Emergente: Tamara Merino

Reportajes y Entrevistas

Emergente: Tamara Merino

Por Bárbara Riedemann / Fotografía Rodrigo Chodil

Paula 1248. Sábado 7 de abril de 2018.

En 2015 cuando viajaba por Australia, se pinchó la rueda de su casa rodante, en pleno desierto. ¿Dónde encontrar una vulcanización o al menos alguien que los ayudara? Tamara Merino (26) y su pololo estaban en el páramo, con 50 grados a pleno sol. Caminaron. Y lo único que encontraron en varios kilómetros fue una cruz enterrada en un montículo de piedra junto a una puerta. Al traspasarla, unas escaleras que se hundían en la tierra los llevaron a una iglesia. “Si hay un templo, debe haber una comunidad”, pensó Tamara. Y tenía razón: había llegado a Coober Pedy, un pueblo minero subterráneo donde viven unas 1600 personas. Así nació Underland, el proyecto de fotografía documental que registró ese lugar surreal y que fue publicado en diversos medios, como National Geographic y The Washington Post, donde hoy es colaboradora.

De padre chileno y madre colombiana, Tamara llegó a Santiago a los 13 años. Con su familia hacían largos viajes y ella era quien tomaba las fotos para el álbum familiar. Estudió un año Teatro en Estados Unidos y luego se cambió a la School of Visual Arts de Nueva York para estudiar Fotografía, carrera que terminó en la Universidad del Pacífico en Santiago. Ya entonces sabía que lo que quería era fotografíar la realidad; hacer fotos documentales. Por eso, ha viajado por el mundo retratando la condición humana en su plena intimidad y cotidianidad.

En Brasil registró la vida de los descendientes africanos, víctimas de la migración forzada y la secuela que ello ha dejado hasta hoy, trabajo que a fin de año publicará en el que será su primer libro. En India vivió con los Aghori, comunidad que practica el canibalismo. Y en México registró a la comunidad trans. Gracias a su ojo desprejuiciado y sensitivo este año fue elegida entre las 30 mejores fotógrafas mujeres por la revista Artpil y la World Press Photo la destacó entre los 6 mejores talentos de Sudamérica.

Instalada en Chile, ahora trabaja en un proyecto sobre la migración y dicta talleres de fotografía documental. “Quiero darle voz a la fotografía latinoamericana. Que cuando The New York Times quiera hacer una historia en Chile, no mande a su corresponsal, sino que contrate a un fotógrafo local, porque, ¿quién mejor que nosotros para contar nuestras historias?”, dice.

Mira aquí sus fotografías:

Señas
Tamara Merino
26 años.
Elegida entre los 6 mejores fotógrafos de Sudamérica 2018 por la World Press Photo.
www.tamaramerino.com

Seguir leyendo