*
23 Marzo, 2017
orla

Los trajes de baño Puntamar

La marca, que en 2016 lanzó su primera colección, apuesta por la sobriedad en los colores, detalles en mangas y piezas desmontables.

Por Rose Marie Bächler y Sophie Berthet / Fotografía: Andrés Espinosa


Paula 1222. Sábado 25 de marzo de 2017. Especial Moda.

Primas, amigas, y socias hace un año, desde los 15 que la financista María Paula Ardil (26) y la diseñadora Paola Arango (27) juntas siguen cada uno de los capítulos de la moda. Con el ojo entrenado, y a pesar de la buena fama de los trajes de baño colombianos, detectaron que en general estos seguían la misma línea: colores fuertes como calipso y fucsia, mucho estampado y aplicaciones de cierres, hebillas y mostacillas. “Siempre encontrábamos lo mismo”, cuenta María Paula vía telefónica desde Bucaramanga, ciudad a unos 400 kilómetros al norte de Bogotá.

Andrés Espinosa

Andrés Espinosa

En Instagram y las páginas de revistas internacionales encontraron un contrapunto a eso que les ofrecía el mercado local y también la inspiración para lanzarse en marzo de 2016 con su propia marca de “vestidos de baño”, como se dice en Colombia, Puntamar. La primera colección disponible hasta ahora es Solid Path (“camino de los sólidos”), ocho piezas, entre trajes de baño entero y bikinis. Elaborados en el taller que ambas montaron en Medellín con lycra colombiana certificada extra life (resiste al sol, la sal del mar y el cloro de piscinas), son los diseños de Paola y los colores sólidos planos (nude, negro, blanco, azul, rojo, bordó y chocolate) elegidos por ambas hacen de esta marca un nuevo referente en trajes de baño. Algunas de las piezas son desmontables, como el modelo Cuff, bikini strapless con mangas elasticadas que pueden sacarse. Desde US$ 70. En las tiendas Casa Précis, en Bogotá, y Duna Store, en Medellín. En Miami, en la tienda Bobo Hunter de Wynwood. www.puntamarofficial.com / @puntamarofficial
*Foto principal: Andrés Espinosa

Deja tu comentario