Tejidos Aprende a tejer
Etiquetas:

Palillos: Lo básico

El tejido a palillos consiste en una malla continua que se genera a través del tejido de un punto a la vez, mientras al mismo tiempo tienes a todos en “espera” en los palillos. Si sabes tejer a crochet, ¿cuál es la principal diferencia con la técnica del palillo? Que ésta utiliza muchas más herramientas específicas para lograr distintas formas o figuras. Aquí encontrarás la ayuda básica para tomar esos dos palillos y comenzar a tejer.

Si hay dos palitos con punta, puede haber tejido. Ya sean de madera, metal, plástico, bambú, hoy encontrarás palillos en múltiples grosores, materiales, tipos, que se van acomodando a tus necesidades y a cada proyecto que realices. Te recomendamos probar distintas opciones y elegir por la que te sea más cómoda.

Palillos rectos: la herramienta más tradicional para esta técnica. Generalmente puedes encontrarlos en un tamaño de 35 cm de largo, pero el mercado ha creado también un par más “corto” para tejer bufandas. Los palillos se componen de una punta (existen más agudas y más romas), la vara principal que entrega el grosor de cada punto y en el extremo contrario a la punta, un tope que evita que los puntos se deslicen.

Palillos circulares: compuesto por un palillo más corto a cada extremo pero unido por un cordel de nylon flexible que los une. Permite tejer formas de forma tubular o recta, es mucho más fácil de transportar que los largos palillos rectos y nunca tendrás palillos solitarios ya que están unidos. Los palillos circulares, hoy también son escogidos por muchas tejedoras debido a que distribuye de mejor forma el peso del tejido, evitando hacer doler las articulaciones de quienes sufren de este tipo de enfermedades. Este tipo de palillos también existe en distintos tamaños, y con el nylon de distintos largos. Además, el mercado ha creado sets de palillos circulares donde se permite unir los cordones de nylon para crear uno mucho más largo o adaptarlo al tamaño necesario.

Set de 5 palillos de doble punta: como su nombre lo indica, éstos son 5 palillos de distintos largos y grosores que puestos en forma de triángulo o cuadrado, permiten tejer de forma redonda. Son utilizados principalmente para tejer calcetines o mitones (donde una costura podría resultar incómoda o molestosa), pero luego que aprendes a utilizarlos puedes ahorrarte muchas costuras en cualquier tipo de pieza (mangas o gorros). El uso de estos 5 palillos es un poco más complicado que las otras dos herramientas ya que obliga un manejo de los palillos y que no se salgan los puntos.

Todos los tipos de palillos en sus distintos tipos, vienen distintos tipos de grosores. Estos grosores están estandarizados y enumerados por distintos sistemas (americano y métrico – milímetros) e indican el díametro del grosor del palillo. El tener una variedad amplia de palillos te ayudará a poder tejer distintos tipos de grosores de hebras de lana; a modo de ejemplo: mientras más gruesa sea la lana y el palillo, avanzarás más rápido y quedará más tosco.

Casi en su totalidad, todos los ovillos de lana o hilos, vienen en su etiqueta con un tamaño de palillo sugerido que te ayudará a guiarte.

 
Pin It

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE