*
7 septiembre, 2017
orla

Las it girls de antaño

¿Quiénes de todas las mujeres que hoy son reconocidas como influencias en materia de estilo serán recordadas en 2067? Hagan sus apuestas mientras rememoramos a las que desde los 60 no se olvidan.

Por Alejandra Cuevas / Ilustraciones: Pablo Farías


Paula 1234. Sábado 9 de septiembre de 2017. Especial moda, inspiración 1967.

Musas Warhol

Twiggy reinaba en Londres, Edie Sedgwick (en la foto principal) en Nueva York. Parte de la Factory de Andy Warhol e inspiración de Bob Dylan para su disco Blonde on Blonde, su marca registrada fueron las medias negras que vestía con suéteres o mini vestidos. Su pelo corto platinado era un claro homenaje al rey del pop art y solía llevar grandes aros tipo candelabros que rozaban sus hombros. Otro de sus infaltables: el delineador.
Leer: Edie, American Girl, de Jean Stein. US$16 en www.amazon.com
Seguir: @ediesedgwickdaily

Nico fue la voz en The Velvet Underground and Nico (1967), uno de los discos más influyentes de todos los tiempos y su posterior carrera como solista inspiró a bandas como Siouxsie and the Banshees y Bauhaus. La actriz Chloë Sevigny suele apuntarla como su principal referente estético.
Parte también de la Factory, y fugaz pareja de Jim Morrison, usaba sencillos trajes de pantalones masculinos, suéteres de cuello alto y colores neutros. Sus duras facciones las enmarcaba bajo un flequillo rubio. Se dice que fue la creadora de un look proto-gótico (andrógino y melancólico), en sintonía con su voz.
Escuchar: el disco Chelsea Girl (1967), disponible en Spotify.
Ver: el documental Nico Icon, de Susanne Ofteringer (1995). En Youtube, sin subtítulos.

La modelo

 

Veruschka fue la favorita de la editora de Vogue US, Diana Vreeland. Posó para Salvador Dalí y fue retratada por Irving Penn, Helmut Newton y Richard Avedon, quien la definió como “la mujer más hermosa del mundo”. Llegó a ganar 10 mil dólares por jornada de trabajo, convirtiéndose en la primera supermodelo de los 60.
Su metro ochenta y piernas eternas revolucionaron las pasarelas y, a pesar de que el mérito es atribuido a Twiggy, fue Veruschka quien popularizó la silueta extra delgada. A diferencia del look infantil de algunas modelos, incluida la inglesa, todo en ella exudaba sensualidad y sofisticación.
Con 78 años, acaba de protagonizar el lookbook de la colección resort 2018 de Acne Studios.
Leer y ver: el libro de fotografías Veruschka: From Vera to Veruschka, de Jhonny Moncada (2014). US$ 44.37 en www.amazon.com

El cuerpo

 

Después de que One Million Years B.C. fue estrenada en 1966, The New York Times definió a Raquel Welch como “el más maravilloso monumento viviente a la mujer”. Tenía apenas tres líneas en la película, pero su figura en un bikini de gamuza la llevó al estatus de ícono sexual.
En la vereda opuesta de las ultra delgadas modelos y actrices de la época, Welch les sacaba partido a sus curvas, usando pantalones ajustados, vestidos diminutos y profundos escotes. Su pelo aleonado fue otro de sus must.
Leer: su autobriografía Raquel: Beyond the Cleavage (2010). US$ 6.22 en www.amazon.com
Ver: sus videos de ejercicios Total Beauty and Fitness (1984), en Youtube.

La elegancia

 

 

Audrey Hepburn fue la más grande musa de Givenchy, quien la vistió por primera vez para su personaje en la película Sabrina (1954), de Billy Wilder, y juntos formaron una de las duplas más importantes en la relación cine y  moda. Pero fue su papel en Desayuno en Tiffany’s (1961), envuelta en un simple little black dress, que la consolidó como ícono de estilo. En 1967 cambió radicalmente su imagen: con un corte de pelo “pixie” protagonizó  Dos en la carretera (Stanley Donen), vitrina de los diseñadores más importantes de la época: Mary Quant, André Courrèges y Paco Rabanne.
Leer y ver: el libro de fotografía Audrey Hepburn: Portraits of an icon, de Terence Pepper (2015). US$ 28.49 en www.amazon.com
Seguir: @audrey.hepburn

Las Francesas

Antes de los hipsters y del boom de las fashion bloggers de estilo “effortless chic”, estaba Françoise Hardy. Rei Kawakubo tomó una frase de una de sus canciones para el nombre de su marca, Comme de Garçons, y Alexa Chung no disimula en imitar su look. Su guardarropa estaba lleno de prendas sencillas: jeans de corte campana, camisetas blancas, suéteres de cuello alto y minifaldas que combinaba con chaquetas y gorras de estilo masculino.

Jane Birkin, cantante, actriz y mujer de Serge Gainsbourg, interpretó una de las canciones más escandalosas y sexualmente explícitas de la historia, en 1969: Je t’aime… moi non plus. Con esa impronta, la inglesa radicada en Francia le añadió sensualidad al look “effortless” que lucía Hardy, abandonando los sostenes, llevando transparencias y mostrando mucha-mucha piel. Todo con un inocente canastito de mimbre como cartera. En 1984, Hermès creó un bolso en su honor: la “birkin bag”.

La Séptima Rolling Stones

Anita Pallenberg fue pionera del estilo bohemio, creó el look de los Rolling Stones y fue pareja de dos de sus integrantes: Brian Jones y Keith Richards. Este último escribió en sus memorias “me convertí en un ícono de la moda por usar la ropa de mi mujer”.
Anita protagonizó junto a Mick Jagger la película de culto Performance (68) y fue figura Swinging London. Combinaba botas altas con minis, usaba abrigos de piel,   sombreros de ala ancha, boas de plumas y blusas románticas.
Referente indiscutido de diseñadores como Anna Sui, Hedi Slimane, gran amiga de Marianne Faithfull e ídola de Kate Moss, Pallenberg murió en junio de 2017.
Seguir: @anita_pallenberg

Reina afro

Marsha Hunt fue la primera mujer afroamericana en aparecer en la portada de la revista inglesa Queen, en 1969, transformándose en uno de los estandartes del black power movement de ese país.  Mick Jagger, de quien fue pareja, le escribió la canción Brown Sugar.
Leer: su autobiografía Real Life: The Story of a Survivor. US$ 32 en www.amazon.com
Ver:
su video musical Desdemona, de 1969, en Youtube.

Deja tu comentario