Autoentrevista: Macarena Pizarro

Reportajes y Entrevistas

Autoentrevista: Macarena Pizarro

Por

Soy Macarena Enriqueta, y acá confieso que fumo, tomo y bailo apretado y que de chica me decían Mac Gyver, que amo las ferreterías y cantar Criminal.

Paula 1243. Sábado 13 de enero de 2018.

Por Macarena Pizarro / Ilustración: Paloma Moreno

¿Cuál es tu nombre completo?
Macarena Enriqueta Pizarro Prieto.

¡¿Enriqueta?! ¿Y por qué ese nombre tan raro? ¡Es como de señora antigua!
Sí, es una tradición de familia… cuando chica me moría de vergüenza cuando me nombraban frente a todo el colegio. Pero ahora me gusta. Además, es un honor, porque es el nombre de mi mamá, aunque a ella tampoco le gusta y siempre le han dicho Quetita.

A propósito de “quietita”. Siempre se te ve tan compuesta… ¿eres igual fuera de la pantalla?
Bueno, sabes que no me gusta hablar de mi vida privada. Así es que, sin entrar en detalles, solo te contestaré que al revés del dicho, yo fumo, tomo y bailo apretado.

Y reggaetón o perreo… ¿nada?
¡Jajajaja! No debería confesarlo, pero ¡me encanta! Me los sé todos, porque a mis hijas les gusta y eso escuchan cuando vamos camino al colegio. Por estos días el hit de la playlist es Criminal. Harta Shakira y Nicky Jam también.

Cuéntame algo de ti que nadie sepa.
Que en el colegio mis amigas me decían Mac Gyver, ¿te acuerdas de esa serie ochentera en que el protagonista arreglaba todo con un alambrito? ¡Jajaja! Es que soy buena para las manualidades y para maestrear. Amo las ferreterías y me encantaría tener una pieza, como las que muestran en las películas gringas, con las herramientas colgadas en las paredes y la silueta marcada en cada una, para saber de una sola mirada cuál te falta.

Y en la repartición de los dones, ¿qué talento definitivamente no te tocó?
Talento musical… y me hubiera encantado tocar algún instrumento, o cantar. Pero la verdad es que solo me atrevo a hacerlo en el auto y con los vidrios cerrados. Así es que si ven a una loca en un Kia Sorento negro, cantando a todo pulmón, esa soy yo.

¿Algo más que te resulte difícil?
Seguir una dieta. No duro más de 10 días. Es que me encanta comer, en mi casa somos todos gozadores, nos gusta la cocina. Mi papá es muy buen chef, y es imposible no caer en la tentación con su caldillo de congrio o con la mayo casera.

¿Algún deseo para el año que comienza?
¿Te respondo como Miss Universo? La paz mundial.

¡No poh! En serio.
En serio… matrimonio igualitario, no más mujeres violentadas y una reforma profunda al Sename.

Seguir leyendo