El verano 2013 de Tommy Hilfiger

Moda

El verano 2013 de Tommy Hilfiger

Por Marcia Juliá

American Voyage es el nombre de la nueva colección que Tommy Hilfiger presentó en la Semana de la Moda de Nueva York. Una propuesta con énfasis en el traje dos piezas de chaqueta y pantalón, y en los vestidos de silueta A. En cuanto a los estampados, las rayas lideran sin competencia.

Paula 1105. Sábado 29 de septiembre 2012.

American Voyage es el nombre de la nueva colección que Tommy Hilfiger presentó en la Semana de la Moda de Nueva York. Una propuesta con énfasis en el traje dos piezas de chaqueta y pantalón, y en los vestidos de silueta A. En cuanto a los estampados, las rayas lideran sin competencia.

Sastrería liviana

Para el lanzamieno de su colección femenina primavera-verano 2012 en la reciente semana de la moda en Nueva York, Tommy Hilfiger volvió a sorprender con un montaje-pasarela. El lugar elegido esta vez fue el High Line Park, donde la oficina de diseño
Randall Peacock replicó un perfecto muelle blanco, iluminado por cientos de faroles. Sobre ese muelle fue que desfilaron, al ritmo del remix de la cancion Follow Rivers, de la cantante sueca Lykke Li, las 45 modelos, todas de pelo suelto y partidura al medio, y un maquillaje natural, a cargo de la make up artist Diane Kendal. Del total de 45 tenidas que Tommy Hilfiger mostró sobre la pasarela, 20 fueron de sastrería de chaqueta y pantalón, largo y corto, con una paleta con énfasis en el blanco, azul
y rojo, y algunas piezas beige y rosado pastel. Trajes de silueta holgada y
cortes rectos, hechos en seda con estampados de rayas –horizontales, verticales y en diagonal– y detalles de motivos náuticos. El diseñador combinó la sastrería con blusas oversize abrochadas hasta el cuello, y suéteres estilo universitario. Un look muy masculino que recordaba a la Diane Keaton de las películas de Woody
Allen, ícono del estilo tom boy.

Vestidos de inspiración cincuentera
Una vez concluída la exposición de sastrería, los vestidos con guiñas a la silueta de fines de los cincuenta y principios de los sesenta se apoderaron de la pasarela.
Piezas de geometría simple y silueta holgada parecían homenajear a las formas de Balenciaga, luego desarrolladas por el francés André Courrèges en mini-dresses de silueta tipo A. Vestidos hasta arriba de la rodilla y manga tres cuarto hechos en seda y cuero, combinados con tres tipos de zapatos: plataformas, tacos altos y alpargatas con un poco de terraplén. El toque final para este look retro lo proporcionaron los anteojos redondos y enormes.

Een el trabajo de Hilfiger pueden reconocerse tres tendencias potentes de esta temporada: la silueta holgada y cómoda; la sastrería, con pantalones tan confortables como livianos; y la supremacía de las rayas marineras y verticales.

Accesorios
Pulseras en formas de sogas y nudos marineros; zapatos de taco alto y plataforma sólida, los llamados “chunky shoes”; anteojos redondos y grandes y maxi carteras
fueron los accesorios clave de la propuesta de Hilfiger para este verano.

Seguir leyendo