Horóscopo 2016

Reportajes y Entrevistas

Horóscopo 2016

Por Francisco Alcoholado / Facebook: Francisco Alcoholado / Youtube: Canal para despabilarse / Arte en papel: Silvia Caracuel / Retoque digital: Claudio Pérez

El año de la grandeza de lo pequeño.

Paula 1187, Especial Navidad. Sábado 21 de noviembre de 2015.

Ocurre que nos engañaron y nos convirtieron en un pueblo triste y explotado. La felicidad no era más que un spot publicitario que nos vendieron a finales de los ochenta. La alegría se representó en un jingle pegajoso y simplón, que después hasta sirvió para hacer una película. Pero la alegría nunca llegó. Y me refiero a la alegría colectiva, no a la personal porque en esa, cada uno se rasca con sus uñas. Con las mismas uñas con que nos enseñaron a rascarnos solitos para la salud y la educación, para arreglarnos los dientes, para transportarnos y para salir adelante.

Maximizar el propio bienestar y la competencia se elevaron al nivel Dios. Los revolucionarios que nos prometieron felicidad comenzaron a parchar el viejo modelo heredado, se acomodaron, se compraron una casa en la playa y se sintieron cómodos con el poder y la influencia. Aquellos que eran sus enemigos durante la dictadura se les acercaron en los balnearios y las reuniones endogámicas y, con un pisco sour en la mano, les ofrecieron financiar sus campañas, apoyarlos, y así terminaron convertidos en meros administradores del Estado, en defensores de un sistema que antes despreciaban.

Por felicidad colectiva se entiende la buena vida en común, donde las personas florecen, se enlazan entre clases y razas, y hay un sentido de bienestar compartido, de preocupación por valores comunitarios, y de vinculación con la ciudad, la cultura y el prójimo. Las desigualdades existen pero ya no son aberrantes. Hay un relato común donde todos participan.

La felicidad colectiva es la tarea pendiente, y ella no es algo esotérico: ya las Naciones Unidas en la Resolución del año 2011, dio las directrices sobre la felicidad en un enfoque holístico del desarrollo, expresando que este no solo debe incluir el PIB, que no refleja para nada la satisfacción de una nación.

Es necesario ser creativos e incorporar la felicidad en las políticas públicas, laborales, en el colegio, disminuyendo la competencia y fomentando la solidaridad, el compartir. Las empresas ganarían más dinero si las personas se sintieran más felices con su trabajo. El ser humano se realiza en la cooperación, no en la competencia.

El 2016 es un año de inflexión, donde aquello despreciado y considerado como poco importante cobra la máxima relevancia: la amistad, el significado de las cosas, el colaborar, y así, el pueblo se movilizará asertivamente asumiendo su rol de personaje principal a través de la aparición de nuevas figuras, de la creación de redes de cambio y de las elecciones que se vendrán. Los viejos personajes serán descartados.

En este Horóscopo cada signo trae un Ángel que representa el don para el año próximo; un Diablo, que significa la sombra, aquello que obstruye y dificulta; la Imagen que muestra una escena arquetípica y da luces sobre lo que viene; la situación de los astros sobre tu signo en 2016; un Animal o Tótem que personifica el poder y la forma animal que tienes que asumir y funciona como un maestro de la naturaleza; y un Cuento que trae moralejas sobre nosotros.

ARIES

El Ángel. Un ángel camina con una mochila: aventura. Nuestra maleta acostumbra ser muy pesada pues cargamos sobre la espalda infinidad de ítems: ropa de invierno, de verano, de media estación, de trabajo, loza de diario, loza de visitas, etc, etc. La condición para la aventura es desapegarse y soltar las cosas pesadas e inútiles y que no caben en la mochila. Amores perros también pa’ fuera. Pesan harto.

EL Diablo. Un diablo en un callejón busca en un basurero lleno de corazones rotos: rechazo. Los males del corazón deben durar poco. El corazón es un músculo que necesita ejercitarse constantemente. Nadie fracasa en el amor, sino que se aprende, se perfecciona la técnica, se pulen las condiciones en bruto con cada relación. En una vida entran muchos amores. No te empantanes en lo afectivo.

