*
15 septiembre, 2017
orla

Francisco Saavedra: si yo fuera mujer

Se casaría con la bendición de una autoridad mapuche, “ni cagando” sería recatada y odiaría la depilación completa. Entre las grabaciones de Lecciones de vida (13C) y de la cuarta temporada de Lugares que hablan (Canal 13); la elaboración de su primer libro –inspirado en dicho programa– (Editorial Planeta) y a días de estrenar el docurreality Contra viento y marea, Paula.cl invitó al periodista a imaginar cómo sería su vida si en vez de hombre hubiese nacido mujer.

Por Almendra Arcaya L. / Fotografía: Carolina Vargas


Paula.cl

¿Cómo serías si fueras mujer?
Todo, menos cool. Aperrada, libidinosa, cero femenina e intelectualmente entretenida.

¿Cómo te llamarías?
Si fuese por mí, Begoña, porque tiene carácter. Si fuese por mi mamá, Pilar, como ella.

¿Cuál sería tu arma infalible?
Sería buena cocinera y jamás de esas taimadas que se quedan en el auto diciendo “no, no quiero hacer eso, no sé qué”. Mi mejor arma sería ir a todas.

¿Habrías estudiado Periodismo?
Mmm… creo que habría sido actriz. No, periodista, sí, de todas maneras.

¿Trabajarías en Lugares que hablan
Las mujeres son tremendamente aperradas, pero no sé si como mujer hubiese tenido la pachorra, arrojo y corporalidad bruta que se necesita para trabajar en un programa así. Además, por una cosa social, esto de perderle la vergüenza y miedo al ridículo tiende a ser un tema más pudoroso con las mujeres. 

¿Habrías postulado a Reina Guachaca? 
Sí, de todas maneras, y también habría ganado. Yo creo que el público me hubiese querido igual, la esencia está.

¿Serías una provinciana recatada?
Provinciana de todas maneras. Recatada, ¡ni cagando!

¿A qué edad perderías la virginidad?
Cuando las ganas y el deseo sexual llegaran. Mi virginidad la perdí como a los 19 años, creo que como mujer habría sido a la misma edad.

¿Te casarías? 
Sí, me gustaría tener una ceremonia civil y la bendición de alguna autoridad mapuche.

¿Qué te mataría las pasiones?
Que no se lave los dientes, que esté desarreglado y que sea demasiado preocupado por la cuestión de la estética, el gimnasio, los masajes y el bótox.

¿Serías madre?
Sí, si fuera mujer me habría gustado tener tres hijos y la mesa llena con todos los puestos ocupados por familia y amigos.

¿Te tomarías el postnatal de seis meses? 
Sí, y después tiraría licencia, no dejaría a mi hija o hijo a los 6 meses.

¿Cómo te vestirías?
Ni Yayita, ni Ena von Baer.

¿Qué cualidad femenina añorarías tener? 
La multifuncionalidad. Como mi hermana que anda todo el día con la guagua, hace sus panes, sale a vender, hace yoga. Embalada.

¿Algo que te cargaría de ser mujer? 
La depilación, la encuentro satánica, es para prenderles una velita cuando se depilan enteras.

¿Cómo te mantendrías físicamente? 
Yoga y TRX. En el gimnasio, pero con peto y patas, no.

¿Qué batallas darías?
Me camisetearía por el aborto en tres causales. Por el momento no creo en el aborto libre.

¿Te operarías algo?
Sí, siempre me estaría haciendo “retoquecitos”. Me lo subiría todo, pero jamás me pondría un plástico ni en las pechugas ni en el poto.

¿Joyas caras u orfebrería más hippie?
No, cero hippie. Una cosa poca, no andaría a lo Celia Cruz llena de colgajos y chucherías.

¿Fumarías?
Cigarro, ni cagando. Marihuana, así como para dormir si es que alguien tiene.

¿Qué trago tomarías?
Vino tinto, por su versatilidad. No me veo mandándome whiskachos.

¿Cómo vivirías tus desamores?
Necesitaría darles un poco de lástima a mis amigas. No me sumergiría en la comilona de chocolates porque engordaría.

Si fueras mujer, ¿los candidatos presidenciales te habrían dado tribuna? 
Si fuese una mujer popular y conductora de TV que hiciera un programa como el que estoy haciendo yo, creo que sí.

Deja tu comentario