Si yo fuera hombre: Karol Cariola

Reportajes y Entrevistas

Si yo fuera hombre: Karol Cariola

Por Juan José Richards / Fotografía: Paloma Palomino

Si en lugar de mujer hubiese nacido hombre, la diputada comunista sería un bisexual de ojos azules que conquistaría con poesía. Tendría un espíritu feminista y abogaría por los derechos igualitarios entre hombres y mujeres. Practicaría patinaje, y, sin dudarlo, se saldría del grupo de WhatsApp de sus amigos si compartieran porno.

¿Cómo te llamarías?
Ricardo. Es la chilenización del nombre de mi papá, que se llamaba Richard. Cuando yo era chica, mi mamá le decía a él Richard grande, a mi hermano Richard chico y a mí, Ricarda.

¿Cómo tendrías los ojos?
Azules, como mi abuelo. Me hubiera gustado heredar sus ojos.

¿Te cuidarías el pelo?
Sí, creo que es muy importante que los hombres se cuiden, así que lo haría.

¿Te dejarías barba o bigote?
Un poquito de los dos, porque da cierta seriedad.

¿Cuánto medirías?
1.75 cms.

¿Cuánto pesarías?
Sería flaco.

¿Y cómo te vestirías?
Sería medio perno, creo. Me vestiría semi formal; con camisita, pantalones de gabardina y zapatos en punta.

¿Irías de chaqueta y corbata a la Cámara?
Sin corbata, pero quizás con chaqueta.

¿Cuál sería tu prenda favorita?
Un buen chaleco. Los hombres tienen la facilidad de ponerse uno y estar listos, cosa que a las mujeres no nos pasa porque vestirse es mucho más difícil.

¿Andarías en auto?
Sería ciclista. Tengo bicicleta y ando muy de repente porque los tramos que hago son muy largos. Pero si fuera hombre, quizás andaría más.

¿Serías deportista?
Sí, pero no sé si futbolero. Está instalado el prejuicio de que es una contradicción ser hombre y que no te guste el fútbol, y no comparto eso. Practicaría otro deporte, quizás patinaje.

¿Crees que hubieses sido matrón?
De todas maneras. No creo que las profesiones tengan género. Me encanta la idea de que hayan matronas y matrones.

¿En qué trabajarías?
Sería diputado, como ahora. De hecho, si fuera hombre probablemente hubiera sido más fácil porque los hombres en nuestro país tienen más posibilidades de desarrollarse en política. Pero eso lo estamos revirtiendo de a poco.

¿Serías trabajólico?
Sí, ya soy trabajólica y no creo que ese aspecto de mi personalidad cambiaría mucho.

¿Te tomarías el pos natal?
Absolutamente. Creo que los hombres tienen todo el derecho de tomárselo. De hecho, soy autora de un proyecto de ley para ampliar el fuero parental a los padres, porque una de las formas de discriminación laboral a las mujeres es que por el hecho de tener fuero las contratan menos. También soy coautora de un proyecto junto a Camila Vallejo para ampliar el derecho a la sala cuna para los papás. Si fuera padre trataría de tener el mismo grado de responsabilidad que tienen las madres en la maternidad.

¿Qué método anticonceptivo usarías con tu pareja?
Usaría condón de todas maneras porque es el único método que te protege del contagio de enfermedades de transmisión sexual. Es muy lamentable porque son bien limitados los métodos anticonceptivos que pueden ocupar los hombres. Desde mi rol matronil trataría de crear otros métodos anticonceptivos para que no tenga que ser la mujer la que esté tomando siempre pastillas. Y nunca obligaría a mi mujer a que ella tuviera que ocupar un método anticonceptivo, porque eso me parece injusto.

¿Cuál sería tu postura ante la brecha salarial entre hombres y mujeres?
Sería activista y acompañaría a las mujeres en esa lucha. Sería un hombre feminista, sin lugar a dudas, y en el contexto de una sociedad patriarcal estaría trabajando activamente para terminar con esa brecha. Sería autor del proyecto Igual pega, igual paga que está en el Congreso.

