Ni sobras ni picoteos

Reportajes y Entrevistas

Ni sobras ni picoteos

Por Alejandra Villalobos / Ilustraciones Alejandra Costa

En los últimos treinta años la alimentación de perros y gatos -las mascotas más comunes en nuestro país- ha evolucionado muchísimo. Si antes era habitual darles las sobras de la comida de la casa, hoy es posible encontrar productos según raza, edad, actividad, incluso si tienen alguna alergia alimentaria. Sin embargo, todavía circulan mitos en torno a su nutrición.

1. Las mascotas, perros y gatos, necesitan ir variando su alimento para no aburrirse / Falso

Los perros y gatos no se ‘aburren’ de su alimento, según explica el veterinario Sebastián Jiménez. “Lo que ocurre generalmente es que cuando les dan muchos alimentos en paralelo, como pedacitos de jamón o les comparten su comida o un pedacito de carne en el asado, se acostumbran a recibir alimentos más sabrosos que el pellet; entonces, claro, pueden ponerse un poco mañosos, pero en ningún caso es necesario ir variando. Los pellets son un alimento hecho para ellos, formulados especialmente de acuerdo a sus necesidades, entonces no tiene nada de malo que se acostumbren a un alimento”.

2. Cada mascota según raza o edad tiene necesidades alimentarias distintas / Verdadero

El estado fisiológico de los animales va cambiando según la edad y según algunas características propias de cada uno. “Cualquier mamífero o animal, cuando es cachorro, tiene una tasa de crecimiento altísima, igual que una guagua, por lo tanto necesitan un alimento con más proteínas y más grasa. Una hembra preñada o lactante también necesita gran cantidad de proteínas, grasa, minerales, vitamina, etc., para poder suplir las necesidades nutricionales de ese estado fisiológico, por lo mismo hoy incluso se pueden encontrar alimentos especiales para la hembra gestante. Los perros o gatos mayores de 7 años también necesitan una alimentación especial ‘senior’, porque sus necesidades nutricionales también son diferentes que las de un adulto. Y las necesidades de un animal enfermo también varían, y para ellos también existen alimentos formulados especialmente para sus patologías”, explica el veterinario Sebastián Jiménez.

3. Darles comida casera les hace mal / Falso

Pero tampoco les hace bien. La veterinaria María Jesús Baraona, de Vitanimal, explica que se les puede dar comida casera siempre y cuando esté balanceada y formulada por un médico profesional veterinario que se dedique a la alimentación natural o BARF. “Estos alimentos se entregan crudos o levemente cocinados, y siempre balanceados entre proteínas, verduras, frutas y otros elementos como kéfir, semillas, etc. Lo que no se les puede dar son sobras. Las comidas que nosotros comemos están condimentadas, aliñadas, fritas, etc., y eso no les hace bien a los animales. Además, los pellets al ser duros hacen que el animal mastique de cierta forma, lo que ayuda a mantener los dientes limpios; en cambio los alimentos blandos no permiten esto y se junta más sarro”, dice.

4. La leche de vaca es buena para los cachorros / Falso

La leche de vaca no es buena para cachorros ni gatos pequeños, porque según explica Jovanna Salazar, de Clínica Veterinaria Huellas, “no posee las propiedades nutricionales que necesitan”. En el caso de que fueran destetados muy chiquititos o que no tengan buena fuente de calostro o leche, la especialista aclara que existen en el mercado fórmulas exclusivas para ellos. María Jesús Baraona agrega que tampoco es buena para animales adultos. “Los perros y gatos no necesitan leche en su vida, ni ningún tipo de lácteo”.

5. Comen pasto cuando se sienten mal / Falso

Los especialistas coinciden en que no hay estudios que avalen que los perros comen pasto cuando se sienten mal, pero tampoco hay estudios que digan por qué lo hacen. “Hay algunos que sí comen pasto cuando están enfermos, hay otros que lo hacen por gusto, otros que comen cuando les pica la garganta y luego lo escupen. Cada animal es diferente, lo único que hay en común es que prefieren el pasto más largo, y generalmente escogen las hojas recién brotadas, pero el porqué de esta conducta sigue siendo un misterio”, dice María Jesús Baraona.

6. La feca está relacionada con la calidad del alimento / Verdadero

Según los expertos, está directamente relacionado. “El tema de los pellets ha hecho que la feca de los perros y gatos sea mucho más seca y que hagan menos cantidad. Ahora, dependiendo de la calidad del pellet es cómo será su digestibilidad”, explica Sebastián Jiménez, y Jovanna Salazar agrega: “Un buen alimento con proteína animal (carne u otra proteína, no ‘subproductos’) hará que nuestra mascota defeque de manera más compacta y menos veces al día”.

7. Los huesos y el atún son buenos premios / Verdadero

Siempre y cuando sean como premio y no como parte de su dieta diaria. “Darles atún a los gatos como dieta frecuente no es recomendado debido a sus altos índices de sal (lo que puede producir o empeorar problemas renales o de presión arterial) y de mercurio, que puede llevar a una intoxicación y baja en la cantidad de vitamina E y taurina, un aminoácido esencial en gatos”, explica María Jesús Baraona. En el caso de los huesos para perros, el veterinario Sebastián Jiménez explica que tienen buenos efectos en la limpieza de los dientes y también son un buen aporte de calcio; eso sí, recomienda huesos grandes que al perro le cueste triturar. “Hay que evitar los huesos de pollo cocidos, porque esos se pueden astillar con más facilidad y lastimarles el esófago o el estómago”, dice.

Claves para elegir un buen alimento

Fijarse en la calidad de la proteína. “Es muy diferente nutricionalmente un alimento que está hecho con la proteína misma del animal (salmón, pechuga de pavo o pollo, carne de conejo, etc.) a que esté hecho a base de subproductos (plumas, patas, huesos, etc.)”, explica María Jesús Baraona, de Vitanimal.

Fijarse en la cantidad de carbohidratos. “Si bien son necesarios, no deben ser en cantidades elevadas ya que pueden hacerlos engordar y producir otros problemas”, dice la especialista.

A nivel mundial hay consenso de las empresas productoras de alimento para perros y gatos de disponer los ingredientes en orden de mayor a menor según la cantidad que se utilizó. Los primeros 5 ingredientes son los más importantes y en los que hay que fijarse para ver la calidad del alimento.

“No solo es necesario que el alimento contenga todos los nutrientes esenciales, sino que estos deben estar en las proporciones adecuadas para evitar tanto las deficiencias como los excesos que puedan provocar la aparición de trastornos relacionados con la nutrición”, dice Jovanna Salazar, de Clínica Veterinaria Huellas.

Comidas prohibidas

“Hay varios alimentos que no son recomendables para perros y gatos porque pueden producir algún grado de intoxicación, como la cebolla, el ajo, los aliños en general o el exceso de grasa. La palta también, aunque es más tóxica para pájaros, y el chocolate tampoco es recomendable”, explica el veterinario Sebastián Jiménez.

Seguir leyendo