La Imagen. Dos bailarines ejecutan su danza en un teatro repleto. La creatividad es permitir que tu energía se manifieste en la arena de lo concreto, dejando que tus potenciales encuentren una solución a los conflictos. Rompe viejas formas y evoca otras nuevas. Ejecuta cada día cosas con significado.

Los Astros. Marte estará mucho tiempo en 2016 en Escorpión, uno de los lugares favoritos del dios de la guerra. Recuerda que el único y mayor enemigo es uno mismo. Para crecer y aprender estará perfecto auto-arrinconarte en un callejón oscuro y pelear con tu sombra.

El Animal. El pudú. Es un ciervo gentil, suave, tímido. La gentileza te permite reparar heridas, tocar corazones, y es un poder mayor que los tanques. Conéctate con tu alma de niño, aquella que existe mucho antes de que aprendieras a mostrar los dientes. Juega cuando todos se preocupen. Pertenece a la liga de los profundos, los reflexivos, los que a través de la compasión y la sensibilidad serán los que transformen este terruño.

El Cuento: “El Maestro llevó a los discípulos a la noche abierta y, con un dedo, les señaló las estrellas. Los discípulos se quedaron mirándole el dedo”. Nos quedamos en la forma, en las instituciones, pensando que la democracia nos iba a salvar, pero ella es simplemente el dedo. Preocúpate del fondo. Déjales la forma a los neuróticos y a los abogados. Busca el sentido de tu vida, la pasión que te moviliza, porque trabajar para puro ganar plata para después volverse a gastar la plata, no lleva a ninguna parte.

TAURO

El Ángel. Un ángel viejo y con larga barba blanca: la sabiduría. El conocimiento yace en los mundos interiores, no en Facebook ni en los diarios ni en lo que los demás quieren que hagas. Conéctate con tu estrella que yace inquieta por expresarse y tomar las riendas de tu vida. Pon esa luz dentro de una lámpara y que te guíe por el camino. ¿No eres feliz?.. entonces cambia algo.

El Diablo. Un diablo rompe muebles y cosas: destructividad. Todos somos críticos profesionales, pero a la hora de encontrar soluciones y cambiar las viejas estructuras que no permiten que tu vida alce el vuelo, ves solo problemas y te quejas y no te crees capaz y no aportas en nada. Es mejor hacerlo mal que no hacer nada. Es mejor equivocarse que quedarse inmóvil. El Universo es una tremenda equivocación y, sin embargo, funciona perfecto.

La Imagen. Una mujer encerrada en una habitación con barrotes en la ventana cuenta un montón de monedas. ¡Chan! No movemos un dedo si no es por plata. Trabajamos de lunes a viernes, pero nos cuesta un mundo invertir en aquello que no da dinero, pero sí felicidad: nosotros. El miedo a la enfermedad, a la pobreza, al frío, nos encierra en trabajos, obligaciones y casas que parecen celdas. La plata mejor gastada no es la que te deja bienes, sino la que te deja soñando, feliz por la aventura y el conocimiento que te entregó.

Los Astros. Júpiter y Neptuno tocando a Tauro vaticinan un año de aprendizajes, crecimiento y extrema sensibilidad. Ambos son planetas que necesitan desarrollarse y no estancarse, que necesitan estudiar, expandir sus horizontes y explorar allá afuera.

El Animal. El búho. Esta ave descubre lo que se esconde en la noche, y es capaz de visualizar a su presa desde lejos sin ser detectada. Observa, estate atenta a todas las circunstancias y podrás predecir los movimientos de tu vida y el entorno. Este animal acompañaba siempre a la diosa Atenea, señora de la razón. Necesitas planificar los movimientos de 2016. Nada de “que salga lo que Dios quiera”. Modela el futuro.

