Limache místico
Cocina
Etiquetas: , ,

31 Diciembre, 2009

Cocina

Limache místico

En los últimos años se ha formado una fuerte comunidad alternativa en Limache, centrada en las terapias de sanación, el yoga, la meditación y la educación Waldorf. Ha nacido un nuevo valle de Elqui, a 60 minutos de Santiago.

Por Andrea Lagos / Fotografía: Alejandro Araya

“Eres una ‘guerera magnética’”, me dice leyendo una brújula del calendario maya el ingeniero mecánico Miguel Thauby, de nombre espiritual Vidya Premdas o Verdad que nos lleva al amor Supremo. Vidya, asentado enLimache, además, se dedica a vender molinos de viento (www.bornay.com). Horas después, en el centro BienStar Mamacocha, Rosa Puga, me hace una “limpia” con humo de tabaco y plumas de cóndor por todo el cuerpo. Mientras, el ganso Guido y el pavo Fabrizzio graznan. La atmósfera en Limache es bucólica, con sus lugareños nacidos y criados con tomate limachino. Pero, como parte de un fenómeno reciente, desde el Censo de 2002 se han asentado unas cinco mil personas que no han nacido ahí, según estudios de la Municipalidad.

Entre todas ellas, los lugareños contabilizan unas 20 familias que llevan un sistema de vida alternativo, muchas de ellas extranjeras, que han construido casas encumbradas en los cerros y que le están dando un aura potente a Limache. Andan con zuecos, zapatos marca Croc, faldas largas, pantalones cargo Sin maquillaje, sin mocasines y sin corbata. Podría decirse hippies. Pero no. Son más bien estilo Waldorf, porque les gusta la educación que da el colegio Waldorf San Francisco de Limache, creado en 1988 y que ya tiene 210 alumnos entre kínder y octavo básico. Su lema: “Recibir a los niños con veneración, educarlos con amor y dejarlos en libertad”, ideado por el filósofo alemán Rudolf Steiner. Tiene una huerta, gansos, gallinas, caballos, una vaca y su ternero.

Los padres de estos niños han optado por una vida sin el estrés de las autopistas, fuera del ultra consumo, lejos del fast food y al margen de los colegios exitistas. La mayoría de ellos busca una mejor calidad de vida en la naturaleza. Como Mei Lang Loo, apoderada descendiente de orientales que puso un centro oriental en los alrededores de Limache, cerca de la plaza de Olmué junto a su marido acupunturista que además hace clases de medicina china clásica.

Como Carlos Cabán, profesor de arte, ilustración y pintura en Nueva York y Puerto Rico, asentado ahora en Limache para pintar “la espiritualidad de la conciencia” en forma de mandalas y dibujos inspirados en las constelaciones. Como Aldo Vitali, descendiente de italianos que hace quesos artesanales tipo gruyère con leche de cabra y dicta clases de ganadería a los niños y adultos que lo visitan en su granja de cabras, gallinas, llamas y la chancha Lucía.

Como el pensador, escritor y profesor de estética Gastón Soublette, que vive la mitad del tiempo en Limache y la otra mitad en Santiago. Como Andrea Maturana, autora de El daño, que en agosto pasado se fue a vivir a Limache, donde dirige talleres gratuitos de meditación shambhala, traduce y escribe libros para niños. Como Efrén Carrizo que prepara jugo de saúco con hierbas de su huerta biodinámica, para fortalecer el sistema inmunológico. Como Romi y Trevu, que una vez al mes hacen la ceremonia de la Luna en una fogata que arde en un mandala de cuarzo. Todo es así. Místico.

El señor de las cabras

El porteño Aldo Vitali (50) adquirió una cabrería en la Quebrada Alvarado, donde fabrica quesos con la leche que él mismo extrae a mano. Su marca es Nonna Rosa, como su abuela italiana. Este técnico en ganadería del Inacap, descendiente de montañeses del lago Como, hace piezas tipo gruyère, pecorino, tipo crottin, camembert, fresco y tipo Philadelphia, todos con leche natural de cabra. A su labor como quesero suma paseos escolares por su granja porque, además de cabras, tiene llamas, gallinas, jabalíes, ovejas, gansos, pavos, conejos, patos y una cerda. También dicta talleres de agricultura, reciclaje y energías alternativas, para lo cual está construyendo el Centro Mamma Rosa en la misma cabrería. Cuesta de La Dormida, kilómetro 29, sector Quebrada Alvarado. Hay un letrero con el dibujo de una cabra que indica el lugar. Fono 09-9321 8812. http://tradicionalpina.blogspot.com/

Centro oriental

La medicina china es uno de los fuertes de este centro de terapias. Hacen masajes zen shiatsu, usan electro-acupuntura y dictan talleres de qi gong y tai-chi entre otras artes de Oriente.

Hacer patria en Limache

Para quienes aspiran a una nueva vida en Limache, el arquitecto Pablo Labbé creó un proyecto arquitectónico al estilo de las comunidades Castillo Velasco, en dos antiguas quintas que loteará en terrenos individuales, con espacios comunitarios, parques y una piscina común. Los precios van desde 63 millones de pesos. www.casascomunidadquintalimache.blogspot.com

Yoga Rosa

Nombrada “mujer medicina” por una machi, la profesora de yoga y Pilates, Rosa Puga (39) creó en Limache el Centro BienStar Mamacocha donde imparte clases de yoga Rosa, una compilación de yoga y secuencias de Pilates creada por ella. También organiza temazcales y ceremonias chamánicas con tabaco para ritos alternativos al bautizo o a las fiestas de 15 años. En BienStar Mamacocha los masajes son muy solicitados.

Lo mismo que la meditación budista shambhala, que la escritora Andrea Maturana realiza cada viernes. En el centro también se imparten clases de mosaico y de belleza natural, donde una profesora enseña a autorrealizarse lifting faciales con pasta de garbanzos y aloe vera. http://centrobienstar.blogspot.com Fono 09-8171 5039.

 
Pin It

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE