Ingrato: el tejido radical de Sebastián Plaza

Hecho a Mano

Ingrato: el tejido radical de Sebastián Plaza

Por Almendra Arcaya. Extracto de la conversación del diseñador gráfico Sebastián Plaza y la periodista Rita Cox en Expolana y Hecho a mano 2016.

Piezas volumétricas con colores vibrantes que cubren el rostro y el cuerpo son parte de trabajo del diseñador gráfico y tejedor Sebastián Plaza (25). Una propuesta que genera adeptos y detractores, y que logra provocar reacciones de todo tipo. Eso es lo que busca Ingrato: hacer una crítica a los cánones de belleza establecidos.

Paula Digital. Expolana & Hecho a mano 2016.

¿Cómo llega Sebastián Plaza al tejido?
De curioso. El año 2011 pasaba mucho tiempo en la red social Tumblr, donde veía mucho el clásico cuadro o cojín tejido. Piezas muy típicas. Recuerdo que me llamaban mucho la atención los colores y la forma en que estaban realizadas las piezas. Pensaba: “cómo algo tan pequeño como un ganchillo puede hacer una pieza tan grande como un chaleco o un poncho”. Empecé a investigar sobre el tejido de Perú y Bolivia, y sus trajes típicos de algunos rituales que me llamaban mucho la atención, y empecé a pensar en una propuesta que fuera diferente.

¿Qué te lleva a relacionar finalmente el tejido con estas grandes piezas volumétricas?
Nace de distintas inspiraciones, de instancias de mucha introspección. Siempre que tejía terminaba haciendo este tipo de piezas y descubrí que me gusta mucho trabajar con la deformación del cuerpo y jugar con la contrapropuesta. Se pueden hacer cosas completamente incómodas de llevar que tienen una carga simbólica muy fuerte.

¿Qué es lo que buscas contar a través de esta deformación en volúmenes y colores vibrantes?
De alguna manera el relato de estas piezas es mi forma de expresar mi desacuerdo con la sociedad. Mi crítica a la constante comparación o estímulo por ciertos parámetros de belleza que se establecen como lo normal. Mi idea es destruir esos parámetros a través de estas perturbaciones del cuerpo que juegan con el movimiento, con la estimulación, con los colores saturados, con la distorsión de los sentidos y con la exageración de la forma del cuerpo y de la cara. Finalmente la idea es llegar a nuevos resultados. Es una propuesta que deja atrás el cuerpo establecido y se convierte en un monstruo, que puede ser agradable o desagradable para la vista.

4 ELEMENTOS
Tejido Elemental es una representación de los cuatro elementos de la naturaleza, realizada en octubre de 2015 para el Instituto Arcos de Santo Domingo. De izquierda a derecha: el agua, el fuego, el viento y la tierra. Fotografía: Beatriz Arce.

¿Cómo reaccionas frente a quienes creen que tus piezas son desagradables o perturbantes?
Hay de todo tipo de público. Existen algunos a quienes en verdad les perturba mucho este tipo de piezas porque no les parece correcto de alguna manera el tratamiento que le estoy dando al tejido. Ven el tejido experimental como algo incorrecto. Pero también hay muchas otras personas en el mundo que quieren ver cosas raras. Personas a las que los estimula ver cosas diferentes.

¿Por qué crees que se genera esta resistencia?
Yo creo que es porque no va de la mano con la moda. Les hace ruido. Los perturba. Y si eso sucede, significa que está funcionando. Es válido que les moleste al ojo. Hay quienes me han dicho que mis piezas parecen condones con sombrero y es una forma súper violenta de decirme “oye, tu trabajo es horrible”. Pero agradezco todo tipo de comentarios, insisto, si hace ruido es porque funciona. De eso se trata.

CORPOREO
Monstruos. “Creo que estos corpóreos son la pieza que mejor representa mi tejido experimental. Van más allá de jugar con piernas o brazos. Anulan completamente el cuerpo y finalmente no sabemos quién está detrás de todas estas piezas”, dice el diseñador Sebastián Plaza sobre esta propuesta experimental que realizó en 2014. Fotografía: Felipe Ponce.

¿Hay algún interés en que sean piezas comerciables?
No es la intención. No son piezas cómodas, son pesadas y su fin es performativo. No tengo clientes que estén interesados en tener una pieza como esta en la casa. Porque si la compras, aunque sea como una pieza artística, no puedes enmarcarla, colgarla en la pared o instalarla en un maniquí, porque es una pieza muy compleja.

¿Cómo proyectas tus piezas?
Me gustaría algún día tomar todos estos trajes y convertirlos en una obra de teatro. O algún tipo de composición musical o de cine.

PAGANO
La muestra Pagano (2016) consiste en tres máscaras que buscan reflejar el reencuentro del hombre con su naturaleza. Fue publicada en www.conejo.cl, una página web enfocada en producciones de moda con temática erótica masculina. Fotografía: Mairo Arde Mora.

¿Has pensado en utilizar otros materiales?
Sí, pero la lana ha sido el material con que he logrado mejores resultados. Ahora estoy incursionando con el plástico y ya empecé a trabajar con piezas de género reciclado que recogí de los retazos que dejaban los alumnos de Diseño de Vestuario del Duoc, en Valparaíso. Me la llevaba, la convertía en ovillo y la teñía con pigmentos naturales. Para Pagano, una propuesta de este año, utilicé betarraga y cebolla para teñir las piezas.

IMG_8596
El diseñador y tejedor Sebastián Plaza.

¿Qué tan factible ves el futuro de un arte como el tuyo en Chile?
Lo veo difícil. Mi meta es irme a Japón, porque ahí he visto que los músicos y actores se prestan mucho para la experimentación y abstracción. Pero después pienso un poco más y digo, qué mal tener que irse a Japón para poder hacerlo. Prefiero seguir luchando acá y espero que algún día haya marcas que quieran tener piezas como estas en sus campañas, que las empiecen a encontrar interesantes. Yo creo que no hay que cerrarse a nada. Quizás en un futuro la lana sea lo único que quede para poder sobrevivir y va a haber que jugar con ella y hacer cosas muy extrañas. Finalmente eso es lo que yo propongo, jugar.

No tejer
No tejer fue una intervención presentada en julio en Bar Lira, ubicado en Plaza Brasil. “Estuve una hora y media tejiendo con la estructura sobre mí. Al final me empecé a quedar dormido porque no me llegaba el aire, es una pieza que pesa 10 kilos”, dice Plaza. Fotografía: Felipe Ponce.

Sebastián Plaza realiza talleres grupales de máscaras y experimentación textil. Más información en plazakutz@gmail.com o al 98832 6323.

Seguir leyendo