Mundo Paula

Constanza Vergara

Por

Paula 1239. Sábado 18 de noviembre de 2017. Edición aniversario 50 años.

Directora de revista Paula 1975-1983

Ingresé a Paula poco antes de que la revista se publicara, cuando el concepto editorial creado por Delia Vergara ya existía. Participé de los exitosos días en que llegó a una circulación histórica, que hasta hoy nunca se ha repetido en ninguna otra. Fui editora de moda, escribí reportajes y años después me tocó asumir como directora.

La revista nació en 1967 con una línea periodística muy vanguardista. Sin embargo, debido a circunstancias muy conocidas, a partir de 1973 la percepción de la gente, que se volvió más conservadora o más temerosa, cambió. Hubo grupos en diferentes medios sociales que se dedicaron a desprestigiar la revista, a pesar de que Paula no tocaba temas políticos ni religiosos.

La circulación bajó un poco, nada dramático, aunque Paula contaba con todas las secciones que no faltan en una revista femenina, como moda, belleza, decoración y jardín. Paula, como todas las publicaciones, tenía que ser revisada y aprobada por Dinacos, centro de control de los medios de comunicación, antes de ir a imprenta. Este sistema no era fácil y de alguna manera alteraba los ánimos y el entusiasmo y pasión iniciales.

En esas, no fáciles circunstancias, me pidieron que asumiera la dirección, algo que jamás se me había pasado por la cabeza. Para mí, como para todas, Delia Vergara era irremplazable. Igual que yo, ella había estudiado periodismo en la Universidad de Chile; después se fue a Columbia y luego a Suiza. Yo estuve en la Sorbonne y luego en Naciones Unidas en Nueva York. Ella había armado la revista fuera de Chile, había trabajado mucho en lo que quería lograr y tenía gran don de mando. Tuve miedo, pero finalmente acepté: la revista debía seguir.

Yo había vuelto hacía poco de posnatal y me puse manos a la obra. Gran parte del equipo se quedó y comenzamos esta nueva etapa. Las secciones siguieron iguales, pero de las dos revistas mensuales pasamos a tres. La tercera era un especial de decoración, tejidos, niños, cocina, que se agotaban. Luego comenzamos con el concurso Miss Chile y negociamos con TVN, lo que nos dio gran publicidad en todos los medios. Viajamos por todo el país con las candidatas.

Al equipo periodístico entró gente nueva y muy buena que se incorporó rápidamente al resto, como Marta Blanco, Jorge Edwards con sus entretenidas columnas, Delia Domínguez, periodistas recién egresadas. Seguimos adelante con el Concurso de Cuentos.

Gran importancia le dimos a análisis internacionales y a viajes a lugares como Nepal, la India. Recorrimos durante un mes China, cuando aún no estaba abierta al turismo.

Mucho antes que la cocina estuviera de moda, como hoy, iniciamos una sección gastronómica con la experta chef Rosario Valdés, quien venía llegando de Estados Unidos. Sus recetas y la producción tan diferentes tuvieron tanto éxito que se creó el Centro de Cocina Paula.

Tuve la suerte de trabajar en Editorial Lord Cochrane, siempre abierta a cualquier innovación que se nos ocurriera para mejorar calidad y producción. Teníamos los mejores fotógrafos y un departamento de arte y diagramación que interpretaba a la perfección lo que queríamos e incluso lo mejoraba. Viajé mucho a Nueva York a participar en la edición de otras revistas donde aprendí mucho.

Fueron ocho años de arduo trabajo como directora y 17 en la revista. Una experiencia inolvidable con un gran  equipo, de excelencia y con la camiseta muy puesta. Formamos la familia Paula que hasta hoy echo de menos porque fuimos muy FELICES.

Seguir leyendo