El Cuento. “Alejandro Magno se acercó a Diógenes que tomaba sol sobre una roca. ‘¡Pídeme lo que quieras!’, le dijo Alejandro. ‘Claro, ¿podrías correrte y no taparme el sol?’”. Es tan simple ser feliz. Es tan complicado ser Alejandro Magno.

GÉMINIS

El Ángel. Un ángel se apresta con traje de buzo a sumergirse en el mar: profundidad. Vivimos épocas de selfies y fotos del plato de comida. Y si recibes menos de 20 likes, te deprimes. Somos la generación de los 140 caracteres. Pero tú posees el poder de mirar el fondo de las cosas, de descubrir las verdaderas motivaciones detrás de los actos de las personas, de enfrentar conflictos dormidos y resolverlos, de impedir que los demás se sigan haciendo el leso. Esa profundidad te conducirá al alma de las cosas.

El Diablo. Un diablo está sobre una muralla e indeciso hacia cuál lado cruzar: ambivalencia. Necesitas escoger, tomar partido, preferir uno de los caminos posibles y no quedarte solo en posibilidades ilimitadas que te fríen el cerebro y te llevan al no actuar.

La Imagen. En el centro de un enorme salón iluminado por enormes ventanales yace una bella copa: el Santo Grial. El Grial representa el retorno a lo femenino y es el efectivo antídoto contra un mundo patriarcal, competitivo y guiado por el dinero. Debes conectarte con el ser y no con el hacer. No debes medirte por logros y victorias, sino por sentimientos, valores y verdades. Lo femenino acepta incondicionalmente e incluye; el mundo de los hombres, en cambio, es ansioso y no descansa.

Los Astros. Saturno se opone al signo, lo que te obliga a poner los pies en la tierra, a ser responsable y a dejar de lado los jueguitos mentales y de imaginación a los que Géminis acostumbra. Saturno te hará madurar a punta de obligaciones y de respuestas concretas que tendrás que dar ante los conflictos.

El Animal. El cisne. Él te conecta con la belleza del mundo, e implica crear hermosura en las relaciones que estableces, en tu casa, en el trabajo que realizas, en la relación con tus hijos. El cisne te entrega autoestima y gracia, y te susurra suavemente que eres bella, que tus cicatrices son tus medallas, que las arrugas son los surcos de la tierra, y que tu cuerpo te pertenece a ti, y no está para la aprobación general. El patito feo se convertirá en un cisne.

El Cuento. “Una madre se paseaba por la calle con sus dos hijos. Se encuentra con una conocida que le pregunta por las edades de sus hijos: el médico tiene 2 años y el ingeniero 5”, le dijo. Haz lo que tengas que hacer sin expectativas. Así todo lo que venga te sorprenderá.

CÁNCER

El Ángel. Dos ángeles se abrazan: el perdón. Los resentimientos deben llegar a su fin. Aquello que te hirió ya es pasado. Con las heridas tenemos dos posibilidades: hacerlas interminables y victimizarnos con un ¡pobrecita de mí!, o ser resilientes y crecer más rápido sobre el dolor y la dificultad. El daño que te hicieron es un aliciente para reconstruirte.

El Diablo. Un diablo se detiene ante una encrucijada de caminos: confusión. Te das vueltas imaginando cuál será el correcto. Cualquiera que tomes es el indicado. Pero cuidado que sí hay una calle incorrecta: y es el camino del no decidir, del quedarte inmóvil esperando que el destino escoja, o que decidan los otros. No dilates ni te des tantas vueltas.

La Imagen. Un rey sentado en su trono, en la cumbre de un cerro, con el mundo en sus manos. Es un año para construir, para plasmar en la realidad aquellos sueños y deseos pendientes. Manos a la obra. Más acción y menos pensamientos. Seguridad, decisión, y objetivos claros son importantes a la hora de cimentar los proyectos.

