Nuevo restorán: Mar y tierra

Gastronomía

Nuevo restorán: Mar y tierra

Por Valentina Rodríguez y Francisca Urroz / Fotografía: Carolina Vargas

Restorán y emporio a la sureña.

Paula 1203. Sábado 2 de julio de 2016.

Tras cinco meses viviendo en Santiago, después de una vida entera en Puerto Varas, Fermín Santibáñez dice tener dos cosas claras: que los restoranes santiaguinos son caros y que siempre saldrá de ellos con hambre. Por eso, una vez instalado en el barrio de Vitacura, buscó, junto a su señora, un lugar en Alonso de Córdova para montar el restorán que, según él, faltaba en su nuevo barrio: de porciones generosas, sabores sureños y precios accesibles. Eso es Mar y Tierra, “la excepción de Alonso de Córdova”, según su dueño, donde se puede pedir una botella de vino Misiones de Rengo a $ 5.000, grandes sándwiches y hamburguesas desde $ 6.000 y tablas para compartir entre cuatro personas desde $ 9.000. Además, cuentan con más de 20 etiquetas de cervezas artesanales. Tienen pantallas para ver partidos de fútbol, una terraza en la que los domingos se esperará a los comensales con un cordero al palo, y, entrando a mano izquierda, un emporio donde se venden solo productos gourmet artesanales chilenos, en su mayoría traídos desde la Región de los Lagos, los que el chef Jorge Seguel –ex cocinero del casino de Puerto Varas, que pasó por la cocina de restoranes del hotel W y el Carnal–, integra de forma creativa a las 10 hamburguesas, 5 sándwiches y 5 tablas que componen la carta. El principal proveedor del lugar es Rolando Schwerter, dueño de las cecinas Braunau de Puerto Varas, quien prepara especialmente para esta cocina distintos tipos de carne con las que hacen las gruesas  hamburguesas de 220 gramos que aquí sirven: de cordero, de longaniza, 100% de carne de vacuno, de prieta y fusión de vacuno con cerdo, además de la de salmón, y la vegetariana de lenteja con quínoa. En el emporio se pueden comprar todos los productos Braunau como su cotizado jamón crudo y bien aliñadas prietas. El pan de las hamburguesas y las baguettes de los sándwiches (de salmón, de pollo de campo, de pescado frito y carne mechada) llega fresco todos los días desde la panadería francesa Metissage. Vale la pena ir a la hora de almuerzo para probar el menú sureño que cambia todos los días: comida casera que incluye entrada, plato de fondo y postre por $ 8.000.

Pidiendo la opción “arma tu hamburguesa” se pueden mezclar todos los ingredientes de la carta a la pinta del comensal por $ 9.900, y la carta de degustación de cervezas permite probar hasta 8 etiquetas artesanales por $1.500 el vaso de 250 cc.

Qué probar
Hamburguesa mar y tierra

al plato Restorán y emporio a la sureña
220 g de pura carne de vacuno, montada con camarones apanados, ensalada a la chilena salteada, champiñones ostras asados y mix de hojas verdes ($ 8.500).

Sándwich Fermín Campesino

Al plato Restorán y emporio a la sureña 2
De carne mechada hecha con un 60% de carne de vacuno, 30% de cordero y 10% de cerdo, hongos silvestres y mucho vino tinto. Sobre la mechada lleva lonjas de longaniza asada, tocino a la plancha, tomate, lechuga y mucho ají verde ($7.800).

Tabla campesina

Al plato Restorán y emporio a la sureña 3
Llega con la carne mechada de la casa, costillas de cerdo ahumado y alitas de pollo a la mostaza, todo acompañado con champiñones al ajillo, unas gruesas papas bravas y mortero de palta con pepinillo, ají verde, ciboulette y aceite de oliva. Además de tres salsas de la casa, tostadas y grisines ($12.900).

 

Al plato Restorán y emporio a la sureña 5

Abierto todos los días de 11 a 16 horas y de 19 hasta las 00 hrs. Alonso de Córdova 4134, fono 22759 8561, www.marytierragourmet.cl

 

 

 

 

Seguir leyendo