Heroínas con armadura

Moda

Heroínas con armadura

Por constanza espinoza

El primer perfume femenino creado por Paco Rabanne cumplió 50 años. Sus musas de esa época se consideraron un reflejo de la liberación femenina. Eran tiempos en que las mujeres recién comenzaban a ser conscientes de los prejuicios que las rodeaban. Y los íconos actuales de la firma son también un referente en esta lucha.

El diseñador español Paco Rabanne (85) comenzó su carrera creando accesorios para firmas como Balenciaga, Givenchy, Nina Ricci y Courrèges. Sus estudios de arquitectura en la Escuela de Bellas Artes fueron probablemente una de sus mayores influencias para crear en 1966 su colección: “12 vestidos imposibles de usar con materiales contemporáneos”, que llamó la atención debido a que su desfile incorporó por primera vez música y modelos afroamericanas descalzas, y donde los vestidos no estaban hechos de telas sino que de discos y placas de plástico rhodoïd y metal, y en vez de haber sido cosidos con aguja e hilo, el diseñador los había confeccionado con alambres y pegamento. La sensación que despertó fue tal, que Coco Chanel lo apodó “El metalúrgico” y el artista Salvador Dalí se refirió a él como “el segundo mayor genio hispano”. “En Francia, durante los años 60, tuvimos un movimiento de liberación femenina similar al de Estados Unidos”, comentaba Paco Rabanne en una entrevista en 2002. “Fue un momento en que las mujeres emergieron para convertirse en guerreras porque necesitaban afirmar su deseo de emancipación y libertad. La armadura era casi necesaria”.

01. Audrey Hepburn en la película Dos en la carretera (1967).

 

02. Jane Fonda con unos de los trajes diseñados por Paco Rabanne para Barbarella (1968).

 

03. La francesa Françoise Hardy, musa del diseñador.

Paco y sus musas influyentes

La cantante Françoise Hardy encarnó -de acuerdo a diseñadores como Yves Saint Laurent, Pierre Cardin y el propio Rabanne- la “esencia del estilo francés”. Fue una de las musas del diseñador y quien lució el que en ese entonces se consideró el vestido más caro del mundo al estar confeccionado en placas de oro. La técnica de Paco Rabanne para unir materiales no convencionales lo convirtieron en referente. Sus vestidos fueron adquiridos por el Museo de Arte Moderno de Nueva York y su éxito quedó reflejado en el cine: creó el vestuario de la actriz Audrey Hepburn en Dos en la carretera (1967), a partir de un minivestido adaptado de su colección de imposibles de llevar, y también los trajes de Jane Fonda en Barbarella (1968), de Roger Vadim. Un filme de ciencia ficción inspirado en un cómic francés con una desinhibida heroína, que elevó a la actriz como símbolo sexual y se transformó en una película de culto que reflejó el espíritu de la época. El diseñador consideró que los vestidos tradicionales ‘atarían’ a esta mujer valiente y poderosa, por lo que se inspiró en las mallas metálicas que protegían a los caballeros medievales para crear minivestidos, corsés y enteritos. Jane Fonda reveló a Vanity Fair, al cumplir 80, que protagonizar Barbarella fue “algo aterrador, divertido y salvaje. En la primera escena salgo completamente desnuda”.

 

Íconos modernos

Las modelos Luma Grothe (25) y Emily Ratajkowski (28) son actualmente los rostros de los perfumes Olympea y Pure XS for Her. La línea de fragancias es una parte fundamental de la firma y, al igual que en sus colecciones de vestuario, la libertad y el empoderamiento femenino son parte de su esencia. Luma y Emily comparten también la lucha feminista. “Para mí” -explicó Ratajkowski en una entrevista con El País en diciembre- el feminismo tiene que ver con las elecciones propias y no con decirles a las mujeres lo que tienen que hacer. Si una mujer quiere cubrirse por completo, si quiere enseñar su cuerpo o hacer dinero con él o lo que sea, es su elección”. La modelo es defensora de los derechos de las mujeres y su postura respecto a la sexualidad es firme. Su carta publicada en Lenny Letter, plataforma feminista creada por Lena Dunham y Jenni Konner, es otra prueba de ello. “Para mí la palabra sexi es una de las formas en las que viene la belleza, es una forma de expresión propia, una que debería ser celebrada porque se refiere a una maravillosa mujer. ¿Por qué debe tener la implicación de que debe ser algo estrictamente sexual y que solo les pertenece a los hombres?”

Seguir leyendo