Los Astros. Plutón, el gran hinchapelotas, se enfrenta a tu signo durante todo 2016. No será fácil avanzar, la vida se pondrá a veces dura y llena de dificultades y obstáculos, pero al final del recorrido gracias a Júpiter en sextil con tu signo, verás que creciste, y estás más fuerte, te desarmas menos y tu centro lo extraes de ti y no de la mirada de los otros. El entrenamiento militar funciona.
El Animal. El conejo. A este animal no le gusta explorar territorios nuevos. Se queda dentro de los límites de lo conocido aunque ello le cueste la vida. Si aparece un predador no huye mas allá de los lindes de su territorio. Debes hincarles el diente a los miedos. Explora mas allá de tu cueva.

El Cuento. “Una princesa estaba enamorada de un esclavo del Palacio. El rey ordenó que fueran encerrados juntos en una cómoda habitación durante 3 meses. Al término de ese tiempo ni la princesa ni el esclavo querían saber el uno del otro”. Ama muchas cosas, quiere a muchos, pero no te apegues ni dependas de un solo amor. No hay nada más matapasiones que fundirse, devorarse mutuamente, solo pensar en el otro, para terminar hastiados. Diversifícate en los afectos.

LEO

El Ángel. Un ángel acaricia un conejo, mientras sostiene un pájaro en su mano: la bondad. Sé dulce con otros y escúchalos. Comparte y sinceramente ábrete a los demás y no los juzgues. Tampoco te critiques a ti misma. Mediante la bondad podrás tener mayor paz interior y vivir en una ciudad más feliz. Sin bondad, la vida es una guerra.

El Diablo. Un diablo persigue con un tridente a un gato asustado: crueldad. Deja de mirar solo lo malo de las situaciones y las debilidades de los demás. No es necesario encontrar el punto exacto para herir a otros o la palabra justa para partir un corazón. No es así como funciona la cosa. Este año busca lo noble en ti y en los demás.

La Imagen. Una niña, de brazos abiertos y trenzas recogidas, corre libre por un jardín inmenso. Es momento de abrirse al misterio y reconectarte con el pasado no vivido, lo infantil negado. Hoy es tiempo de hacer justicia contigo misma, con tus anhelos postergados. Ríete más. Sal y disfruta. Confía y sueña, tal como soñabas cuando eras pequeña. No te avergüences de la liviandad de tus deseos o de la ingenuidad que aún albergas. Libera la niña.

Los Astros. Saturno y Urano formarán un trígono de fuego con tu signo en 2016. Dos fuerzas lucharán dentro de ti: transformar o mantener; innovar o conservar. Haz una lista: una columna para aquellas cosas que hay que modificar en el año y otra para aquello que hay que asegurar.

El Animal. La ballena. En las profundidades del mar es donde vive el mamífero más grande de la tierra. Las ballenas se comunican mediante canciones y tú tienes que escuchar las vibraciones profundas que se desprenden de tus emociones. Conéctate con tu cuerpo, con los sentimientos y tensiones que ahí se encarnan, y sánalas. Reconoce tu misión, lo que quieres vivir y que aún no has vivido. Acepta tu destino y sigue el camino que desde ahí se va armando Aunque sea de forma lenta, da los pasos necesarios para llegar a nuevo puerto.

El Cuento. “Dos monjes estaban sentados en el campo. Uno de ellos estaba rodeado de conejos. “¡Pero es increíble!, ¿cómo lo haces?”, preguntó el que no tenía conejos alrededor: “simple, no como conejos”. Ser sincero es ser potente. Pureza de pensamiento, de palabra y de acción. Entre tanta mentira, destellarás.

VIRGO

El Ángel. Un ángel está sentado firmando un contrato: compromiso. Es el momento de la adultez, de responsabilizarte por tu vida, y dejar de echarles la culpa a los demás y el empedrado. En tus manos está lograr aquello que quieres. No importa la cuna, no importa el dinero, no importa si no tienes pitutos: dependes ahora de tu voluntad, de la obligación que te impongas de avanzar contra viento y marea y dejar de lloriquear.

