La pareja tras Jil Sander

Moda

La pareja tras Jil Sander

Por María Paz Braun

La firma alemana, que lleva al extremo el minimalismo, tiene desde 2017 como directores creativos al matrimonio Luke y Lucie Meier, quienes la encaminaron hacia su lado más delicado.

Paula 1249. Sábado 21 de abril de 2018. Especial Madres.

Ella es suiza y trabajó en Louis Vuitton, Balenciaga y Dior, donde quedó a la cabeza tras la salida de Raf Simons. Luke es canadiense y estudió Finanzas antes de convertirse en director creativo de Supreme y cofundar OAMC, su línea masculina. En 2017, la exitosa pareja que se conoció en la escuela Polimoda en Florencia, empezó por primera vez un proyecto laboral en conjunto: dirigir Jil Sander. El desafío era grande: la dirección ha tenido a tres diseñadores, además de dos breves regresos de su fundadora, desde que ella decidió irse la primera vez en el año 2000.

“Prometedoras” es la palabra más repetida por los críticos al ver las primeras colecciones de la pareja. Coinciden en que la comprensión sobre el minimalismo y la rigurosidad característicos de la marca fue reemplazada por siluetas más sutiles. “Muchas veces, la primera impresión de ella (Sander) es fría, escasa y dura. Pero también es femenina, liviana y sensual; ese fue el enfoque para nosotros”, explicó Luke a Vogue luego de presentar la primavera 2018, su primera pasarela.

Otoño-invierno 2018/2019.

Mostraron camisas blancas austeras, algunas hasta el suelo y con detalles como mangas abultadas o delgados cinturones. Hicieron trajes de chaqueta menos estructurados, chalecos de macramé sobre otras prendas, y la sorpresa: vestidos de tejido a tres colores. Para Suzy Menkes, de Vogue, hay esperanzas para creer que Sander va a encontrar un digno legado.

Seguir leyendo