Las cinco claves del desfile de Lupe Gajardo

Moda

Las cinco claves del desfile de Lupe Gajardo

Por María José Salas / Fotografía: Rodrigo Chodil

Estampados de cuadrillé, plumas, diversas siluetas, pelos voluminosos y desordenados. La nueva colección otoño-invierno 2018 de la diseñadora Lupe Gajardo es un manifiesto a la diversidad e inclusión.

Paula.cl

La cita era a las 20:30 horas de este martes 27 de marzo en el If Blanco Recoleta. El galpón industrial, que de día funciona como espacio colaborativo donde interactúan distintas disciplinas, estaba repleto de amantes de la moda que esperaban la nueva colección otoño-invierno 2018 de la diseñadora nacional, quien el año pasado maravilló a los asistentes con una pasarela que hizo explotar la feminidad al extremo, evocando el rococó de María Antonieta. Esta vez, el manifiesto fue distinto. En 42 pasadas el espacio se inundó de diversidad: diferentes pieles, texturas con guiños a la cultura inglesa y mujeres diversas.

Las 5 claves
1- Factor plumas
“Las elegí porque es una materialidad que siempre me ha gustado. Su movimiento, su delicadeza, es un súper aporte. Esta colección se trabajó como si cada vestido fuera un cuadro. Fuimos poniendo y sacando materiales, y viendo lo que combinaba, en el momento, de manera espontánea, y teníamos una infinidad de materiales a disposición. Entre ellos, plumas, que son un gusto personal”.

2- Cuadrillé punky
“Compré esos cuadrillé hace mucho tiempo, en un viaje. En la colección se trató de ocupar lo que ya teníamos en el taller. Se armó casi a base de puros retazos, entre ellos, esta tela, entonces de ahí viene este resultado un poco punky, que uno lo asocia al tiro a Vivienne Westwood. No hubo un guiño o una referencia literal, sino más bien este armado a base de lo que teníamos, pero claro, hay una conexión estética absoluta, yo también la veo”.

3- Siluetas diversas
“La colección tenía una intención, un discurso, que buscaba representar la variedad total, la mezcla total que somos. Por eso nació la idea de hacer un casting abierto. Yo quería mujeres distintas y no solo un tipo de mujer y cuerpo. Me pareció que era muy coherente con esta colección, que tiene que ver con la escasez, con lo espontáneo. Las modelos surgen como estas representantes de la verdad que es la vida, que es una mezcla finalmente”.

4- Los pelos de Gonzalo Leonidas
“El pelo es, sin duda, un accesorio clave de la colección. Me saco totalmente el sombrero porque Gonzalo, quien es la cabeza, es súper jugado y arriesgado, nunca tiene miedo de nada. Me dijo: ‘Lupe, démosle con volumen”. Yo soy un poquitito más temerosa de repente de cómo resultará, pero él siempre se convence de tal manera que logra convencerme a mí también. Los resultados son muy espectaculares a la vista”.

5- Rosita Parsons, ícono de la moda
“Incorporar a la ex modelo Rosita Parsons en la selección tuvo la intención de representar que ella también es una mujer más. Es estupenda, un verdadero ícono de la moda nacional. Tenía ganas de participar en el desfile y yo más que encantada de recibirla”.

 

Seguir leyendo