El Diablo. Un diablo está enfermo en la cama, con la mesa de luz llena de remedios, y las cortinas cerradas, mientras afuera brilla el sol: hipocondría. No se refiere la hipocondría solamente al enfermo imaginario, sino que a la peligrosa tendencia a recrear problemas imaginarios, ver dificultades imaginarias, conectarse con la mugre y lo negativo, presuponer catástrofes y dificultades, y pensar que el mundo se cae a pedazos. Levántate y sálvalo. El optimismo es gratis.

La Imagen. Una anciana de largos cabellos blancos está hilando una madeja en la cumbre de una montaña. Ella es una de las Moiras, las diosas del destino. Tienes un encuentro con el destino. No tienes manera de evitarlo. No hay adónde arrancarse. Moira se plantará frente a ti y te mostrará el camino. Será una orden. Obligatoria e imperativa. Tendrás que dejar entonces la comodidad de tus rutinas y lo insulso de tu seguridad. ¡Y te morirás de susto! Pero te digo: valdrá la pena.

Los Astros. Júpiter estará viviendo en Virgo todo el año. Así que prepárate a estudiar, a viajar, a aprender, a leer. Júpiter te muestra una vida mejor, con mayor sentido, más estimulante, ilimitada. Edúcate todos los días.

El Animal. La serpiente. Ella posee poderes de curación y es capaz de transmutar el veneno, ese daño que continuamente la vida provoca, de volverse inmune a las heridas del pasado. La serpiente se repara ella misma, cambia de piel y vuelve a empezar.

El Cuento. “Un mono arrojó un duro coco en la cabeza de una mujer. Ella lo recogió, bebió el jugo, comió su pulpa, con una de sus mitades se hizo un plato y con la otra un sombrero contra el sol”. Todos los sucesos son oportunidades. Lo que parece a veces malo, es el comienzo de la felicidad.

LIBRA

El Ángel. Un ángel yace tranquilo sobre una hamaca: relajación. Con el Metro lleno, avanzando a empujones y bocinazos, apremiados por deseos y miedos, ansiosos porque sí o porque no, la vida se destruye desde su misma raíz. Hay que encontrar fórmulas para pasear entre los zombis angustiados, para reírse de las amarguras, para aliviarse de las presiones. Meditación, ejercicio, vivir una vida menos exigente y más fácil.

El Diablo. Un diablo se asusta de su propia sombra: el miedo. Vivimos asustados del prójimo, sospechando engaños, robos y desgracias, y nos acuartelamos tras las rejas, rodeados de alarmas. Pensamos que protegemos la vida pero así la perdemos. Somos prisioneros del miedo y el planeta se vuelve nuestro enemigo. Confía. Abre los brazos y entrégate al mundo.

La Imagen. Unas manzanas doradas brillan bajo la luz del sol. Hay que cosas que maduraron y están listas para ser cosechadas. No dejes que se pudran en el árbol. Las manzanas son tus dones, tu autoconfianza y debes recogerlas y ponerlas en el mundo. No te guardes nada. Brilla y trabaja en aquello para lo que eres muy buena.

Los Astros. Urano al frente de Libra provoca altibajos de energía: explosiones de ganas seguido al poco tiempo por desinterés. Necesitas perseverar en los objetivos, mantener el foco y no distraerte en tonteras.

El Animal. El murciélago. No te asustes. Este es un tótem de chamanes y machis, que presagia el renacimiento. Batman necesita de un tiempo de cueva y retiro, de descenso al inconsciente, para entender y procesar los errores y los dolores. Solo entonces el murciélago vuelve a la luz renacido, capaz de enfrentar la vida con otro sentido y valor.

El cuento. Nasrudín buscaba de rodillas en la noche la llave de su casa. Alguien se ofreció a ayudarle. “Dónde la perdiste”, le dijeron. “En casa”, respondió Nasrudín. “¿Por qué buscas entonces en la calle?”. “Porque aquí hay más luz”. Dios ya no está en los lugares santos, ni en los templos dominicales. Tienes que buscarlo en tu corazón.

