*
7 febrero, 2018
orla

Nuevos románticos

Tres casas de moda que subliman el romanticismo.

Por María Paz Braun


Paula 1245. Sábado 10 de febrero de 2018. Especial Amor.

Zimmermann
Costa femenina (en la foto principal)

La marca tiene sus orígenes en la playa y el verano australiano de donde provienen sus creadoras. De hecho, su última pasarela se situó en la Gold Coast de los 70, lugar al que muchos hippies acudían de luna de miel. Mostraron vestidos bohemios con volantes y mangas abullonadas, otros mini de croché, pantalones cortos acampanados y conjuntos de trajes anudados con estampados violeta y celeste. Muchas de esas características se repiten en vestidos, faldas, blusones y ropa de baño que presentan desde 1991 las hermanas Nicky Zimmermann, que diseña, y Simone, encargada del negocio.
@zimmermann

Erdem
Evocación histórica

Vestidos largos y femeninos, de cuello cerrado, mangas largas y delgadas, géneros livianos, estampados florales y vuelos, son el ADN del diseñador Erdem Moralioglu. Sus prendas tienen reminiscencias del pasado, especialmente de la época victoriana, y una experimentación fuerte de texturas y encajes. Su última pasarela, se “situó” en un encuentro en 1958 de la reina Isabel II con el compositor de jazz afroamericano Duke Ellington. Combinó sensuales vestidos de clubes de jazz de los 30 con la ropa de la reina en su juventud. @erdem

Brock Collection
Deconstructivismo delicado

Hace 5 años la marca fue creada en Nueva York por los diseñadores estadounidenses Laura Vassar y Kristopher Brock, ambos exalumnos de Parsons. Las flores, el tafetán, los encajes, las transparencia, los tonos pastel y los escotes pronunciados son aspectos del romanticismo que ellos toman, mezclan y ponen a prueba con propuestas asimétricas. Ellos hablan de una moda “cruda y romántica”, pero en Vogue la interpretaron como “Vestida, pero no” ya que sus prendas parecen siempre en construcción.
@brockcollection

Etiquetas: ,,,