Duplas poderosas
Reportajes
Etiquetas: ,

3 Enero, 2013

Duplas poderosas

¿Qué puede ser más poderoso que una mujer con talento, ganas y coraje? Dos mujeres así. Emprendedoras, artistas, con sensibilidad social o capacidad de investigación y análisis, estas duplas femeninas han dado que hablar en sus ámbitos, gracias a la fuerza que tiene esta unión de talentos.

Por Sofía Aldea y Francisca Siebold / Fotografía: Rodrigo Chodil / Producción: Francisca Lacalle

Paula 1112. Sábado 5 de enero de 2013.

Elizabeth Quiroz y Constanza Lagos: Lucha contra el crimen
“Nosotras trabajamos con la muerte. Uno aquí si falla no pierde el trabajo, si fallas pierdes la vida de tu compañera” dice la detective Constanza Lagos (23), refiriéndose a la inspectora, Elizabeth Quiroz (32) ambas pertenecientes a la Brigada de Homicidios Metropolitana de la Policía de Investigaciones. Su trabajo consiste en investigar en el sitio del suceso, recaudar huellas, sangre o incluso un pelo que pueda ayudar a determinar la causa de muerte y encontrar al culpable. Este año, la combinación entre la certera intuición de Elizabeth y la capacidad de Constanza de estar pendiente de cada detalle les permitió, en solo cuatro días, dar con el culpable del homicidio del científico japonés Koh-Ichiro Morita, a quien encontraron muerto por un golpe en la cabeza en plena Av Providencia. La investigación duró solo cinco días, en los que ambas vivieron día y noche en la PDI hasta dar con las pistas que las llevaron a cerrar exitosamente el caso. “Si vamos en la calle paseando y pasa un delito, tenemos que actuar. Somos policías antes que todo. Hay que tener mucha confianza en tu compañera para poder trabajar, 100% de confianza porque yo doy mi vida por ella y ella por mí”, sentencia Elizabeth.

Constanza Larenas y Trinidad Guzmán: Pintando a cuatro manos

Amigas desde que estudiaban Arte en la Finis Terrae, la escultora Trinidad Guzmán (26) y la pintora Constanza Larenas (26), siempre tuvieron feeling en lo personal y en lo estético. “Siempre estábamos pensando qué podíamos hacer juntas: alguna tienda, algún proyecto”, cuenta Constanza. Hasta que a ella la invitaron a pintar la sala de urgencias pediátrica del Hospital Padre Hurtado y le propuso a Trinidad hacerlo juntas. “Fue bonito, funcionamos súper bien y a la gente le encantó nuestro trabajo. Ahí decidimos seguir juntas”, dice Constanza. Subieron fotos a facebook y de a poco comenzaron a hacerles encargos. Hoy ya son una marca: Estanpintando, iniciativa con la que han creado a cuatro manos el mural de Benetton en Presidente Riesco con Escuela Militar o el fresco en el frontis del GAM. “Hemos ido trabajando nuestra relación: desde pulir nuestros caracteres hasta ser generosas con nuestras ideas. Pero la verdad es que nos complementamos. Yo, como escultora, veo más la dimensionalidad, lo macro. Y la Coni es muy de detalle”, dice Trinidad.

Paula Goycolea y Senta Wachholtz: De tripulantes a empresarias

A Paula Goycolea (38) y Senta Wachholtz (47), las socias de Hands & Company, el bichito de tener algo propio les picaba desde el tiempo en que ambas eran tripulantes de Lan Chile. “Siempre andábamos con la inquietud de qué idea podíamos traer acá. Fue así como nos dimos cuenta que afuera el concepto de manicure era muy especializado y no estaba asociado a la peluquería”, dice Senta. Partieron hace diez años, con tres manicuristas en un local chiquitito en los estacionamientos de la Plaza Perú y, sin saber nada de negocios, ni siquiera sabían hacer boletas. “Pero creíamos súper harto en el proyecto y nos potenciamos bien: la Paula es súper embalada, aporta locura y si ve una tendencia nueva afuera, quiere traerla ya. Yo soy más aterrizada y me ocupo de que en lo económico esas ideas sean factibles”, dice Senta. Ahora, tienen 4 locales, un equipo de 150 personas y atienden a 500 clientes diarias. “Creo que en parte nuestro éxito se debe a que lo hicimos en el minuto exacto, fuimos perseverantes y lo hicimos bien: en siete años no nos tomamos vacaciones. Pero, además, porque formamos un buen equipo”, dice Paula.