ESCORPIÓN

El Ángel. Un ángel desciende sobre un kayak los rápidos de un río: riesgo. La aventura es lo que enciende nuestras vidas. Del colegio a la U, de la U al trabajo, del trabajo al matrimonio, y luego los hijos, y de repente, sin sentir el paso del tiempo, la tumba yace abierta haciéndonos ojitos. Los jóvenes del Opus Dei lo tienen todo claro a los 20 años. El futuro es una línea recta para algunos. Tu toma tu kayak y lánzate por las corrientes zigzagueantes de la vida, sin saber si hay mañana, hecha una loca.

El Diablo. Un diablo se mira al espejo, y éste le muestra en su reflejo un mago: autoengaño. No nos veamos la suerte entre gitanos: te vanaglorias de tus buenas intenciones, de tus capacidades intuitivas, de tu sensibilidad, pero escondes boletas ideológicamente falsas, como todos. Confiesa.

La Imagen. Un hombre con una mochila y su linterna explora una profunda caverna. ¡La labor favorita de Escorpión!: explorar las profundidades, ir al meollo de los asuntos, prender una luz donde solo hay sombras. Tú puedes curar y sanar a otros si siempre apuntas con el dedo adonde está la falla. Tienes esa dolorosa habilidad, que hiere pero transforma al mismo tiempo.

Los Astros. Marte va a andar por Escorpión una buena parte del 2016. Eso es muy raro. Va a estar moviéndose entre Sagitario y tu signo por varios meses. Momento para ser el héroe, para traspasar el Umbral, para agarrar del cogote al Dragón que te ha impedido el paso muchas veces. ¡Vaya año! Disfrute el volcán, mija.

El Animal. La humilde hormiga. El poder de este pequeño insecto se basa en el trabajo en grupo, en tener conciencia de que cada uno
de nosotros ejerce una labor indispensable y hay que dejar los egos de lado en pos de una meta común. Ya que en el Congreso no lo
hacen, deberías practicarlo tú. ¡Las hormigas son socialistas, compañera!

El Cuento. Nasrudín con su burro cruzaba la frontera entre dos países todos los días. Los guardias le revisaban muy bien pensando
que traía contrabando, pero nunca le encontraron nada. Años después se encontró con uno de los guardias aduaneros en otra ciudad y este le preguntó si pasaba contrabando en aquellos días. “Claro que sí”, le dijo Nasrudín. “¡Contrabandeaba burros!”. Lo básico es invisible para los ojos. La respuesta está frente a tu cara.

SAGITARIO

El Ángel. Un ángel ayuda a otro a cruzar una muralla: soporte. Chile se ha vuelto el reducto del individualismo y el sálvese quien pueda. Y el Estado solo atina a repartir bonos y limosnas. Los barrios desaparecen, la amabilidad cede el paso al empujón y el bocinazo. Debes ser solidaria con tu entorno, apoyar, preguntar ¿qué necesitas?, que la mano que hace de cuña te será devuelta. Todos somos la misma persona.

El Diablo. Una joven diablita carga su hijo recién nacido en brazos, y su padre, un diablo viejo, la echa de casa: intolerancia. Estamos cansados de fanáticos, poseedores de la verdad, energúmenos que incendian la galería, críticos profesionales frente al teclado. Somos infinitud de colores, convivimos aquí en una mezcla de razas, culturas y opciones. MultiChile. Deja la Biblia a una lado, el Código Penal al otro, y ejercita el amor.

La Imagen. El Maestro se entrena en un arte marcial con el discípulo. Ambos entrelazan sus cuerpos en una especie de lucha-danza. Encuentra al enemigo y lucha con él. Nuestros adversarios y las dificultades son también nuestros Maestros, que nos permiten romper los límites de nuestra comodidad. La lucha debe estar al servicio del afecto y no para servir al ego.

Los Astros. Saturno será el sargento enojón que te entrenará durante todo 2016. Jiji. Así que modera el reviente, controla la dispersión, corta la palabrería, y conéctate con tu yo-viejo, con las tareas concretas que tienes que realizar el próximo año y están pendientes, y no dejes que el yo-pendejo asuma la dirección.

