*
12 diciembre, 2017
orla

Marco Antonio de la Parra: amor de hombre

Siquiatra, escritor y dramaturgo, Marco Antonio de la Parra asegura que no hay nada más peligroso que el amor, que la monogamia es un constructo hipotético y que lo que las mujeres buscan es un hombre que sepa ponerse en su lugar. Aquí, responde 29 preguntas sobre amor y sexo. .

Cuestionario de Constanza Michelson / Fotografía: Carolina Vargas, del archivo Paula / Ilustración: Paloma Moreno.


Paula.cl

Razón inexcusable para dejar de amar
La traición, el puñal por la espalda.

¿Y para entregarse a amar?
La confianza, la partner total, la cómplice y todo.

¿Qué se debe temer del amor?
Nada más peligroso. Es un tobogán, un trueno. En ese peligro se crece y cobra sentido la vida. Sin miedo a la más terrible de las fuerzas.

¿Se reconcilia del todo un hombre con su pene?
Tarde o temprano. Pero depende del hombre. Y depende del pene.

¿Tienes sexo aunque no tengas ganas?
Por principio.

¿Conviene realizar las fantasías sexuales?
¿Hay otra cosa que hacer con ellas? Siempre que no dañes al amor.

¿Se puede desear sin amar?
El deseo es invencible. Un monstruo de siete cabezas.

¿Y amar sin desear?
Triste. Eso se llama amistad.

Porno: ¿solo o en pareja?
Ambos. Ir y venir. La fantasía en pareja ilumina hasta a los más rutinarios.

Erotismo supremo: ¿hacerle lo que quieras o que te hagan lo que quieran?
Las dos cosas y no hay vuelta.

¿A qué mujer no se puede dejar nunca en la vida: la madre, la compañera fiel, la fatal?
Por salud mental, la compañera de vida. Por enganche, cuesta abandonar a la femme fatale.

¿Dejas una relación o te haces patear?
Abandono. Me lanzo por la borda y nado hasta el muelle.

¿Qué exigencias en el amor angustian o agobian?
Cualquiera que sea una señal de abort operation. La exigencia sexual o amorosa, solo para masoquistas.

¡¿Qué diablos quieren las mujeres?!
Un hombre de verdad, que sepa ponerse en su lugar. O sea, que sepa sentir lo que sienten las mujeres. ¿Recuerdan la mala peli de Mel Gibson?

Monogamia, ¿posible o un delirio?
Un bello delirio: un asunto cultural. Un constructo hipotético. Un hallazgo.

Seducir: ¿un placer o un trabajo tortuoso?
Un placer a ratos adictivo, del cual hay que deshacerse pronto si de monogamia se trata.

¿Algún secreto en el arte de la seducción?
Parecer inalcanzable.

La peor traición: ¿el engaño sexual o el engaño amoroso?
La mentira en cualquiera de sus formas.

¿Has enamorado a alguien a quien no estabas dispuesto a amar?
Tristemente sí. El lado sádico y despreciable de toda inmadurez que se precie de tal.

Ideal: ¿relaciones cerradas o abiertas?
Cerradísimas, qué rotería.

Fetichismo: ¿delanteras o retaguardas?
Todo fetiche es bienvenido: la suave perversión que es condimento.

¿Por qué las mujeres andan diciendo que no hay más hombres?
Porque están jugando Play Station o pensando en conquistar otro castillo.

¿Por qué quedarse con una sola persona?
Porque llegaste a ella dejando cadáveres amorosos en el camino.

¿Mirar o ser mirado?
Mirar, qué placer.

¿Familia, un pololeo eterno o mansión Playboy?
La familia y la pareja se oponen, y exigen un equilibrio que debe ser preciso y precioso. Cuesta.

¿Has recibido alguna queja recurrente por parte de tus parejas?
Que hago demasiadas cosas al mismo tiempo. Quien lo tolera se queda a mi lado. Y dejo de hacerlas.

¿Te has hecho el difícil?
Las estrategias de seducción ya las guardé en la bodega. Hacerse el difícil es un clásico.

¿Qué te gusta que te haga tu pareja?, ¿qué te gusta hacerle?
Todo lo que se nos venga a la cabeza.

¿Tras el feminismo, es más fácil o difícil el amor y el sexo hoy?
Si estás bien parado, con las botas bien puestas, es mucho más entretenido tener una pareja autónoma, independiente, con mundo propio. Requiere seguridad en sí mismo eso sí. De esa que solo entrega la madurez.

Deja tu comentario