El retorno de la moda unisex

Moda

El retorno de la moda unisex

Por Nina Mackenna

El concepto de ropa unisex ha comenzado a emerger con fuerza renovada. Sus nuevos cultores aparecen en manadas con propuestas modernas para vestir el clóset con lo mejor y más perdurable a lo que podemos acceder: ropa sin edad, sin género y con la mejor herencia de sastrería masculina. Uno de los nombres más destacados es el de la diseñadora brasileña Paula Gerbase.

Paula 1120. Sábado 27 de abril 2013.

El concepto de ropa unisex ha comenzado a emerger con fuerza renovada. Sus nuevos cultores aparecen en manadas con propuestas modernas para vestir el clóset con lo mejor y más perdurable a lo que podemos acceder: ropa sin edad, sin género y con la mejor herencia de sastrería masculina. Uno de los nombres más destacados es el de la diseñadora brasileña Paula Gerbase.

La marca de ropa unisex y algo andrógina llamada 1205, creada por la brasileña residente en Londres Paula Gerbase, es un fenómeno. Y ciertamente no aislado. Cada día son más los jóvenes talentos que salen de la Semana de la Moda de Londres y cuyas apuestas veneran los conceptos de la sastrería masculina –tema que por sí solo no tiene nada de novedoso–, pero con un upgrade conceptual. El tema del momento es definir sus marcas como andróginas o simplemente unisex, aun cuando al interior de ellas, los menos radicales todavía creen dos líneas, una para hombre y una para mujer. Ambas solo difieren en el talle y ciertos detalles morfológicos en la construcción para adecuarse de mejor manera a los cuerpos de uno y otro. Pero en general, si vemos detenidamente estas colecciones, siempre hablan de lo mismo: calidad extraordinaria en los materiales, paleta de colores común a ambas líneas, generalmente sombrías, y corte impecable. Nada de modas y piezas para la estación. La ropa está concebida para durar la vida y para no perder el deseo de usarla eternamente. La estridencia visual queda descartada de la ecuación; la tendencia también. Lo clásico se revaloriza, y cuestiones que suenan a añejo, como Saville Row, parecen ser la nueva Meca donde aprender cuál es el pulso que la sastrería debe tener.

Paula Gerbase

Su marca tiene la estética de la sastrería enfocándose en el intrigante balance entre lo femenino y lo masculino, entre lo tradicional y lo moderno. Estudió Moda en la escuela Central Saint Martins, en Londres, y luego pasó muchos años trabajando en las famosísimas sastrerías de Saville Row. Primero en Hardy Amies, y después en Kilgour, donde fue jefa de diseño. Su formación en sastrería a la medida le dio una visión que la llevó a la búsqueda del perfecto clóset unisex. Así creó en 2010 su marca 1205 (día y mes en que ella nació).

Seguir leyendo