El Animal. La tortuga. En la carrera con la liebre llegó primero porque no se desparramó como a veces acostumbra. Ella carga su casita en las espaldas por lo que es completamente autosuficiente y con los recursos que tiene a mano, puede desarrollar cualquier cosa. La tierra te dará abundancia de esa forma.

El Cuento. “Maestro ¿hay algo más importante que Dios?”, preguntó el discípulo. “El pan con palta”, respondió este. No dejes que la cabeza se te arranque lejos, y practica el hoy día, las metas del hoy día, y los quehaceres del hoy día. Si no puedes, eres un político.

CAPRICORNIO

El Ángel. Un ángel sobre un árbol mira a lo lejos con su catalejo y descubre una isla nueva: exploración. Para la vieja y asegurada cabra significa aventurarse en lo desconocido e ir detrás de las pasiones adormecidas. Casa, auto, trabajo, no bastan. Viaja por dentro y por fuera.
El Diablo. Un diablo descansa en una piscina sobre un flotador con un trago en la mano mientras alguien se está ahogando cerca de él: egoísmo. Si rescatas a los que te rodean, te salvas tú. Si te preocupas del incendio de tu barrio, salvas tu casa. Si cuidas del bosque, salvas tu jardín.

La Imagen. Un prisionero yace en su celda aferrado a los barrotes, pero no se percata que detrás suyo la pared posterior de su prisión ha caído y es libre. Miras en la dirección errada y puedes cambiar tu vida en un santiamén, atreviéndote a buscar en direcciones nuevas. Lo peor son las jaulas doradas, cómodas, seguras, pero donde la pasión y la aventura se han ido. La rabia funciona mejor que la pena para cambiar el status-quo.

Los Astros. Saturno en el signo de Sagitario te exige mirar desde otra perspectiva los símbolos y significados que debe tener tu vida. La antigua fe se derrumba y debes renovar los valores morales y espirituales. Dios te busca con afán y lo encontrarás donde menos te imaginas.

El Animal. El colibrí. Llamado en portugués beija flor porque gusta de besar las flores, representa la relación con la oralidad que debieras establecer desde ya: llena tu boca de besos, usa tu lengua para recorrer otro cuerpo, paladea el vino, sigue tus deseos y que tus labios se hinchen de néctar.

El Cuento. “El rey les pidió a sus sabios un remedio contra los males del mundo. Estos le entregaron un anillo con una inscripción detrás: “no mire lo que dice, hasta que sienta que está todo perdido”. Años después el reino fue invadido por bárbaros y el rey se encontraba solo frente a un abismo, con su caballo muerto y los enemigos frente a él. Entonces se acordó del anillo. Decía: “esto también va a pasar”. La vida es una montaña rusa, es el maya hindú, que nos engaña con ascensos y descensos. Tú mantente en el medio, sobria, en plena posesión de tu ser, consciente de tu deber, ajena a éxitos y a fracasos, a piropos y a críticas.

ACUARIO

El Ángel. Un ángel está sentado en una mesa llena de alimentos. El ángel abre sus brazos y de ellos caen frutas y dulces que comparte con otros: la abundancia. Estás rodeada de oportunidades, hay un montón de cosas con las cuales trabajar, hay muchas personas a las cuales agradecer. Disfruta, pues tienes y tendrás más de lo que necesitas.

El Diablo. Un diablo intenta meditar pero se le cruzan por su mente puras desgracias y problemas: preocupaciones. Tu cabeza no te deja tranquila: que el seguro a pagar, la cuenta atrasada, las anotaciones que recibió tu hijo en el colegio, etc. Más que rumiar sobre las cientos de cosas que tienes que hacer –porque de todas maneras las tendrás que hacer– hazlas. Deja de preocuparte y concretiza y aterriza en acciones aquello que invade tu mente. Todo será más fácil.

