*
7 febrero, 2018
orla

Autoentrevista: René de la Vega

Soy René de la Vega, alcalde de Conchalí, y aquí confieso que soy goloso, hace dos años que no me hago un chequeo medico, y aún guardo algunos de los trajes kitsch de mi época de cantante.

Por René de la Vega / Fotografía: Juan Farías / Ilustración: Paloma Moreno


Paula 1245. Sábado 10 de febrero de 2017. Especial Amor.

¿A quién le cantas hoy tu hit Chica rica?
A mi mujer y, en ocasiones muy puntuales, cuando las vecinas y vecinos me lo han pedido dentro de un contexto que da para hacerlo, la he cantado con mucho cariño.

También eres constructor civil, arquitecto y ahora alcalde. ¿Cómo tan multifacético?
Son diferentes roles, épocas y etapas, todas importantes. Ser alcalde me alegra día a día porque soy nacido en Conchalí y por ello hoy me aboco a tiempo completo en pro de la comuna que quiero.

¿Qué es lo más fome de ser alcalde?
La falta de tiempo para llevar a cabo todo lo que uno desea. Demanda muchas responsabilidades y, por ende, el tiempo que uno le dedica es un factor importantísimo para poder ver los resultados. Como alcalde, soy un trabajador 24/7.

¿Dónde están esos trajes a medida tipo Camilo Sesto que te hacía tu mamá para tus shows?
Uno lo doné al restorán kitsch que tiene Patricio Ado y los otros los tengo guardados netamente como recuerdo porque, a decir verdad, ya ni siquiera me quedan, jajaja.

¿Eres vanidoso?
No, pero pienso que sí tiene que haber un mínimo de preocupación. Hoy trato de vestirme acorde a mi rol, pero no como para andar de etiqueta.

¿Te cuidas? O, como dice el Chino Ríos, “no estás ni ahí”.
Intento mantener una vida saludable, pero los fines de semana igual me porto mal y como un poco de comida chatarra. Trato de no excederme por salud y porque, claro, la talla ya no es la misma.

¿Cuándo fue tu último chequeo médico?
Mmm… ¿hace cuánto fue? Hace como dos años. En esa fecha estaba tiqui taca, pero imagino que hoy ando tiqui no más.

¿Eres católico practicante o un católico “a mi manera”?
Soy creyente y vivo y siento a Dios a mi manera personal.

¿Con cuál de todos los pecados capitales te identificas?
La gula, me encanta comer y mucho, todo tipo de comida y postres. Soy goloso.

¿Alguna vez has dicho mentiras piadosas? Cuenta una.
Muchas veces, de hecho todas las noches les cuento historias de ficción y mentiras a mis hijos para que hagan volar su imaginación, sueñen y sean más creativos.

Haz un acto de imaginación. ¿Con qué ropa te gustaría que te enterraran y qué canción se escucharía en tu funeral?
Con mis trajes de Camilo Sesto y con música de Elvis Presley.

Deja tu comentario