Si yo fuera mujer: Gonzalo Fuenzalida

Reportajes y Entrevistas

Si yo fuera mujer: Gonzalo Fuenzalida

Por Manuela Jobet / Fotografía: Paloma Palomino

No apoyaría partidos políticos, le pediría a su pareja que se hiciera la vasectomía y sería vegana. Así se imagina el diputado RN Gonzalo Fuenzalida su vida como una mujer, en la que le hubiese gustado llamarse Esmeralda.

¿Cómo tendrías los ojos?
Unos ojos fuertes, expresivos. No necesariamente serían azules o verdes, sino profundos, penetrantes. Me gustaría iluminar con la mirada.

¿El pelo?
Largo y ondulado. Sería trigueña y wild, como salvaje.

¿Cuánto medirías?
1,72.

¿Y cómo te llamarías?
Esmeralda. Me gustan los nombres con personalidad.

¿Cómo serías físicamente?
Normal. Ni tan gorda ni tan flaca.

¿Comerías de todo?
Sería vegana de todas maneras. No me gustaría la carne, me daría la lata el asado.

¿Te preocuparías mucho por tu cuerpo?
Depende de la pega en la que esté. Si fuera una persona pública sería más preocupada, pero si fuese más anónima o si estuviese embarazada, no me importaría.

¿En el embarazo te lo comerías todo?
Sí, obvio. En el embarazo no me privaría de nada. Creo que ese proceso tiene que ser extremadamente natural y que uno tiene que hacer todo lo que el cuerpo te pida. No evitaría nada. Si tengo que engordar, después lo bajo.

¿Cómo te vestirías?
Sería hippie chic. Con mucho color, usaría muchos vestidos. También me pondría pantalones, pero el vestido floreado sería mi favorito.

¿Andarías escotada?
Depende si tuviera algo que mostrar.

¿Qué parte de tu cuerpo te importaría resaltar?
Unos pechos lindos y una bonita espalda. Pero siempre dejaría algo para la imaginación.

¿Usarías accesorios?
Tendría mis collares exóticos tipo marroquíes de colores, que me ayuden a resaltar la personalidad.

¿Tomarías trago?
Sí, lógico. Vino blanco, champaña y de vez en cuando un vodka.

¿Serías buena para la fiesta?
Depende de la edad. De soltera sería buena, pero con niños creo que andaría más cansada. Sería de tiro más corto.

¿Cuál sería tu carrete ideal?
Una buena conversación con trago, y después un recital o una fiesta con música.

¿Qué música te gustaría?
El rock clásico, como Velvet Underground o los Rolling Stones.

¿Consumirías droga?
De joven, quizá sí. Aunque creo que lo haría de manera recreativa, con mis amigas de colegio a los 20 años de egresadas. Algo divertido como para recordar.

¿Tendría tatuajes?
No. No me haría nada que fuese irreversible. Y a pesar de que te puedes borrar el tatuaje, nunca queda como antes. No me gustaría arrepentirme y vivir con algo que no me guste por toda la vida.

¿Te harías cirugías estéticas?
No, nada. Sería bien defensora de lo natural. No intervendría mi cuerpo. Creo que la belleza es aceptar la lógica natural.

¿Cómo qué mujer te gustaría ser?
Como la Jane Fonda. Me gustaría tener su versatilidad, defender mis derechos. Me gustaría ser guapa en ambos sentidos, no solo físicamente, sino también tener opinión.

¿Serías feminista?
De todas maneras, porque este país es muy machista. Eso sí, sería una feminista con racionalidad, tampoco se trata de eliminar a los hombres. Creo que la mujer tiene que ser valorada y se deben respetar todos los derechos, pero entendería que esta es una sociedad en la que conviven hombres y mujeres.

¿Te gustaría que te piropearan?
Me gustaría, pero con respeto. Sería bastante latina. Una frase grosera nunca, pero un piropo inocente, sí. Tendría bastante personalidad así que si encontrara que lo que me dicen es grosero, probablemente lo enfrentaría.

¿Qué tipo de hombre te gustaría?
Uno con el físico de David Beckham y con el intelecto de Boris Johnson.

¿Te casarías?
De todas maneras.

¿Por la iglesia?
Si la otra persona quiere hacerlo, sí. Si no quiere hacerlo, lo respetaría y no me casaría por la iglesia.

¿Qué te mataría las pasiones?
La poca dignidad. Que se emborrachara y quedara tirado, que se ande agarrando a combos, que sea violento. Que no tuviera límites.

¿Qué no harías como pareja?
Trataría de evitar darle celos. Los hombres somos muy celosos.

¿Y tú serías celosa?
No, porque sería súper segura de mí misma.

¿Qué defecto no podría tener tu pareja?
La soberbia. Creer que nunca está equivocado, que se las sabe todas. Eso es muy desagradable.

¿Qué te daría miedo?
La soledad.

¿Serías de algún partido político?
Estaría más por las causas ciudadanas que por la política. Votaría más que nada por las personas, por políticos a los que les creyera y que me convencieran. Que no sean ideológicos, sino que sensatos.

¿Tomarías pastillas anticonceptivas en la adolescencia?
Sí.

¿Y de adulta?
También, aunque cuando decidiera no tener más hijos le pediría a mi pareja que se hiciera la vasectomía. Yo no seguiría tomando químicos ni me haría ligadura de trompas.

¿Llegarías virgen al matrimonio?
No. Me gustaría viajar, estudiar afuera y obviamente me gustaría vivir todas las experiencias necesarias antes de casarme y tener familia.

¿Tomarías la pastilla del día después?
Sí.

¿Abortarías?
No.

¿Estarías de acuerdo con el postnatal de seis meses?
De todas maneras. Y un postnatal de seis meses para el hombre también.

¿Cuál es el mayor error que cometemos las mujeres y que Esmeralda trataría de nunca hacer?
Creo que muchas mujeres buscan parejas de las que pasan a ser casi sus madres. Pienso que se enamoran de quienes sienten que necesitan protección. Yo tendría muy claro que necesito a alguien que me complemente. No sería la muleta ni la mamá de nadie.

Seguir leyendo