La Imagen. Una machi sostiene el cuenco de la vida entre sus brazos. Es el momento de mirar dentro de ti y de recoger tu potencial femenino y transformador. La conexión con la naturaleza, el respeto de los ciclos, el honrar tu cuerpo, la capacidad de sostener tu alma, de saber esperar, de entrenarte a ti misma en la paciencia y en la compasión. Empápate en toda la sabiduría femenina. Marca tu círculo de poder y entra en él.

Los Astros. Urano, el regente de Acuario, cruzando por Aries acrecienta la necesidad de libertad. Será necesario amarrarte a la silla para que no te muevas. Aún así cortarás esas ataduras.

El Animal. La ardilla. Este pequeño e inquieto rodeador te invita a conectarte con lo inmediato y lo necesario, no dilapidando la energía. No te disperses en pensamientos negativos, y aquellos que no sirven, como la bellota podrida, simplemente míralos, reconócelos y bótalos. A buscar la siguiente bellota buena. Mediante el trabajo justo, el buen uso del tiempo y una sabia discriminación podrás avanzar mejor en tu vida.

El Cuento. Contaba el monje Zen: “cuando se incendió mi casa pude disfrutar por las noches de una visión sin obstáculos de la luna”. La vida se complica en la medida que acumulamos estructuras, deberes, y cosas. Hemos cosificado a Chilito. Cuando las cosas revientan y las perdemos, al principio parece malo, pero es ahí que finalmente podemos volver a ver el horizonte. Métele fuego a lo que te impide ver el cielo.

PISCIS

El Ángel. Un ángel con los brazos abiertos tiene todo por entregar y puede recibirlo todo: apertura. Abrir tu cuerpo, abrir tu mente y abrir tu tiempo es lo que debes desarrollar este año. No tener expectativas de las cosas, sino que recibir los eventos y devolverlos. Que la vida fluya a través de ti y no se estanque en ti.

El Diablo. Vivimos bombardeados de noticias sobre el fin del mundo, el aumento de la delincuencia, la crisis económica, las guerras inminentes, el caos: paranoia. Baja tu guardia pues el perseguirte no resolverá nada, solo te dejará más tensa, más estresada, más paralizada, cuando lo que necesitas hacer es justamente lo contrario: abrirte, agradecer, compartir, confiar.

La Imagen. Una mujer, de brazos abiertos y ropajes extravagantes, vuela sobre un cisne, dejando atrás su pueblo, su pareja, lo conocido. Es el momento para dejar atrás todo aquello que no te sirve, entregarte a lo mágico, confiar y explorar, abalanzándote hacia aquello nuevo y transformador que te permitirá ser más feliz. Acepta que hay cosas que ya no necesitas.

Los Astros. Neptuno y Quirón en Piscis aumentan la sensibilidad y te conectan con el inconsciente colectivo. Te haces partícipe de las necesidades de los otros, de los dolores ajenos, de los vientos de cambio sociales. Eso significa cuidar de amigos, salir a la calle a expresarte, recibir la proyección de aquel que salva y sostiene. Harta pega.

El Animal. El zorro. Este pequeño animal, astuto y silencioso, te invita a protegerte, a cuidarte, a ser estratega. Cuando uno quiere hacer un cambio lo peor es hablar de ello y contarle a la peluquera, a las amigas, a la vecina. Para que un proceso de transformación se lleve a cabo, no se debe perder energía. Hablar de cambiar es una tontera. Hacer cambios con la boca cerrada, es de zorro astuto.

El Cuento. El orador decía ante el salón lleno de gente que todo está en la mente, que la materia es una ilusión. Cuando se sentó a mi lado, le pregunté si era verdad que todo está en la mente. “Así es” me dijo. Ahí le dije: “entonces no le va a importar cambiarme de lugar porque estoy en una corriente de aire”. La palabra aguanta todo. Es tiempo de desenmascarar a los chantas, a aquellos que se van al mundial de rugby, a los que fueron comprados y están vacíos por dentro. La alegría llegará cuando nosotros nos organicemos.

Seguir leyendo