¿Cómo reaccionarías si en tu grupo de amigos de WhatsApp, alguien compartiera pornografía?
No sé si me gustaría el porno, aunque dicen que la estructura del cerebro del hombre es distinta. Al menos en la revista de Homero Simpson, se muestra que el sexo ocupa una parte importante del cerebro masculino. Creo que me saldría del grupo, porque no me gusta que se utilice el cuerpo de la mujer como un objeto de recreación carnal o sicológica.

¿Tendrías hijos?
Como mujer no lo he decidido porque es algo difícil de hacer cuando cumples tareas políticas, ya que la sociedad te obliga a tener un rol prioritario dentro de la crianza. Como hombre creo que estaría en la misma disyuntiva porque no esperaría que la responsabilidad quedara en la mujer con la que pretendo tener los hijos.

Si yo fuera padre nunca…
Cuestionaría la orientación sexual de mis hijos.

A mi pareja nunca…
Le sería infiel.

Como padre siempre…
Respetaría las decisiones, opiniones y acciones que mis hijos fueran tomando en la vida.

Como pareja siempre…
Trataría de ser un apoyo y un respaldo para crear un vínculo de igualdad dentro de la pareja, como iguales, como partners, y no como distintos ni como un acto de propiedad.

¿Serías un hombre heterosexual?
Quizás sería bisexual. Me parece que es más natural al ser humano, ya que no creo que seamos heterosexuales por naturaleza.
¿Serías bueno para pololear o te gustaría estar solo?
No soy muy buena para pololear y no he tenido muchas parejas en mi vida. Creo que como hombre sería parecido.

¿Cuál sería tu arma de conquista?
La poesía.

¿En una fiesta, serías de los que sacan a bailar o de los que se quedan en la barra?
De los que sacan a bailar, pero en buena onda. No hay nada mejor que un hombre piola y simpático en un carrete. Pero nunca en plan jote, no me gustan los hombres jotes. Odio a los jotes.

¿Serías de regalar flores y de abrir la puerta del auto?
No, no creo. Ni tampoco sería de los que pagan la cuenta. No me parece que pagarla sea un acto de caballerosidad, prefiero compartir los gastos o invitar cuando el otro no puede.

¿Piropearías?
Quizás sí, pero solo a alguien que conociera. En la calle, jamás. Estoy absolutamente en contra del acoso callejero. Cuando una mujer está caminando no está esperando que le hagan una opinión de su físico. Eso no corresponde. Creo que es una falta de respeto meterse en la intimidad de una persona que camina por la calle.

¿Qué te mataría las pasiones?
No me gustan mucho las personas que se comunican con garabatos. Igual digo algunos, pero pocos y cuando estoy enojada. Creo que como hombre tampoco me gustaría.

¿Perdonarías una infidelidad?
No lo sé. Creo que la infidelidad es distinta a la deslealtad. Y una deslealtad no la perdonaría nunca.

Si fuera hombre me daría vergüenza…
Tener voz de pito.

¿Reaccionarías ocupando la fuerza en alguna circunstancia?
No me gusta la agresividad ni los hombres que andan buscando riña en la calle. Tampoco me gustan los que andan todo el tiempo a la defensiva. No ocuparía la fuerza física para pelear con nadie, a no ser que tuviera que defender a alguien cercano o que quisiera mucho. Pero eso también lo haría como mujer, aunque espero no hacerlo nunca.

¿Qué herramientas ocuparías para pelear por lo que crees?
La justicia. Y la política, que es algo que llevo en la sangre y es una herramienta para transformar la sociedad.

¿Cuál es el mayor error de los hombres?
Creer que las mujeres queremos que nos protejan. No porque a veces tengan una estructura física más fuerte nosotras estamos esperando protección de parte de ellos.

¿Cuál crees que es la mayor ventaja que tienen los hombres y cómo la ocuparías a tu favor?
Vivimos en una sociedad machista y patriarcal donde los hombres están mejor considerados laboral y públicamente. Muchas de las tareas que hago al interior de mi partido y del Parlamento, si fuera hombre, serían mucho más fáciles. Como hombre, más que aprovechar esas ventajas, las ocuparía para transformar y encontrar caminos de igualdad. Eso es algo que tenemos que modificar.

Seguir leyendo