Elba Huinca y Olga Céspedes: Creadoras de una clase multicultural

Hace 16 años, la profesora, Olga Céspedes (61) se vio enfrentada a una necesidad en el colegio Mustafá de Lo Prado: adaptar la forma de enseñar para que los alumnos aprendieran. Los niños, la mayoría mapuches que habían emigrado a la capital, no comprendían bien el castellano, porque en sus casas hablaban mapudungún. “Me puse a estudiar sobre cultura mapuche, pero no lograba incorporarlo bien a las clases. Hasta que conocí a Elba, con quien tuvimos una conexión inmediata”, dice Olga que convocó a Elba Huinca, presidenta de la Asociación Mapuche de Lo Prado, para que la apoyara en el desarrollo de un plan de enseñanza intercultural. “Elba puso al servicio de las clases sus conocimientos del mundo mapuche. Nombraba las partes del cuerpo en mapudungún, saludaba en esa lengua. Yo la ayudaba en la parte pedagógica, porque ella nunca había enseñado. Los niños mejoraron su rendimiento y se produjo algo lindo respecto a su cultura: un mayor respeto y reconocimiento”, dice Olga. Gracias a ello, Elba se incorporó a la escuela y Educación Intercultural se transformó en un ramo que se imparte desde prekínder a octavo básico, inspirando a la realizadora Pamela Pequeño a hacer un documental sobre estas dos mujeres. Se llama Dungún, la lengua y se estrenó en el pasado Festival de Valdivia.

Carolina  Zambra y Bernardita de Corral: Legado verde

Las paisajistas Bernardita Prieto y Carolina Zambra (50) fueron partner durante 24 años y socias en la oficina Más Paisaje. Hasta que Bernardita enfermó de cáncer en 2007, lo que trajo de vuelta a Chile a su hija, Bernardita de Corral (35) que estaba estudiando Arquitectura en Melbourne, y comenzó a trabajar con ellas en la oficina. “Mi mamá y la Carola fueron mis mentoras. Fueron cuatro años, hasta que murió mi mamá en enero de 2012, de aprendizaje y engranaje”, cuenta Bernardita. Y el engranaje funcionó muy bien con Carolina, con quien hoy son una afiatada dupla. “La Berni ha sido un aporte, trajo aire fresco. Por ser más joven, es más audaz”, cuenta Carolina. Juntas abordan cada proyecto y han desarrollado el contexto de conocidos edificios, como el de la CCU y BCI en el barrio El Golf, ambos bajo la certificación de ahorro energético en agua. “Carolina es mucho más de la parte artística y de los planos y yo me manejo bien en la parte de eficiencia energética”, explica Bernardita. “Tengo seguridad que lo que hacemos es un aporte y que lo hacemos bien. Y eso también se perciba a nivel de equipo. Además, aportamos nuestro granito de arena para cuidar al planeta”, agrega.

Paula Nuñez y Blanca López: Fabricantes de guaguas terapéuticas

Aun antes de conocerse, la matrona Paula Núñez (40) y la diseñadora publicitaria Blanca López (53), tenían algo en común: el gusto por los reborn, unas muñecas que replican con asombrosa exactitud a un recién nacido y se utilizan con fines terapéuticos. Blanca había investigado en internet sobre esta técnica desarrollada en Europa después de la Segunda Guerra Mundial y había aprendido en base a tutoriales y a la guía de una experta española que le fue enseñando. Paula, que es matrona, un día googleando sobre recién nacidos se encontró con estas muñecas y quedó maravillada: quería saber más. Y buscando dio con Blanca, que llevaba cuatro años creándo-los. “Nos conocimos cuando vino a comprarme una muñeca y enganchamos, porque ambas creemos en los beneficios terapéuticos del reborn. Luego le fui enseñando a hacerlas y ha sido una alumna súper estudiosa. Nos hicimos amigas y hace un año empezamos a trabajar juntas”, dice Blanca. Así nació Pequeñas Maravillas, la única empresa que fabrica reborn en Chile y que ellas han introducido en el área de la salud. Las escuelas de Medicina de la Universidad Finis Terrae y la Universidad Mayor se encuentran entre sus clientes y sus recién nacidos han sido parte de producciones audiovisuales como Los 80 y Violeta se fue a los cielos.

 
Pin It

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE