*
8 Septiembre, 2016
orla

El blanco y negro de Miguras

El monocromo, la tipografía, rostros icónicos del cine y la música, títulos de películas y series , además de frases del cancionero romanticón, son parte del universo _de esta nueva marca de diseño independiente.

Por Rita Cox / Fotografía: Rodrigo Chodil / Producción: Jazmín Cortés


Paula 1208. Especial Moda, sábado 10 de septiembre de 2016.

miguras

Poleras, $18.000; polerones, $ 21.000; chaquetas, $ 30.000. Para comprar y visitar la tienda taller escribir a hola@miguras.cl. Además de ropa, se encuentran cojines y bastidores estampados, entre otros objetos de decoración.

La noche del 26 de febrero la actriz Natalia Valdebenito arrasó en el Festival de la Canción de Viña del Mar y, de paso, el proyecto que recién echaba a andar la también actriz de profesión Michelle Miguras (31) recibía un gran espaldarazo. Y es que después de las gaviotas de plata y de oro, para el bis, Valdebenito cambió la blusa blanca que llevaba hasta entonces por esa inolvidable polera, también blanca, con un “Y vo’ creí que soy weona?” estampado en negro.
Un diseño de Michelle Miguras, quien en pocas horas comenzó a recibir pedidos y más pedidos, entre ellos versiones del estampado en color, pero se negó. Miguras (@miguras), marca de diseño independiente, que en junio cumplió un año, estableció desde un comienzo el monocromo como línea de acción. El color quedó relegado a una segunda etiqueta, @holagizmo.

miguras2

Michelle aprendió de técnicas de estampado googleando. La tipografía, en tanto, eje central de su trabajo, es otro tema que ha investigado. Foto: Rodrigo Pincheira

Poleras y polerones de algodón y algodón con poliéster trabajados con técnicas de sublimación, serigrafía y vinilo conforman las piezas más potentes, y a esta altura reconocidas, de Miguras, un espejo de los intereses pop de su dueña. En los colgadores de su tienda taller, una pieza de su casa en Las Condes, se ven desde los rostros estampados de mujeres divinas como Twiggy, Brigitte Bardot y Audrey Hepburn como Holly Golightly (Desayuno en Tiffany’s), hasta las caras de Patti Smith, David Bowie, Miguel Bosé y Chayanne. El desprejuicio es total y da espacio para el lenguaje AM con textos como “Tiempo de Vals”, la romanticona canción del cantante portorriqueño que, con el trabajo en blanco y negro y tipográfico, adquiere otra categoría. “En mis prendas estampo lo que me es genuinamente significativo, lo que ha formado parte de mi vida”, dice para explicar también sus polerones “Fuego de Noche, Nieve de Día” (Ricky Martin), Flashdance y Dirty Dancing, y su chaqueta con un contundente “Sarita Mellafe” (el maléfico personaje de Paulina Urrutia en Fuera de Control).

Etiquetas: ,,

Deja tu comentario