas de la terraza, con cubiertos de madera. 

Más de 100 platos preparados son el caballito de batalla del lugar donde hay aperitivos, ensaladas, fondos y postres. “Nuestra esencia es llevar platos preparados de calidad –que solo se deben calentar– a la mesa de los consumidores. Y a precios asequibles. Privilegiamos a los productores chilenos y trabajamos con ellos de forma directa”, cuenta el holandés Víctor Eijkman, gerente general.

Las recetas de Fork pueden ser caseras –como albóndigas con salsa– o más elaboradas, como un salmón con lentejas al vino tinto ($4.990, para una persona). “Más que una etiqueta del tipo de cocina, privilegiamos la técnica de cocción y los ingredientes. En el caso de las proteínas es cocción lenta a baja temperatura y para muchos de nuestros productos aplicamos cocción al vacío”, dice Eijkman.

Todas las preparaciones son de elaboración propia y están a cargo del chef francés Laurent Pasqualetto, que dirige un equipo de 20 personas que trabaja en una cocina central en Quilicura. Asado de tira de ternera al romero ($5.990 para dos personas); arroz madrás con frutos secos ($3.290 la porción doble); ají de gallina al estilo Fork ($3.990, una porción) o una ensalada de mote, habas y rabanitos ($3.190, para una persona), son algunos de los platos que se pueden encontrar.

Los platos preparados –hay vegetarianos, veganos, sin gluten, carnes y pescados– vienen en una bandeja de cartón blanco reciclado con bordes rojos –tipo fuente antigua–, cubierta con un plástico transparente. Una vez que la persona termina de comer, aparece un mensaje en el fondo: “Se acabó tu  comida, comienza el reciclaje”. Y es que la bandeja se puede desarmar fácilmente y reciclarse en el momento, al igual que el plástico.

Estas bandejas estarán disponibles con delivery a casas y oficinas –con un recargo en el precio– desde marzo, a través de una aplicación llamada Fork.

En la tienda se pueden encontrar cerca de 400 productos, entre propios y de productores con los que trabajan. Al interior el ambiente es cálido: canastas de mimbre, mesas y cajones de madera, trenzas de ajo, una pesa para la fruta y verdura, y una fiambrería donde cuelgan los salames. También encurtidos, aceites de oliva de variedades y granola que hacen ellos. Al fondo está la panadería, donde hornean tres veces por día. Un hit es el pan gallego de masa madre, similar al pan de campo tipo europeo ($990). En las estanterías hay baguettes de betarragas y de tinta de calamar, entre otros.

Fork, ligado al grupo Córpora, tiene como plan cortar cintas de otros dos locales en la capital: en calle Luis Pasteur, en Vitacura, en un mes más, y, luego en algún punto, que aún están definiendo.

Qué probar:
1. Asado de tira de ternera al romero. Es de carne de libre pastoreo de la IX Región y tiene un proceso de 14 horas de cocción a temperatura baja ($5.990 para dos personas).


2. Ratatouille de pimentones, berenjenas y zapallos italianos ($4.390 la porción doble).


3. Pollo Tikka Masala ($3.990, para una persona).


4. Ensalada vegana de mote, habas y rabanitos ($3.190).


5. Ensalada de camarones ($3.990).


6. Pan gallego de masa madre ($990).

Platos desde $2.890 (ensalada de quínoa) hasta $10.390 (lasaña vegetariana para 4 personas).

Coordenadas:
Carlos Silva Vildósola 1232, Plazas Las Lilas, Providencia. De lunes a domingo, de 9 a 20 horas. Instagram: @forkchile.  Teléfono: +562 26046647

Seguir leyendo