The Wool Fellas

Hecho a Mano

The Wool Fellas

Por Alejandra Apablaza / Producción: Sofía Maturana / Fotografía: Alejandro Araya.

Tamara Muñoz (29) es la diseñadora detrás de The Wool Fellas, la exitosa tienda online donde vende los coloridos tapices que teje en todas partes: en la playa, en la cama, mientras conversa o se toma un té. Acá cuenta cómo partió tejiendo y enseña a hacer un tapiz con una caja de fósforos.

Paula 1194. Sábado 27 de febrero de 2016.

Tamara Muñoz (29) es la diseñadora detrás de The Wool Fellas, la exitosa tienda online donde vende los coloridos tapices que teje en todas partes: en la playa, en la cama, mientras conversa o se toma un té. Acá cuenta cómo partió tejiendo y enseña a hacer un tapiz con una caja de fósforos.

Un día, cuando era chica, Tamara vio una foto de su abuela tejiendo en un telar mapuche. Casi no la conoció, pero en ese momento supo que ella también iba a aprender a tejer a telar. Lo que además supo es que no iba a ser capaz de hacer tapices sin usar la explosión de colores que había en su cabeza. Hoy diseñadora gráfica de la UDP, siempre se sintió atraída por los textiles. “Aprendí a tejer a palillo a los 8 años, durante unas vacaciones de invierno; me enseñaron para que no me aburriera. En mi casa todo era tejido. Crecí rodeada de lanas y gatos dando vueltas”.

¿Cuándo aprendiste a tejer a telar?

Tomé un taller con la artista textil Constanza Urrutia hace unos cuatro años. Eran unos talleres de telar básico que dictaban en el GAM. Yo tenía algunas nociones de la técnica, pero quería explorar más. No me atraían los diseños rústicos ni artesanales, por eso cuando Constanza me mostró el trabajo de otros artistas en el mundo, me di cuenta de que ése era el tipo de tapiz que yo quería hacer. Ver esas obras me inspiró y me di cuenta de que podía usar el diseño gráfico en mis piezas. Mis compañeros de taller eran personas mayores y sus tapices eran más tradicionales. Yo, mientras, experimenté con colores y formas.

2

¿Qué es lo que más te gusta de tejer?

Me gusta el trabajo con materiales nobles, ver las texturas que se van logrando con las fibras entre la urdimbre. Después de un rato el proceso se va haciendo más automático, por eso me gusta estar con gente cerca y conversar mientras tejo. No me imagino tejiendo sola en un taller. Para mí tejer es compartir.

¿Cómo nació The Wool Fellas?

Nació cuando ya tenía varios tapices hechos y los empecé a vender y a regalar. Luego me empezaron a preguntar dónde podían ver más diseños y me di cuenta de que tenía que formalizar mi hobby y hacer una marca. Con mi pololo, que también es diseñador, pensamos en el nombre e hicimos el sitio web. Tuvimos súper buena acogida y me empezaron a preguntar si hacía talleres y si vendía telares. El primer taller lo hice con puros diseñadores, que además eran amigos míos, lo que fue muy bueno porque era mi primera vez enseñando la técnica. En los siguientes llegaron abogados, ingenieros y personas que no habían tomado una tijera desde el colegio. Es muy gratificante ver cómo terminan el taller con un tapiz diseñado y tejido por ellos.
“Creo que la gente está buscando aprender cosas nuevas que la saquen de los espacios cotidianos de trabajo. Yo me doy cuenta de eso por la cantidad de personas que me contactan por mis talleres. Hay algunos que van, hacen el tapiz, quedan felices y no creo que vayan a hacer un segundo. Pero otros quieren seguir aprendiendo y lo ven como una posibilidad de emprendimiento personal. Con algunos de ellos empezamos un taller nivel 2, donde enseño técnicas más avanzadas como embarrilados, tejido curvo, urdimbre a la vista y urdimbre suplementaria.

“No tengo un lugar fijo para tejer. No me imagino tejiendo sola en un taller. Para mí tejer es también compartir”, dice Tamara, mientras pasa las hebras por este telar casero.
Inicio próximo taller sábado 5 de marzo. contacto@thewoolfellas.com

Un telar en una caja de fósforos

Materiales:
3

– 1 caja grande de fósforos
– Algodones de colores
– Tijeras
– Regla
– Lápiz mina
– Agujas de lana
– Cuchillo cartonero

Paso a Paso

1. Vaciar la caja de fósforos. Por el lado angosto marcar con una línea cada 5 milímetros por ambos lados.
manualidades telar caja de fosforos

2. Con el cuchillo cartonero hacer una pequeña ranura desde el borde de la caja hacia abajo. Repetir en ambos costados.
manualidades telar caja de fosforos

3. Montar la urdimbre. Elegir un color y pasar el algodón de forma vertical incrustando las fibras desde la primera ranura hasta la última pasando por debajo de la caja. Debe quedar tenso. Al terminar, anudar el inicio del algodón con el final.
manualidades telar caja de fosforos

4. Comenzar a tejer. Elegir un color de algodón y enhebrar la aguja. Pasarla intercalando la urdimbre por arriba y por debajo. Al finalizar la pasada, acomodar el algodón a la parte inferior de la caja. Devolverse por el lado contrario.
manualidades telar caja de fosforos

5. Continuar tejiendo sin tensar las fibras.
manualidades telar caja de fosforos

6. Cambiar de color. Se puede terminar la pasada o hacer un bloque de color. Para terminar la pasada: se corta el algodón y se esconde hacia abajo lo que sobra. Seguir del mismo modo como se empezó a tejer.Para hacer un bloque de color: tejer con el mismo color hasta la donde quieras hacer el bloque y devolverse. Igualar la altura con otro color partiendo en el mismo sentido.

manualidades telar caja de fosforos

7. Desmontar el tapiz. Cortar la urdimbre desde la base y sacarlo. Anudar las hebras restantes unas a otras.
manualidades telar caja de fosforos

8. Para cerrar hacer un nudo filipino: anudar en forma de 4 y tirar hacia atrás.
manualidades telar caja de fosforos

9. Coser lo sobrante con hilo y aguja.
manualidades telar caja de fosforos

10. Tapar el reverso con una tela o poner en un marco.
manualidades telar caja de fosforos

Seguir leyendo